Senadores republicanos piden a Trump quitar beneficios nucleares y reanudar sanciones contra Irán

Por Mark Tapscott
07 de Enero de 2020 7:06 PM Actualizado: 07 de Enero de 2020 7:06 PM

WASHINGTON: El senador republicano Lindsey Graham, de Carolina del Sur, y Ted Cruz, de Texas, se unieron a la representante Liz Cheney (R-Wyo.) para pedirle al presidente Donald Trump que retire las exenciones de los proyectos de energía nacionales iraníes, en virtud del acuerdo nuclear de Estados Unidos con Irán, y volver a imponer duras sanciones internacionales contra Teherán.

“El domingo, Irán se retiró del catastrófico acuerdo nuclear entre Obama e Irán, que han explotado durante mucho tiempo para construir sus instalaciones nucleares”, dijeron los legisladores republicanos en un comunicado conjunto publicado el 6 de enero.

“No hay más pretensiones. Irán ha dejado muy claro que solo están tratando de esperar a que termine la administración Trump y, entre otras cosas, asegurar el fin del embargo de armas, que expirará en octubre de 2020. Estados Unidos no gana nada fingiendo lo contrario”, dijeron en el comunicado.

Cruz y Graham son miembros del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, mientras que Cheney es miembro del Comité de Servicios Armados de la Cámara.

Refiriéndose al acuerdo conocido formalmente como el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA), negociado por el expresidente Barack Obama y el entonces secretario de Estado John Kerry, los legisladores señalaron dos acciones que creen que Trump debería tomar lo antes posible:

“Primero, el presidente Trump debería poner fin de inmediato a todas las exenciones civiles y nucleares. En segundo lugar, debería ordenar a nuestros diplomáticos que invoquen la retracción de las Naciones Unidas para restablecer las sanciones y restricciones internacionales contra Irán”.

Las sanciones “snapback” (retracción) son las que estaban vigentes a través de las Naciones Unidas cuando se firmó el JCPOA en 2015. Estaban dirigidas a los esfuerzos de investigación y desarrollo nuclear de Irán.

El JCPOA incluyó una disposición que renovaría las sanciones, en caso de que Irán violara el acuerdo y al menos una de las otras naciones que entraron en el acuerdo se opusiera. Además de Estados Unidos, los firmantes incluyeron Gran Bretaña, Francia, Alemania, Rusia y China.

Las exenciones a los proyectos son cruciales para la capacidad de Irán de continuar el desarrollo de tres proyectos.

El Proyecto Fordow es una instalación subterránea de enriquecimiento que está claramente destinada a ser utilizada como un recurso de armas nucleares, en violación del JCPOA, según los tres legisladores.

Bajo el JCPOA, los negociadores de Irán acordaron que el proyecto se convertiría en un centro de investigación, para el cual sus centrifugadoras, utilizadas en el enriquecimiento de uranio, ya no serían útiles.

“Irán incumplió la obligación de convertir completamente la instalación y a principios de este mes inyectó uranio en las centrífugas allí”, dijeron los tres, en un comunicado del 18 de noviembre de 2019.

El reactor Arak es un reactor de agua pesada capaz de producir suficiente plutonio para completar al menos un arma nuclear anualmente. Bajo el JCPOA, Irán dijo que rediseñaría el reactor para reducir sus capacidades.

“Sin embargo, el jefe nuclear de Irán alardeó de que el proyecto puede revertirse fácilmente porque Irán importó en secreto partes ilícitas, permitiéndole revertir rápidamente todos los cambios”, dijeron los legisladores el año pasado.

El JCPOA permite que el Reactor de Investigación de Teherán use uranio importado que haya sido altamente enriquecido para su uso en actividades dedicadas exclusivamente al desarrollo de tecnología de energía nuclear civil, tal como se define en el Tratado Internacional de No Proliferación Nuclear (TNP).

Pero los tres legisladores señalaron, en su declaración de noviembre de 2019, que la administración Trump confirmó al Comité de Relaciones Exteriores del Senado en mayo de 2018 que “la posición de Irán, como Estado no poseedor de armas nucleares que es parte del TNP, no puede describirse como ‘buena’”.

Tanto la administración de Obama como la de Trump emitieron exenciones que cubren los tres proyectos, luego de la adopción del JCPOA. Sin embargo, Trump no eliminó las exenciones, después de anunciar en 2018 que Estados Unidos ya no reconoce el JCPOA.

Cruz, Graham y Cheney presentaron proyectos de ley en contra de las exenciones en noviembre de 2019.

“Estados Unidos debe revocar las exenciones para los proyectos ‘civiles-nucleares’ establecidos por el acuerdo nuclear del presidente Obama. Estas exenciones legitiman la infraestructura nuclear ilícita de Irán, incluso mientras el régimen continúa en una senda de escalada nuclear en sitios como el búnker Fordow, donde Irán reanudó recientemente el enriquecimiento de uranio”, dijo Cheney en noviembre.

Póngase en contacto con Mark Tapscott en [email protected]

Descubre

¿Cuántos países realmente comunistas hay en el Mundo?

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.