Senadores quieren actualización de sistema de clasificación de televisión ante contenido LGBT para niños

Por Bill Pan
05 de Mayo de 2022 2:32 PM Actualizado: 05 de Mayo de 2022 2:32 PM

A raíz de la reacción popular contra el esfuerzo de Disney por inyectar el activismo LGBTQ en los programas infantiles, un grupo de senadores republicanos pide que se actualice el sistema de clasificación de la televisión estadounidense para ayudar mejor a los padres a evitar la exposición de sus hijos a “contenidos perturbadores”.

Las Directrices Parentales de Televisión, creadas por primera vez en 1996, son un sistema voluntario de directrices que utilizan las familias estadounidenses para determinar si un programa concreto es apropiado para la edad de sus hijos. Su contenido es supervisado por el Consejo de Supervisión de las Directrices Parentales de Televisión, que está formado por representantes de las industrias de la radiodifusión y la creación, así como por los de grupos de interés público de terceros.

En una carta (pdf) dirigida al presidente de la Junta, Charles Rivkin, director ejecutivo de la Asociación Cinematográfica, los senadores sostienen que es inminente la necesidad de actualizar las Directrices Parentales de Televisión porque se promueven “agresivamente” temas de naturaleza sexual en programas destinados a los niños.

Los senadores señalaron específicamente un video que se ha hecho viral en las redes sociales, en el que Karey Burke, presidenta de contenidos generales de entretenimiento de Disney, dijo en una videollamada a toda la compañía que quiere “muchos, muchos, muchos personajes LGBTQIA+ en nuestras historias”.

“La disforia de género se ha convertido en algo sensacionalista en los medios de comunicación populares y en la televisión con activistas radicales y empresas de entretenimiento”, dice la carta. “Esta sensación radical y sexual no solo perjudica a los niños, sino que también desestabiliza y daña los derechos de los padres”.

Los senadores también señalaron la postura de Disney contra la nueva ley de educación de Florida, que prohíbe la discusión en las aulas sobre la orientación sexual o la identidad de género en los grados K-3. La disputa le ha costado a Disney un estatus especial que permitía a la compañía una exacción fiscal, construir carreteras y controlar los servicios públicos en su extensa propiedad en Florida.

“A la luz de las preocupaciones legítimas de los padres sobre el contenido de la orientación sexual y la identidad de género en los programas de televisión para niños, esperamos que la junta cumpla con su responsabilidad de actualizar las Directrices Parentales de Televisión para reflejar estas preocupaciones”, escribieron los senadores, añadiendo que quieren una respuesta en dos semanas.

La carta está encabezada por el senador Roger Marshall (R-Kan.), que forma parte del subcomité del Senado para la Infancia y la Familia. A él se unen los senadores Mike Lee (R-Utah), Mike Braun (R-Ind.), Steve Daines (R-Mont.) y Kevin Cramer (R-N.D.).

Aunque no se menciona en la carta, la indignación pública contra Disney también fue alimentada en parte por otro video, en el que la productora ejecutiva Latoya Raveneau dijo en una reunión interna que estaba impulsando una “agenda gay nada secreta” y que nadie en la empresa intentó impedirlo.

“En mi pequeño bolsillo de Proud Family Disney TVA, los directores de programas fueron súper receptivos… a mi agenda gay nada secreta”, dijo en el clip obtenido por el periodista y cineasta Christopher Rufo. Raveneau es la directora de la próxima serie de animación “The Proud Family: Louder and Prouder”, un reboot del clásico de principios de los 2000 “The Proud Family”.

“Sentí que tal vez era así en el pasado, pero supongo que algo debe haber sucedido: están cambiando, están yendo con fuerza”, dijo Raveneau, y agregó que ella estaba “simplemente, donde podía, agregando cosas queer” y “nadie me detenía, nadie intentaba detenerme”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.