Sobrevivientes de terremoto reportan sus asombrosos sentimientos al estar en “el más allá”

Por La Gran Época
18 de Junio de 2019 Actualizado: 20 de Junio de 2019

El 28 de julio de 1976, el monstruoso terremoto de Tangshan causó más de 240.000 muertos y 160.000 heridos graves. Los médicos en China hicieron estudios de casos acerca de los sobrevivientes, la mayoría de ellos estuvieron enterrados bajo los escombros de edificios derrumbados, para tratar de averiguar si habían tenido experiencias cercanas a la muerte, y de ser así, cómo se sintieron. Los resultados fueron publicados en la revista Medicina Popular, Número 5 (1993).

Según recuerdan más de la mitad de los sobrevivientes, durante el tiempo que estuvieron en peligro, no sólo no tuvieron miedo, sino que por el contrario sus mentes estaban claras y tranquilas.

En tan peligrosa situación, no hubo pánico; algunas personas incluso tuvieron sentimientos de felicidad y pensamientos que pasaban rápidamente a través de su mente. Les llegaron muchos pensamientos diferentes.

En ese momento, las cosas que habían sucedido en sus vidas anteriores se mantuvieron parpadeando de nuevo como una película y las escenas eran en su mayoría de felicidad.

Ruinas de una fábrica de Tangshan (Crédito: China Photos/Getty Images)

Los recuerdos eran de momentos divertidos durante la infancia, ceremonias de bodas, logros y reconocimientos de trabajo. A este fenómeno se le llama retrospección de vida o “recuerdo completo a gran escala”.

Aún más extraño, cerca de la mitad de las personas tuvieron la sensación y conciencia de que su alma había salido del cuerpo. Algunas de ellas asociaron esto con “el alma que abandona el cascarón”.

Hicieron hincapié en que habían sentido que sus capacidades sobrenaturales estaban en otra dimensión fuera de sus cuerpos, y no dentro de sus cerebros. Pensaban que sus cuerpos físicos no tenían estas habilidades ni tampoco la capacidad de pensar.

Un tercio de las personas tenía la sensación extraña de estar dentro de un tubo o pasar a través de un túnel. A veces, se acompañaba con ruidos fuertes y la sensación de ser empujado y comprimido.

Ellos lo llamaron “la experiencia del túnel”. Algunas personas tuvieron la sensación de llegar al final del túnel; vieron una luz y consideraron que “la luz vendría pronto”.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Pixabay)

Alrededor de un cuarto de los encuestados, experimentaron encontrar seres incorpóreos o fantasmas. La mayoría de estos seres insustanciales eran sus parientes que habían fallecido. Era como si hubieran ido juntos al otro mundo y allí siguieran viviendo. Además, también dicen haber visto amigos que aún vivían o incluso personas extrañas.

Parecía como si fuera una reunión. Estas figuras “como fantasmas”, a veces fueron descritas como estar en una especie de estado de “luz”. Algunas personas los miraban como si hubieran sido “transformadas”, de acuerdo a los conceptos de la religión.

Voluntarios chinos encienden velas en memoria de las víctimas del terremoto de Sichuan en el monumento de la Plaza Memoria al Terremoto de Tangshan durante una ceremonia el 21 de mayo de 2008. (Crédito: SimonLim/AFP/Imágenes Getty)

De los sobrevivientes del terremoto de Tangshan, los investigadores inquisitivos se acercaron con 81 encuestas útiles. Ellos clasifican las experiencias en 40 categorías: Mirando hacia atrás en la vida de uno, la separación de cuerpo y conciencia, sensación de ingravidez, sintiéndose extraño en su propio cuerpo, sensación de anormalidad, sensación de abandonar el mundo, sensación de su cuerpo unido con el universo, sensación de no existencia de tiempo y muchos más. La mayoría de estas personas experimentó dos o más sentimientos al mismo tiempo.

Aunque la encuesta a los sobrevivientes del horrible terremoto de Tangshan sólo produjo 81 estudios de casos útiles en los que tuvieron experiencias cercanas a la muerte (ECM), se trata de la mayor cantidad de datos recogidos entre todas las investigaciones sobre ECM en el mundo.

Después de su “regreso de la muerte”, la mayoría de estas personas recuerdan claramente sus experiencias cercanas a la muerte, incluso después de diez o veinte años.


Estas personas despertaron hablando un idioma diferente

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Muchas personas están leyendo La Gran Época más que nunca, pero pueden ser aún más. Comparte este artículo en Facebook y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS