Senadores republicanos se pronuncian contra promesa de Trump de indultar a acusados del 6 de enero

Por Joseph Lord
12 de Septiembre de 2022 6:39 PM Actualizado: 12 de Septiembre de 2022 6:39 PM

Un grupo de senadores del Partido Republicano, liderado por el senador Lindsey Graham (R-S.C.), expresó su oposición a la sugerencia del expresidente Donald Trump de que perdonaría a los acusados del 6 de enero si volviera al Despacho Oval en 2025.

Trump ha denunciado en varias ocasiones el trato a los acusados del 6 de enero y ha insinuado la posibilidad de un indulto presidencial.

Durante una comparecencia el 1 de septiembre en el programa de Wendy Bell, una presentadora de radio conservadora, Trump dijo que perdonaría y pediría disculpas a sus partidarios que se han enfrentado a acciones legales tras el 6 de enero.

“Me refiero a indultos completos con una disculpa a muchos”, dijo Trump.

Varios miembros de su partido, sin embargo, han expresado su oposición a la propuesta.

En un reportaje del 12 de septiembre de The Hill, Graham dijo que los indultos para los acusados del 6 de enero son “una mala idea”.

“Los indultos se conceden a personas que admiten su mala conducta y se rehabilitan. No se supone que se utilicen para otros fines”, argumentó Graham.

El senador Kevin Cramer (R-N.D.), un aliado de Trump, estuvo de acuerdo.

“No creo que los posibles candidatos deban hacer de los indultos una promesa”, dijo Cramer a The Hill. “Es algo problemático para mí a nivel moral y ético, algo así como prometer otros regalos a individuos particulares. Prefiero evitar ese tipo de cosas”.

“Si fuera elegido, tendría la capacidad constitucional de hacerlo”, dijo el senador Mike Rounds (R-S.D.) sobre los posibles indultos. “No estaría de acuerdo con ello. Creo que hubo insurrección y creo que esta gente debe ser castigada”.

“Yo estuve allí. Esto fue realmente violento. Hubo heridos y muertos. Tengo muy poca piedad con los individuos que participaron en esa actividad ese día”, dijo Rounds a The Hill.

“Las únicas personas que son indultadas son las que están acusadas de delitos. Si se les acusa de delitos, deben ser procesados como todos los demás”, dijo a The Hill el representante republicano del Senado John Thune. “Se aplica el estado de derecho. Si la gente violó las leyes, debe rendir cuentas”.

El senador Mitt Romney (R-Utah) también se ha mostrado en contra de la propuesta.

“Los disturbios del 6 de enero fueron un ataque al templo de la democracia, y las personas que violaron la ley, atacaron a nuestras fuerzas policiales y mancillaron el Capitolio de nuestra nación deben ser procesadas de acuerdo con la ley, y ciertamente no deben ser indultadas”, dijo Romney en el reporte de The Hill. “Es un comentario extremadamente inapropiado”.

Aunque Trump sigue siendo una fuerza influyente entre los republicanos del Senado, muchos senadores del GOP se han mantenido en silencio sobre la manifestación “Stop the Steal” del 6 de enero.

Trump se ha peleado públicamente con un puñado de republicanos del Senado —sobre todo con el líder de la minoría del Senado, Mitch McConnell (R-Ky.)— pero la mayoría ha estado ansiosa por evitar un tono demasiado crítico contra el expresidente debido a su continua influencia en el partido.

Preocupación por los acusados del 6 de enero

Los comentarios de Trump reflexionando sobre el indulto a varios acusados del 6 de enero encajan en un debate más amplio sobre el trato de estos detenidos.

En una entrevista con The Epoch Times, Cynthia Hughes, fundadora del grupo de defensa de los acusados del 6 de enero, Patriot Freedom Project, habló de las “despreciables” condiciones a las que se ha enfrentado su sobrino, un delincuente no violento detenido en la redada del DOJ de los acusados del 6 de enero después de la manifestación.

Tras ingresar en la cárcel de Washington en enero de 2021, el sobrino de Hughes, Tim Hale-Cusanelli, y otros acusados del 6 de enero fueron recluidos en régimen de aislamiento y solo se les permitía salir de sus celdas una hora al día, dijo Hughes.

Los acusados siguen “sin poder salir al exterior, sin poder ver el sol”, añadió. “Preveo que muchos tendrán graves problemas de salud”.

“Si tienen un problema médico, no acuden al médico”, continuó. “Tim ha tenido dos infecciones de oído muy graves, tan graves que le provocaron una hemorragia en el oído, y nunca pudo ver a un médico. Fue a ver a una enfermera, que le lavó el oído con peróxido y le dio penicilina”.

“Ahora tiene una grave pérdida de audición en ambos oídos”, añadió Hughes.

Hughes describió también otras condiciones a las que se enfrentan los detenidos.

Hasta “hace muy poco”, dijo Hughes, los detenidos que se reunían con sus abogados eran confinados en régimen de aislamiento durante dos semanas, supuestamente por precaución por el COVID-19. Sin embargo, Hughes juzgó que la medida tenía más intención de ser punitiva que otra cosa.

Los detenidos también se han enfrentado a otras humillaciones: “Muchos registros desnudos, sus celdas son saqueadas, se burlan de ellos, les hablan con desprecio, no se pueden enviar paquetes por correo [a los detenidos]”.

“Creo que lo más imporltante de todo lo que la gente debería saber: se les niegan los servicios religiosos”, añadió.

El indulto tiene algunos partidarios del GOP

Frente a voces prominentes como la de Graham y Romney, que se oponen a un indulto, no todos los republicanos del Senado se han apresurado a descartar la sugerencia.

El senador Josh Hawley (R-Mo.), uno de los aliados más consistentes de Trump en la cámara alta, dijo que apoyaría condicionalmente algunos indultos del 6 de enero para contrarrestar la amplia presión del Departamento de Justicia contra los participantes del 6 de enero.

“Vamos a ver cuáles elegiría hacer”, dijo Hawley en el reporte de The Hill. “No hay duda de que ha sido un esfuerzo procesal masivo”.

Hawley continuó, citando las preocupaciones sobre la amplia red lanzada por el DOJ desde que el gobierno federal comenzó a acorralar a los participantes del 6 de enero en 2021.

“Creo que la gente que cometió crímenes, particularmente crímenes violentos, en ese día debería ser procesada”, opinó Hawley. “Creo que la pregunta es: ¿hay personas que han quedado atrapadas en esta red de arrastre que, por ejemplo, no sabían que estaban invadiendo?”.

“Hay mucha preocupación sobre, francamente, el doble estándar de [el Departamento de Justicia] al perseguir a personas que, como mucho, pueden haber invadido una propiedad federal y ni siquiera sabían que lo habían hecho, frente a gente que, en los disturbios [Black Lives Matter], ha cometido delitos violentos y no ha sido procesada”, dijo. “Es innegable que existe un doble estándar “.

Manifestantes violentos frente a no violentos

El senador Ted Cruz (R-Texas), que se unió a Hawley en enero de 2021 para objetar la certificación de las listas electorales de los estados indecisos, expresó las mismas opiniones a The Hill, estableciendo una distinción entre los que perpetraron la violencia ese día y los que fueron pacíficos. Personas de ambos bandos han sido detenidas por el Departamento de Justicia desde 2021.

“Creo que hay una gran diferencia entre los actos de violencia y las protestas pacíficas. Los actos de violencia son inaceptables desde cualquier perspectiva política. La protesta pacífica está protegida por la Primera Enmienda de la Constitución”, dijo Cruz.

El Departamento de Justicia “hace la vista gorda” ante la violencia de los alborotadores y saqueadores que destruyeron comercios e incendiaron ciudades estadounidenses en 2020, pero la agencia apunta con entusiasmo a quienes se atreven a hablar del otro lado, dijo.

“Esta semana pasada se puso tan mal que Joe Biden, bañado en luz roja, decretó que la mitad de la nación es fascista porque se atreve a estar en desacuerdo con sus políticas socialistas”, dijo Cruz. “Lo que el Departamento de Justicia está haciendo, apuntando a los enemigos políticos de la Casa Blanca, es corrupto e increíblemente dañino”.

Muchos miembros del Partido Republicano en la Cámara de Representantes —sobre todo los representantes Marjorie Taylor Greene (R-Ga.), Andy Biggs (R-Ariz.) y Louie Gohmert (R-Texas)— han trabajado para llamar la atención sobre el trato que reciben los acusados del 6 de enero.

Varios republicanos de la Cámara que han defendido a estos acusados han distinguido a los delincuentes no violentos de los violentos. Debido a que los manifestantes técnicamente no tenían permiso legal para entrar en el Capitolio, muchos de los arrestados fueron acusados solo de allanamiento.

Los comentarios de Trump sobre posibles indultos no dejan claro si concedería un indulto general o indultos específicos que dependerían de la naturaleza de los delitos de los que se acusa a los acusados. En sus comentarios, Hawley y Cruz parecen sugerir que están a favor, o al menos no se oponen necesariamente, a los indultos para delincuentes no violentos.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.