Soldados chinos usan “palos con clavos” para matar a soldados indios, dicen veteranos

Por Venus Upadhayaya
19 de Junio de 2020
Actualizado: 19 de Junio de 2020

Los veteranos indios han acusado al Ejército Popular de Liberación de China (EPL) de “barbarie” y de violar los protocolos al utilizar armas rudimentarias contra soldados indios desarmados, después de que 20 personas murieran en el inhóspito terreno del valle de Galwan en Ladakh la noche del 15 de junio.

“Nuestra gente no lleva ningún palo ni ningún tipo de equipo de ese tipo, pero los chinos, de manera premeditada, llevaban palos —ya sabes, palos metálicos, [incluidos algunos] con púas, o palos de madera que tenían alambre de púas, y nudilleras, y todo ese tipo de equipo— y golpearon al oficial al mando y a nuestra gente”, dijo el teniente general retirado Rakesh Sharma, que anteriormente sirvió en el ejército indio en el mismo sitio, a The Epoch Times por teléfono desde Nueva Delhi.

El 18 de junio, el coronel retirado Ajai Shukla, analista de defensa y estrategia, compartió una imagen en Twitter de las armas que se utilizaron.

“Las varas con clavos – capturadas por soldados indios del sitio de encuentro del Valle de Galwan – con las que los soldados chinos atacaron una patrulla del ejército indio y mataron a 20 soldados indios”, escribió. “Tal barbarie debe ser condenada. Esto es matanza, no ser soldados”.

El teniente general Gurmeet Singh, un subjefe de estado mayor retirado del ejército que ha servido durante 40 años y ha visitado China siete veces en su función, dijo a The Epoch Times por teléfono que el Ejército de Liberación Popular ha violado los protocolos militares que firmó con el ejército indio y que el ataque muestra su falta de profesionalidad.

“¿Es el trabajo de un ejército? ¿Es el trabajo de un soldado? Esto indica que el EPL no es un ejército como los que tienen las naciones”, dijo Singh. “No aprecian la forma en que operan las tropas de combate. Y con razón, porque el EPL es el ejército de un partido político”.

Los trabajadores y simpatizantes del Congreso encienden velas para rendir homenaje a los soldados que perdieron la vida tras un reciente enfrentamiento entre India y China, en Kolkata, India, el 17 de junio de 2020. (DIBYANGSHU SARKAR / AFP a través de Getty Images)

Tras la matanza de los soldados, el primer ministro indio Narendra Modi, en un mensaje a la nación el 17 de junio, dijo que “bajo cualquier circunstancia”, la India protegerá “cada centímetro” de su tierra.

“Proteger la integridad y la soberanía de nuestro país es nuestra prioridad, y nadie puede impedir que lo hagamos. Nadie debe tener dudas o ilusiones al respecto. Queremos la paz, pero si se nos provoca, en cualquier circunstancia somos capaces de dar una respuesta adecuada”, dijo.

Aunque las autoridades chinas no han hecho una declaración oficial sobre las bajas en el lado chino, el periódico hindú Navbharat Times del 17 de junio informó que 43 soldados chinos también murieron en el incidente. Sharma dijo que, basándose en la actividad de los helicópteros en el lado chino, los indios estiman que el número de soldados chinos muertos es de 30 a 43.

¿Qué pasó en Galwan?

Los veteranos indios dicen que es importante entender el terreno y la actividad ocurrida en la frontera en disputa, llamada la Línea de Control Real (LAC), entre India y China para entender el incidente que resultó en la muerte de tantos soldados.

Según Sharma, el incidente ocurrió a una o dos millas de distancia de donde el río Galwan, un afluente del Indo, se une al río Shyok. Este terreno del Himalaya, a más de 5 kilómetros sobre el nivel del mar y con temperaturas bajo cero, es extremadamente inhóspito. El ejército indio está construyendo una carretera en la región que a los chinos no les gusta.

Dijo que ni el lado indio ni el chino tienen acceso por carretera al río Galwan, y ambos lados han estado patrullando a pie hasta hace poco.

“En el curso de los últimos tres o cuatro años, construimos una arteria principal que va a lo largo del oeste del río Shyok, y creamos un puente en el río Shyok”, dijo Sharma.

La reciente escalada comenzó hace unas semanas, después de que la India comenzara a construir una carretera de acceso al Valle de Galwan. El 15 de junio, los militares indios vieron que los chinos habían cruzado al lado indio de la LAC y las “zonas ocupadas”, lo que provocó un enfrentamiento entre los dos ejércitos.

Una imagen satelital del punto donde el río Galwan se encuentra con el río Suyok. Según el teniente general retirado Rakesh Sharma, el conflicto que resultó en la muerte de 20 soldados indios ocurrió a 1-2 millas de la intersección. (Google Maps)

Sharma dijo que los dos países han firmado cinco tratados entre 1993 y 2013 que definen los protocolos de compromiso en la disputada LAC siempre que ocurre una controversia o conflicto.

“Se supone que debemos retirarnos y volver a nuestra propia área y luego reunirnos en las otras reuniones personales para resolver los asuntos, y esto ha estado sucediendo desde 1993 en adelante. Sin embargo, en los últimos cinco o seis años, el EPL no ha estado siguiendo este protocolo”, dijo Sharma.

El 15 de junio, el comandante indio, que fue uno de los 20 asesinados, había ido a la LAC y vio a los soldados chinos en el lado indio. “Solicitó rápidamente a esas personas que se retiraran y regresaran… y ese fue el momento en que el EPL decidió tomar la ofensiva” y atacó, dijo Sharma.

La escaramuza ocurrió en un “pequeño saliente… por encima de las orillas del río”, y cuando los soldados indios desarmados fueron atacados, era de noche, y las temperaturas estaban por debajo del punto de congelación. Muchos se cayeron de la cornisa y murieron, según Sharma, quien agregó que todavía está llegando más información.

Otro veterano indio, el Brig. Amul Asthana, que ha servido en un terreno igualmente inhóspito, dijo por teléfono a The Epoch Times que China quiere tomar posiciones altas en la LAC para tener una ventaja militar estratégica.

Muchas de estas posiciones ventajosas están actualmente bajo el control de la India. Mientras que los chinos han construido infraestructura en la LAC, la India hasta hace poco en muchos lugares estaba principalmente patrullando a pie y solo recientemente comenzó a construir infraestructura allí.

Asthana dijo que el terreno se hace cada vez más inaccesible después de octubre y los patrullajes a pie se hacen imposibles en 6 metros de nieve —la India también tiene “puestos desocupados para el invierno” y “puestos recortados para el invierno” en la región porque no tiene la infraestructura adecuada ni la viabilidad logística para apoyar una presencia durante todo el año.

“Si tengo acceso, ¿por qué debería desocupar?”, dijo, explicando por qué el EPL crea problemas cada vez que el ejército indio intenta construir una infraestructura en la LAC.

Soldados de la Fuerza de Seguridad Fronteriza de la India (BSF) vigilan una carretera que conduce hacia Leh, en la frontera con China, en Gagangir, India, el 17 de junio de 2020. (TAUSEEF MUSTAFA / AFP a través de Getty Images)

Las repercusiones

Los analistas indios dicen que el incidente cambiará la forma en que ambos países se enfrentan en el territorio en disputa y conducirá a una mayor acumulación militar en el lado indio.

Sharma dijo que cambiará la forma en que la India maneja estos asuntos con el Ejército de Liberación Popular y conducirá a un serio debate dentro del ejército indio sobre cómo proteger a sus tropas.

“Dado que los chinos estaban preparados con todo esto, el tipo de armamento medieval, que la gente usaba hace dos siglos, y que estaban preparados para ello en un momento en el que solo íbamos a negociar y hablar con ellos, entonces creo que tenemos que pensar en el futuro sobre por qué ha pasado esto”, dijo Sharma. “Estoy seguro de que es un tema de debate serio con el ejército”.

Girish Kant Pandey, profesor de Estudios de Defensa en la Universidad Pt. Ravishankar Shukla, Raipur, en la India Central, dijo a The Epoch Times que el incidente empujará a la India a desarrollar más infraestructura en la frontera y conducirá a un aumento de las tropas de ataque a las montañas.

“La India está aumentando su cuerpo de ataque a las montañas a 200,000. Hay posibilidades de que esto aumente aún más”, dijo Pandey.

También mencionó que es probable que la India aumente su capacidad de misiles de largo alcance, así como su flota naval oriental.

“Hay menos posibilidades de que este conflicto se intensifique”, dijo Pandey. “Una guerra no está en el interés de ninguno de los dos países. Cuanto mayor sea una economía, mayores serán las pérdidas que sufrirá debido a una guerra”.

Sigue a Venus en Twitter: @venusupadhayaya


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Masacre de Tiananmen: 5 verdades no conocidas

TE RECOMENDAMOS