Socialistas se alistan para completar su toma de control de Los Ángeles este noviembre

Por James Breslo
27 de Septiembre de 2022 3:28 PM Actualizado: 29 de Septiembre de 2022 12:08 PM

Después de que los ciudadanos de Los Ángeles no consiguieran reunir suficientes firmas para poner en la papeleta de noviembre la destitución del fiscal del distrito, George Gascón, él tiene casi asegurado al menos otros dos años en el cargo. Además están en la papeleta otros candidatos afines a Gascón, y también es probable que ganen.

Si la revocación de Gascón hubiera llegado a la papeleta, su revocación sería casi segura. El tema estaba claro. La delincuencia ha aumentado dramáticamente en Los Ángeles en los últimos dos años (los robos de vehículos aumentaron un 40%, los homicidios un 50% y los robos a mano armada un 60%). Es bastante fácil ver que la causa es el enfoque “equitativo” de Gascón en la lucha contra la delincuencia, sin fianzas, con reducción de penas y liberación anticipada, donde los policías son los delincuentes y los delincuentes son las víctimas. Una encuesta reciente muestra que más de dos tercios de los que tenían una opinión apoyaban la destitución. Su homólogo socialista de San Francisco, Chesa Boudin, fue destituido por un margen igualmente amplio a principios de este año.

La pregunta relevante para hoy es, ¿cómo fue elegido Gascón en primer lugar? Él se presentó contra una mujer negra demócrata. Ella no era precisamente una fiscal de las de “punir a alguien con bronca”. Gascón arrasó gracias a los millones de dólares de los intereses de la extrema izquierda, incluido George Soros, y jugadores en terreno de nivel superior. Antes de Gascón, el cargo de fiscal de distrito en Los Ángeles era como votar a los jueces. Si la gente votaba en la carrera, lo hacía basándose principalmente en el reconocimiento del nombre, o en la ocupación indicada bajo el nombre del candidato. Por lo tanto, era un puesto fácil de cazar para la izquierda radical.

Esos mismos intereses buscan ahora otros puestos de menor perfil, para ser robados. Por ejemplo, el puesto de fiscal de la ciudad. El fiscal de la ciudad persigue los delitos menores. Desde que Gascón ayudó a convertir tantos delitos en faltas (como todos los robos de menos de 950 dólares), este puesto se vuelve mucho más importante en la lucha contra el crimen.

Este cargo también defiende a la ciudad contra las demandas. Las más importantes de los últimos tiempos tienen que ver con la situación de los sin techo, que está fuera de control. Tanto los defensores de los sin techo como los intereses empresariales demandaron a la ciudad por su gestión del problema. Por tanto, el fiscal municipal tiene un papel muy importante en la respuesta de la ciudad a los sin techo (es decir, construir viviendas permanentes para resolver el problema o hacer cumplir las leyes de no acampar en los parques, playas y aceras de la ciudad).

El abogado de la ciudad también defiende a la ciudad cada vez que el departamento de policía es demandado por cosas como presuntos perfiles raciales, acoso sexual o abuso de fuerza. ¿El abogado de la ciudad se pondrá del lado del acusador o de la policía?

Parece ser un trabajo importante, ¿verdad? Sin embargo, los ciudadanos de Los Ángeles no tienen ni idea de quién se presenta o qué representa. Debido al sistema de primarias abiertas en el que los dos más votados pasan a las elecciones generales de noviembre, ambos candidatos son demócratas. Pero si uno se toma el tiempo de mirar bajo el capó, se encuentra con que uno es un demócrata algo convencional y el otro es un socialista demócrata de extrema izquierda de Bernie Sanders/George Gascón.

Ese candidato es Faisal Gill. Está respaldado por el Club Demócrata “Feel the Bern”, la congresista de izquierda de Minnesota Ilhan Omar y el fiscal general Keith Ellison, y el concejal de extrema izquierda de Los Ángeles, Mike Bonin (que también se enfrentó a un intento de destitución debido a la crisis de los sin techo que muchos creen que crearon sus políticas progresistas). Bonin dice que “Gill se guía por una visión inclusiva, así como de justicia social y económica”. Sus apoyos señalan que se enfrentará a la policía de Los Ángeles y a los “contaminadores corporativos”, reformará los juicios por delitos menores y protegerá a las “comunidades oprimidas”.

Está claro que, si gana, su mandato no será defender la ciudad ni perseguir los delitos al máximo. Será exactamente lo contrario. Su única experiencia es haber sido abogado de derechos civiles. Sin embargo, Gill salió de la nada para ganar las primarias por un 4.5%. ¿Cómo lo hizo? Sin duda de la misma manera que Gascón, con una ayuda sustancial de la extrema izquierda y de los Socialistas Demócratas de Bernie.

Una campaña me informó de que se vio a este grupo salir en masa, recorriendo las calles para tomar el voto durante las primarias. La recolección de papeletas, en la que la gente llama a las puertas y ayuda a las personas a rellenar y entregar sus papeletas, es legal en California. Todos los votantes registrados reciben por correo una papeleta viva, la hayan solicitado o no, un mes antes de las elecciones. Esto da a los recolectores de papeletas mucho tiempo para hacer su trabajo. Esto significa que quien tenga los mejores jugadores en terreno probablemente gane.

Según el sitio web de los Socialistas Demócratas de Estados Unidos (DSA), “Bernie Sanders lanzó una revolución política y los DSA continúan construyéndola, capacitando a nuestros equípos para que apoyen eficazmente a los candidatos socialistas demócratas que se presentan a los cargos locales y estatales, al tiempo que plantean nuestros temas clave”. Estas son algunas de las posiciones radicales y socialistas de su plataforma:

  • Medicare para todos (también conocido como medicina socializada)
  • La justicia ambiental
  • Nuevo Pacto Verde
  • Desfinanciar a la policía y reasignar los fondos a las comunidades
  • Cancelar la deuda estudiantil
  • Vivienda como derecho humano
  • Abolición del ICE y de los centros de detención
  • Abolición de las prisiones

(Nota al margen, aterradora: estas políticas no están muy lejos de las del gobierno de Biden).

Según el responsable de la campaña, muchos o la mayoría de estos socialistas demócratas que han salido para voto eran de fuera de la ciudad y del estado.

Ellos también apoyan a un candidato a controlador de la ciudad, Kenneth Mejía. Al igual que Gill, él surgió de la nada para superar a su oponente más cercano, un exconcejal de Los Ángeles, por 16.5 puntos. Él se graduó en la universidad hace apenas doce años, es un exorganizador comunitario y también está respaldado por el grupo Feel the Bern.

En cuanto al escaño de Bonin, que incluye prácticamente toda la costa de Los Ángeles, el socialista Erin Darling también salió de la nada para ganar las primarias. Él cuenta con el apoyo de “Our Revolution, Feel the Bern, LA County” y “Feel the Bern Democratic Club”. Se enfrentará a Traci Park en noviembre, una demócrata “normal”.

Esa es la situación actual de Los Ángeles, donde ya no son demócratas contra republicanos, sino socialistas contra demócratas, y los socialistas están ganando. Esto incluye la carrera por la alcaldía, donde la organizadora comunitaria y admiradora de Fidel Castro desde hace mucho tiempo, Karen Bass, venció al empresario Rick Caruso por siete puntos en las primarias abiertas y parece estar preparada para salir victoriosa con sus amigos socialistas en noviembre.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.