“Sería ingenuo” asumir que el PCCh no interferirá en las elecciones, dice líder de panel sobre China

"Tenemos que estar súper vigilantes"

Por Eva Fu
06 de Febrero de 2024 1:59 PM Actualizado: 06 de Febrero de 2024 1:59 PM

Estados Unidos “sería ingenuo” si supusiera que el Partido Comunista Chino (PCCh) no intentará interferir en las elecciones de 2024, según el líder de un comité de la Cámara de Representantes sobre la competencia estratégica con el régimen.

El representante Raja Krishnamoorthi (D-Ill.), el demócrata de mayor rango en el Comité Selecto sobre el PCCh, señaló en un panel de Semafor del 5 de febrero que el régimen chino ha desarrollado un “enfoque muy, muy sofisticado del poder del discurso”.

Los deepfakes —la manipulación de la apariencia facial mediante inteligencia artificial (IA) para crear y refinar contenidos falsos— no es más que una de las tecnologías que Beijing intenta emplear para interferir políticamente en Taiwán y en otros lugares, afirmó.

“Creo que seríamos ingenuos si pensáramos que el PCCh o actores alineados con el PCCh no intentarán utilizar parte de esta tecnología aquí en Estados Unidos”, dijo el representante a los asistentes, sugiriiendo que Beijing podría difundir su influencia a través de anuncios en las redes sociales, como en TikTok, propiedad de China, que, según datos recientes del Pew Research Center, se ha convertido en la principal fuente de noticias para un tercio de los estadounidenses menores de 30 años.

“Se puede ver fácilmente cómo ciertos contenidos que podrían ser críticos con un individuo en nuestro país o que podrían apoyar a otro individuo en nuestro país podrían ser manipulados”, dijo el líder del panel. “Vemos que ciertamente con respecto al contenido crítico o de apoyo al PCCh, es posible (…) eso está dentro de lo que pueden hacer”.

La preocupación por la injerencia electoral del PCCh se hizo patente con las recientes elecciones presidenciales de Taiwán. En las semanas previas al día de los comicios, el régimen intensificó la guerra verbal, amenazando con emplear el uso de la fuerza militar para anexionar la isla autogobernada. Al mismo tiempo envió globos sospechosos y un satélite que, según las autoridades taiwanesas, seguía una “trayectoria anormal”.

Las tensiones llegaron a tal punto que Washington advirtió a Beijing que no interviniera con su influencia en el proceso democrático de Taiwán, añadiendo que “Beijing será el provocador si decide responder con presión o coerción militar adicional”.

Al parecer, el líder comunista chino Xi Jinping había prometido al presidente Joe Biden de no interferir en las próximas elecciones presidenciales estadounidenses durante la reunión que mantuvieron en noviembre.

“Y nosotros creímos eso”, dijo el Sr. Krishnamoorthi, riendo entre dientes.

Tanto si se trata de apoyar a un candidato en detrimento de otro como de sembrar la discordia, “tenemos que estar muy atentos”, afirmó a continuación.

“Los taiwaneses fueron un modelo para vigilar cómo son las injerencias del PCCh en las redes sociales. Ellos fueron muy buenos a la hora de desenmascarar la desinformación, los ucranianos son muy buenos en esto hoy con respecto a los rusos, creo que podemos aprender lecciones de ellos con respecto a la potencial interferencia política o, peor aún, los ciberataques”, dijo el representante.

Estos ciberataques pueden plantear amenazas en el mundo real.

En una audiencia sobre ciberseguridad organizada la semana pasada por el Comité sobre China, el director del FBI, Christopher Wray, dijo a los legisladores que han desmantelado un importante grupo de piratas informáticos patrocinado por el Estado chino que tiene como objetivo infraestructuras críticas estadounidenses con la intención de interrumpir, degradar y destruir infraestructuras estadounidenses en caso de conflicto militar.

Los analistas y las evaluaciones de la comunidad de inteligencia dan peso a las preocupaciones del Sr. Krishnamoorthi.

Un informe desclasificado, que el Consejo Nacional de Inteligencia publicó en diciembre, afirma que los ciberactores chinos habían intentado inmiscuirse en las elecciones estadounidenses de mitad de mandato de 2022, tratando de socavar a determinados candidatos políticos y promocionar a otros.

Una campaña de influencia china consistió en denigrar de forma encubierta a un senador estadounidense utilizando cuentas no auténticas. Aunque el informe no revela que Beijing haya atacado infraestructuras electorales específicas, señala que los ciberagentes chinos han escaneado más de 100 dominios de partidos políticos estatales y nacionales de Estados Unidos. También se observó un mayor énfasis en los mensajes en inglés de China en TikTok sobre temas divisivos como el aborto, los tiroteos masivos y la inmigración.

El régimen ha mostrado “una mayor disposición a llevar a cabo actividades de influencia electoral que en ciclos anteriores”, señaló el informe.

Desde 2020, altos funcionarios chinos han emitido “amplias directivas” para intensificar los esfuerzos para cambiar la política y la opinión pública de Estados Unidos a favor del PCCh, dando a los operativos más libertad para tales actividades antes de las elecciones de mitad de período de 2022, en parte porque “no esperaban que la administración actual tomara represalias tan severas como temían en 2020”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo clic aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.