Senadores republicanos presionan al Departamento de Justicia para combatir el espionaje del PCCh

Por Andrew Thornebrooke
24 de Marzo de 2022 7:21 PM Actualizado: 24 de Marzo de 2022 7:21 PM

Un grupo de cinco senadores republicanos envió una carta al fiscal General de Estados Unidos, Merrick Garland, el 24 de marzo, en la que le pedían reconocer formalmente y volver a dar prioridad a la amenaza que representan para la seguridad nacional los empeños del régimen comunista chino por realizar espionaje en contra de Estados Unidos.

Los senadores, encabezados por Marco Rubio (R-Fla.), escribieron que Estados Unidos podría no ser capaz de combatir de manera eficaz las medidas de represión internacional del Partido Comunista Chino (PCCh), debido a la reciente decisión de la administración Biden de poner fin a la “Iniciativa China” del Departamento de Justicia (DOJ), una campaña antiespionaje de la era Trump.

“A pesar de este momento crítico y de lo mucho que está en juego, el Departamento de Justicia optó por disolver su Iniciativa China en favor de una vaga ‘Estrategia para contrarrestar las amenazas de los Estados-Nación’ que parece equiparar las amenazas únicas y exhaustivas del PCCh a las amenazas de otros Estados-Nación”, escribieron los senadores.

“Queda por ver qué políticas y acciones concretas surgirán de esta estrategia, y su adecuación al desafío actual. Instamos al Departamento de Justicia a que reconozca formalmente y vuelva a dar prioridad a la amenaza que representa el PCCh para la seguridad nacional de Estados Unidos, y le pedimos que reconsidere su decisión de disolver la Iniciativa China”.

La Iniciativa China fue acusada por grupos de derechos humanos de prejuicios raciales, pero una investigación interna sobre las acusaciones no encontró prueba de ello. Sin embargo, se puso fin al programa para evitar lo que el fiscal general adjunto, Matthew Olsen, calificó como una “percepción perjudicial” de parcialidad.

La decisión del mes pasado de finalizar el programa sin pruebas de irregularidades fue criticada como una muestra de debilidad por parte de algunos legisladores republicanos.

Además, la carta llega una semana después de que el Departamento de Justicia revelara tres casos de espionaje reveladores que describían presuntas operaciones del PCCh para acechar, acosar, intimidar e incluso atacar a disidentes étnicos chinos en territorio estadounidense.

Las víctimas en esos casos incluyeron a un veterano del ejército de EE. UU. que se postuló para el Congreso, una patinadora olímpica estadounidense y un escultor de renombre mundial, los tres se habían pronunciado en contra de los abusos de los derechos humanos por parte del régimen.

Los senadores solicitaron que Garland y el Departamento de Justicia respondieran a cinco preguntas sobre la decisión de poner fin a la Iniciativa de China, incluyendo los cambios que estaba introduciendo en sus procedimientos de investigación tras la finalización de la iniciativa y cómo pensaba contrarrestar las operaciones del PCCh, que suele reclutar explícitamente en la diáspora china.

Para ello, los senadores solicitaron que se reimplementara la iniciativa e instaron a Garland que considere que contrarrestar la agresión comunista china no era lo mismo que ser parcial con las personas de origen chino.

“Combatir la amenaza del PCCh no debe confundirse con el sesgo hacia los chinos, y mucho menos hacia los estadounidenses de ascendencia china”, decía la carta. “En realidad, el PCCh no representa a ninguno de estos grupos de personas”.

“El PCCh no solo no representa al pueblo chino, sino que las principales víctimas del modelo totalitario de gobierno del PCCh son los propios chinos”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.