Senador Hawley pide a la ONU que condene a China por violación al Tratado de Hong Kong de 1984

Por Mark Tapscott
22 de Noviembre de 2019 Actualizado: 22 de Noviembre de 2019

Citando la “urgente y cada vez peor situación en Hong Kong”, el senador Josh Hawley (republicano) pidió al embajador de Estados Unidos en la ONU, Kelly Craft, que considerara la posibilidad de presentar una resolución en la asamblea mundial condenando la violación por parte de China del tratado de 1984 que rige la antigua colonia británica.

“Para proteger las vidas de quienes defienden sus libertades básicas, creo que ha llegado el momento de considerar la introducción de una resolución de las Naciones Unidas para condenar y responsabilizar a la República Popular China (RPC) por sus aparentes violaciones a los tratados”, dijo Hawley en una carta a Craft que se hizo pública el 20 de noviembre.

Hawley se refería a la Declaración Conjunta Chino-Británica de 1984 que puso fin al estatus colonial de Hong Kong y lo devolvió a China bajo el principio de “un país, dos sistemas”.

El acuerdo, que China y Gran Bretaña registraron en la ONU como tratado internacional, protege a Hong Kong como “región administrativa especial” contra la imposición del sistema marxista de la China comunista, preservando así su economía capitalista y elementos clave de las libertades civiles occidentales, incluidas las libertades de expresión y reunión.

Sin embargo, un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China declaró en 2017 que “ahora Hong Kong ha vuelto al abrazo de la madre patria durante 20 años, la Declaración Conjunta Chino-Británica, como documento histórico, ya no tiene ningún significado práctico, y no es en absoluto vinculante para la gestión del gobierno central sobre Hong Kong”.

Hawley citó las respuestas cada vez más violentas de las autoridades de Hong Kong a las continuas protestas que estallaron este año contra un proyecto de ley que permite que las personas detenidas en Hong Kong sean trasladadas a la China continental para ser juzgadas.

“Durante cinco meses, Beijing y su representante ejecutivo en Hong Kong han intentado alterar el estatus de la ciudad y restringir las libertades de sus ciudadanos, en aparente violación de la Ley Fundamental de Hong Kong y la Declaración Conjunta de 1984”, escribió Hawley.

“El ejecutivo de Hong Kong ha autorizado la fuerza violenta contra manifestantes desarmados, ha restringido radicalmente el derecho de los ciudadanos a reunirse pacíficamente, ha intervenido en la selección de candidatos al Consejo de Distrito, ha prohibido ilegalmente el uso de máscaras faciales y ha asediado repetidamente a las universidades de Hong Kong”, agregó Hawley.

Como resultado, Hawley dijo a Craft que cree que “deberíamos considerar pedirle al Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas (UNCAT), que revisó el trato del gobierno chino a los manifestantes durante el Movimiento Paraguas 2014, que investigue el trato actual de Beijing y el trato que sus representantes dan a los manifestantes en Hong Kong”.

El informe de la UNCAT sobre las protestas de 2014 expresaba preocupación por “los constantes informes sobre el uso excesivo de gas lacrimógeno, porras y aerosoles contra los manifestantes durante la protesta de 79 días del llamado movimiento ‘paraguas’ u ‘ocupación’ en 2014”.

“También le preocupan los constantes informes de que la policía recurrió a la violencia contra más de 1,300 personas y que, posteriormente, unas 500 fueron ingresadas en hospitales”.

“El comité expresa su preocupación por las acusaciones de amenazas de violencia sexual y agresiones por parte de la policía a los manifestantes mientras seguían las instrucciones de abandonar la escena”, añadió.

Hawley ha estado entre los defensores más enérgicos del Senado por los manifestantes de Hong Kong desde que viajó allí en septiembre y fue testigo de múltiples manifestaciones.

Fue uno de los co-patrocinadores originales de la Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong de 2019, aprobada por unanimidad por el Senado el martes. Una versión de la medida fue aprobada el 15 de octubre por la Cámara de Representantes.

La medida especifica que el Secretario de Estado de Estados Unidos debe informar anualmente al Congreso sobre si Hong Kong sigue siendo autónomo de las autoridades chinas continentales, tal y como exige su estatus comercial especial con Estados Unidos.

Hawley también introdujo la “Hong Kong Be Water Act” (Ley de agua de Hong Kong), que congelaría los activos financieros de los funcionarios que violan las libertades civiles de los ciudadanos de Hong Kong.

La frase “Be Water” (se agua) recuerda lo que Hawley dijo al Senado que escuchó durante su visita en septiembre de los manifestantes que dijeron que tenían que ser fluidos y moverse rápidamente cuando se enfrentaban a la policía.

*****

Video relacionado

¿Terminará Hong Kong como la Plaza de Tiananmen?

TE RECOMENDAMOS