Senadores presentan proyecto de ley que obliga a universidades revelar vínculos financieros con Beijing

Por Cathy He
12 de Mayo de 2021 2:44 PM Actualizado: 12 de Mayo de 2021 2:44 PM

Los legisladores presentaron recientemente un proyecto de ley que obligaría a las universidades estadounidenses a revelar sus vínculos financieros con el régimen chino, incluidos los Institutos Confucio, como requisito para poder recibir estudiantes internacionales.

El proyecto de ley, presentado por el senador Chuck Grassley (R-Iowa), haría de esta revelación una condición para que una universidad pueda formar parte del Programa de Estudiantes y Visitantes de Intercambio, que proporciona la aprobación para que las escuelas inscriban a estudiantes con visa de no inmigrante.

“La pieza central de este proyecto de ley es la divulgación y la transparencia”, dijo Grassley en el pleno del Senado el 10 de mayo. “Si las universidades quieren visas para sus estudiantes extranjeros, primero tendrán que revelar sus vínculos con el gobierno chino”.

El proyecto de ley llega en medio de un mayor control sobre la influencia del régimen chino en los campus estadounidenses. Una investigación realizada en 2020 por el Departamento de Educación descubrió que las universidades recibieron casi 1500 millones de dólares en contratos y regalos de China entre 2014 y 2020.

“El régimen comunista representa una grave amenaza para la investigación estadounidense, así como una influencia indebida en nuestros campus universitarios”, dijo Grassley en una declaración del 5 de mayo.

Uno de los instrumentos de la influencia de Beijing son los Institutos Confucio. Anunciados como centros de lengua y cultura china, los institutos son duramente criticados por promover la propaganda de Beijing y reprimir la libertad académica en las universidades del país.

A través de los Institutos Confucio, entre 2006 y 2019, el régimen chino aportó más de 158 millones de dólares a unas 100 universidades estadounidenses, según un informe del subcomité de investigaciones del Senado estadounidense de 2019 (pdf). Actualmente hay 47 Institutos Confucio en el país, según la Asociación Nacional de Académicos (NAS).

“Esta legislación arrojará luz sobre cualquier negocio extraño que el gobierno chino esté tratando de practicar en nuestros campus bajo el disfraz de Institutos Confucio y cualquier vínculo financiero entre nuestras instituciones educativas y el régimen comunista”, dijo Grassley en la declaración.

La legislación propuesta codificará efectivamente una propuesta de política de la era Trump que fue automáticamente rescindida cuando el presidente Joe Biden asumió el cargo, porque la norma propuesta no se formalizó a través de procesos regulatorios antes del final del mandato del expresidente.

El año pasado, el gobierno de Trump designó el centro estadounidense del Instituto Confucio, con sede en Washington, como una misión extranjera. El entonces secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo que la medida era un reconocimiento del papel del centro en “el avance de la propaganda global de Beijing y la campaña de influencia maligna en los campus de Estados Unidos”.

El senado aprobó en marzo un proyecto de ley que obligará a las universidades anfitrionas a tomar el control total de los Institutos Confucio o a perder su financiación federal.

En los últimos años, decenas de Institutos Confucio cerraron en todo el país. Sin embargo, en su lugar, muchas universidades se limitaron a establecer nuevas asociaciones con el régimen chino bajo un nombre diferente, según la NAS.

Siga a Cathy en Twitter: @CathyHe_ET


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.