Senador Hawley exige que se investigue desaparición de 85,000 menores extranjeros no acompañados

Por Caden Pearson
29 de Abril de 2023 9:19 AM Actualizado: 29 de Abril de 2023 9:19 AM

El senador republicano, Josh Hawley, exigió a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) que investigue la explotación de miles de niños extranjeros no acompañados que se han visto envueltos en operaciones de tráfico de menores y trabajo infantil.

Los datos de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos revelan que alrededor de 345,000 menores han cruzado la frontera sin compañía desde principios de 2021, cuando el presidente Joe Biden asumió el cargo. Un artículo del New York Times sugiere que el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) perdió el contacto con 85,000 de estos menores.

En una carta enviada el viernes al director del FBI, Christopher Wray, Hawley culpó de la situación a la relajación de las políticas de protección fronteriza de la administración Biden.

“La administración Biden es moralmente responsable de su destino. El presidente levantó las restricciones del Título 42 sobre los niños no acompañados a principios de 2021”, escribió (pdf). “Los informes revelan que el HHS aflojó los procesos de investigación de antecedentes para los patrocinadores y tomó represalias contra los denunciantes que plantearon estas preocupaciones. Como resultado, miles de niños fueron entregados a traficantes de esclavos modernos”.

El senador por Missouri afirmó que, como resultado de las acciones del presidente, estos menores perdidos se ven obligados a trabajar en fábricas en condiciones de castigo, se les niega la alimentación y la educación, temen por sus vidas y sufren violencia sexual.

“En un país que dice valorar el Estado de derecho y la protección de los niños, esto es inconcebible”, añadió Hawley.

Xavier Becerra niega el número de niños desaparecidos

A finales de marzo, el secretario de Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), Xavier Becerra, negó tener conocimiento de la afirmación de que 85,000 menores no acompañados estaban en paradero desconocido.

“Nunca he oído esa cifra de 85,000, no sé de dónde sale y (…) así que diría que no parece en absoluto realista, y lo que hacemos es intentar hacer el mejor seguimiento posible de estos niños”, dijo Becerra ante la Comisión de Finanzas del Senado.

“El Congreso nos ha otorgado ciertas competencias. Nuestras competencias terminan cuando hemos encontrado un padrino adecuado para el niño. Intentamos hacer un seguimiento, pero ni el niño ni el patrocinador están obligados a hacerlo”, añadió Becerra.

Además de instar al FBI a organizar un esfuerzo “a gran escala” para localizar a los niños desaparecidos y llevar ante la justicia a los criminales que los retienen en la esclavitud moderna, Hawley también exigió una investigación sobre el HHS y el Departamento de Seguridad Nacional.

“El FBI también debe investigar al HHS y al Departamento de Seguridad Nacional por su papel en facilitar la explotación de estos niños, violando la ley”, escribió Hawley.

“El maltrato generalizado de los niños migrantes viola claramente tanto la Ley de Normas Laborales Justas, que prohíbe el abuso de los trabajadores menores de edad, y la Ley de Protección de Víctimas de Tráfico, que designa los delitos de trata de seres humanos como delitos federales”, escribió Hawley.

Hawley exigió un “informe completo” de prioridad del FBI antes del 25 de mayo.

Denunciante

A principios de esta semana, una denunciante del HHS testificó ante el Congreso sobre cómo el gobierno federal está actuando como “intermediario” de una “operación multimillonaria de tráfico de niños”.

La denunciante, Tara Lee Rodas, compareció como testigo en la reunión “La crisis fronteriza de Biden: Explotación de menores extranjeros no acompañados”, celebrada por el Subcomité Judicial de la Cámara de Representantes sobre Integridad, Seguridad y Cumplimiento de la Ley de Inmigración.

La testigo afirmó que los menores no acompañados llevan casi una década “sufriendo en las sombras” del sistema de inmigración estadounidense.

“Tengo que confesar que no sabía nada de su sufrimiento hasta 2021, cuando me ofrecí voluntaria para ayudar a la administración Biden con la crisis en la frontera sur como parte de la operación Artemis”, dijo Rodas en la audiencia.

La denunciante dijo que fue desplegada para ayudar a la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR) del HHS a reunir a los menores no acompañados con patrocinadores adultos en Estados Unidos.

“Pensé que iba a ayudar a colocar a los niños en hogares acogedores. En cambio, descubrí que los niños son objeto de trata a través de una sofisticada red que comienza con el reclutamiento en el país de origen, el contrabando a la frontera de Estados Unidos, y termina cuando la ORR entrega un niño a un patrocinador —algunos patrocinadores son criminales y traficantes y miembros de organizaciones criminales transnacionales, algunos patrocinadores ven a los niños como mercancías y activos que se utilizarán para obtener ingresos”.

Rodas testificó que, en algunos casos, fue testigo de cómo se permitía a los padrinos adultos acoger a “10, 20, 30 y 40” niños sin ninguna preocupación por parte del HHS.

“Vi a padrinos intentando apadrinar simultáneamente a niños de varios sitios de la ORR a la vez. Vi a patrocinadores utilizar múltiples direcciones para obtener el patrocinio de niños y vi numerosos casos de niños en servidumbre por deudas, y el niño sabía que tenía que permanecer con el patrocinador hasta que se pagara la deuda”, dijo la denunciante.

El jueves, la senadora Marsha Blackburn (R-Tenn.) escribió a Becerra exigiendo respuestas sobre las afirmaciones del denunciante.

“Estoy profundamente preocupada por los recientes informes de que el Departamento de Salud y Servicios Humanos ha manejado mal a los niños migrantes no acompañados al colocarlos con patrocinadores no seleccionados, lo que ha llevado a su explotación y trabajo forzoso”, escribió Blackburn.

The Epoch Times se puso en contacto con el HHS para pedirle comentarios.

Los expertos han descrito esto como el “lado feo” de apoyar a los llamados “dreamers (soñadores)” que buscan venir a Estados Unidos, pero que se encuentran atrapados en lo que se ha descrito como esclavitud moderna.

El número de niños no acompañados que entran en Estados Unidos se ha triplicado durante la administración Biden. Según los expertos, esto ha llevado a un aumento en el tráfico de mano de obra infantil, así como en el abuso y la negligencia.

En los dos primeros años de la presidencia de Biden, casi 300,000 menores no acompañados llegaron a la frontera y fueron liberados en el interior de Estados Unidos con patrocinadores adultos. Sin embargo, solo un pequeño porcentaje de estos patrocinadores eran parientes biológicos de los niños.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.