Siete provincias chinas emiten restricciones por COVID-19 mientras Xinjiang reporta más casos

Por Nicole Hao
05 de Noviembre de 2020
Actualizado: 05 de Noviembre de 2020

Hasta la fecha las autoridades chinas publicaron información limitada sobre los nuevos casos de COVID-19 que surgieron recientemente en todo el país.

Los residentes de las provincias de Jiangxi, Sichuan, Henan, Zhejiang, Shanghai, Hebei y Guangdong describieron a The Epoch Times el estado de ansiedad que sufren a medida que los gobiernos locales imponen estrictas restricciones de viaje y medidas de cuarentena.

Xinjiang

En la región más occidental de Xinjiang, las autoridades anunciaron al menos 116 nuevas infecciones del virus del PCCh el 3 de noviembre, muchas más que el puñado de casos que confirmaron días antes.

Aunque el gobierno de Xinjiang afirma que todas las nuevas infecciones se produjeron entre residentes locales que estaban aislados en centros de cuarentena, con poca información transparente, los residentes se muestran escépticos del relato de las autoridades.

Después de que el virus estalló y se propagó a principios de 2020, la región experimentó una segunda oleada en julio y una tercera ola apareció a finales del mes pasado.

El centro de cuarentena improvisada de Midong en la ciudad de Urumqi, Xinjiang, China, el 29 de octubre de 2020. (Captura de Pantalla/Twitter)

Tres vídeos del centro de cuarentena improvisado de Midong en la ciudad de Urumqi, la capital de la región, están circulando ampliamente en las redes sociales.

El centro está compuesto por pequeños contenedores al aire libre, con una persona confinada en cada habitación. Durante todo el período de cuarentena de 14 días, se prohíbe a la gente salir de sus habitaciones, las que son cerradas por el personal desde el exterior.

Cada habitación tiene una puerta y dos pequeñas ventanas detrás de rejas de hierro. Dentro de la habitación hay una zona de ducha y baño acordonada con cortinas, una cama de tamaño único, una mesa pequeña con dos taburetes de plástico, una tetera eléctrica, la pala y una escoba.

La gente debe pagar por su estancia en los centros de cuarentena.

Personal con atuendo protector en un lugar de pruebas de ácido nucleico COVID-19 en un hotel cerca del Gran Salón del Pueblo en Beijing, el 22 de octubre de 2020. (Kevin Frayer/Getty Images)

Restricciones

El 30 de octubre, unos ciudadanos chinos de la ciudad de Langzhong, en la provincia de Sichuan, dijeron que el Hotel Internacional Jinyuan Zhangfei estaba cerrado ese día, sin que nadie pudiera salir, incluidas las personas que habían visitado el restaurante del lugar.

Un huésped varón que había venido de la ciudad de Xiamen, en la provincia de Fujian, en el sudeste de China, fue identificado como un contacto cercano de un paciente diagnosticado con COVID-19. Él se quedó en el hotel durante dos días, informó por teléfono a The Epoch Times el personal del hotel.

“Todos nuestros empleados y huéspedes se hicieron la prueba [de COVID-19] ayer”, dijo un recepcionista del hotel. “Todos dimos negativo”.

“Al huésped se lo llevaron los funcionarios ayer y no sabemos dónde está”, dijo un empleado del restaurante del hotel.

Los funcionarios de Sichuan aún no dan a conocer información relacionada; la provincia de Fujian tampoco ha anunciado ninguna nueva infección doméstica en los últimos días.

A su vez un hombre de 49 años de la ciudad de Guixi, en la provincia de Jiangxi, fue identificado como portador asintomático el 27 de octubre.

El portador estaba previamente infectado pero que luego se recuperó totalmente, dijo a The Epoch Times en una entrevista telefónica, un hombre de la localidad que trabaja en la misma fábrica que la persona contagiada. Es posible que haya recaído, dijo.

“Él [el hombre COVID-positivo] fue aislado por los funcionarios y todo el edificio donde vive fue cerrado completamente”, añadió. El entrevistado habló en condición de anonimato por temor a las represalias de las autoridades.

Un cierre completo impide a todos los residentes de un edificio salir de sus casas durante al menos dos semanas. Están obligados a comprar lo que necesiten por Internet o a través de canales autorizados por el gobierno local.

Un oficial de policía paramilitar hace guardia en Beijing el 1 de mayo de 2020. (Kevin Frayer/Getty Images)

El 31 de octubre, los funcionarios de la ciudad de Bazhou, en la provincia de Hebei, dijeron que buscaban a personas que habían tomado un tren específico el 23 de octubre, porque habían identificado a un pasajero como portador asintomático. Ellos publicaron algunos datos de identificación de los pasajeros y sus apellidos.

Las autoridades los identificaron como personas que habían estado en contacto con el portador y les dijeron que se presentaran en el centro de control de enfermedades de la ciudad de Bazhou.

El 29 de octubre, el gobierno local del condado de Puyang, en la provincia de Henan, en el centro de China, anunció que un hombre de la localidad fue identificado como portador asintomático. Los ciudadanos de la zona postearon algunos videos que mostraban que el complejo residencial local donde él vivía estaba cerrado.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

¿Por qué China se comporta de forma contraria al resto del mundo?

TE RECOMENDAMOS