Solicitan una orden de emergencia para obtener los datos del celular de un jurado de Ohio

Las publicaciones en Facebook de la "Jurado X" invitan al escrutinio

Por Janice Hisle
19 de Agosto de 2022 2:49 PM Actualizado: 19 de Agosto de 2022 2:49 PM

Se ha intensificado una batalla por los datos del teléfono celular del “Jurado X”, quien publicó repetidamente en Facebook sobre su participación en un caso de alto perfil en Ohio.

En una orden emitida recientemente, el juez Douglas Cole permitió a los fiscales y abogados defensores interrogar a dos miembros del jurado sobre posibles influencias indebidas durante el juicio de P.G. Sittenfeld, un exconcejal de la ciudad de Cincinnati condenado por un par de cargos de corrupción el mes pasado. Su juicio se llevó a cabo en la sala del tribunal de Cole, en el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito Sur de Ohio, Cincinnati.

A principios de este mes, Cole se negó a permitir el examen forense al teléfono móvil del Jurado X, lo que llevó a los abogados de Sittenfeld a elevar esa petición al Tribunal de Apelación de Estados Unidos para el Sexto Circuito. Los abogados solicitan una orden de emergencia porque “es muy probable que las comunicaciones electrónicas en cuestión se pierdan o se destruyan si no se presentan inmediatamente”, dice una presentación del tribunal de apelaciones del 15 de agosto.

Los fiscales deben responder antes del 23 de agosto; se espera una decisión poco después de eso.

Los abogados de Sittenfeld señalaron que el Sexto Circuito manejó un caso similar el año pasado; los jueces anularon las condenas de una pareja de Tennessee debido a preocupaciones sobre las comunicaciones de un jurado y la destrucción de datos de teléfonos celulares.

“La decisión de este Tribunal en [el caso de Tennessee] deja en claro que el derecho de reparación del Sr. Sittenfeld es claro, indiscutible y apropiado dadas las circunstancias”, escribieron los abogados de Sittenfeld.

Orden sin sellar revela acción

La controversia sobre el Jurado X data del 8 de julio, justo antes de que se anunciara el veredicto en la sala del tribunal de Cole. Un empleado de la corte informó que el miembro del jurado X había hecho publicaciones en Facebook durante el juicio de Sittenfeld, a pesar de las repetidas advertencias del juez de que los miembros del jurado no podían comunicarse con nadie en relación al caso.

En una opinión reciente, Cole declaró: “La Jurado X violó el lenguaje sencillo de las instrucciones del tribunal”, pero no encontró pruebas de que se hubiera influido indebidamente contra Sittenfeld. Inmediatamente después de que se leyó el veredicto, Cole permitió que los abogados interrogaran al Jurado X, quien se había comunicado con al menos 29 personas que no formaban parte del jurado a través de las redes sociales durante el juicio. El Jurado X también sugirió que el miembro del Jurado Y “podría albergar un sesgo general contra los políticos”. Como resultado, el Jurado Y también fue interrogado en una audiencia a puertas cerradas.

En una orden del 3 de agosto, el juez Cole les permitió a los abogados interrogar a otros dos miembros del jurado sobre posibles influencias indebidas. El juez inicialmente presentó esa orden bajo sello, y los medios de comunicación locales estaban luchando para que se revelara.

Pero el 18 de agosto, The Epoch Times descubrió que la orden previamente sellada era de acceso público online; no estaba claro cuándo se hizo público el documento. Sin embargo, el documento describe las circunstancias que habrían provocado que fuera desclasificado.

Cole escribió que el sello se levantaría después de que los abogados del caso terminaran de entrevistar a los dos jurados adicionales, que serían seleccionados por los abogados de Sittenfeld.

Ese procedimiento representó un compromiso, escribió el juez. Cole no quería otorgar “acceso libre” a la información de los jurados, pero sí creía que los abogados de Sittenfeld tenían derecho a explorar “si el jurado consideró indebidamente información superflua”.

Hacer pública la decisión antes de que los abogados hablaran con los dos miembros del jurado puede haber contaminado su testimonio, escribió el juez Cole. Dijo que el sello temporal era “una solución estrictamente adaptada que protegerá la integridad del proceso mientras inflige el menor daño al derecho del público a la transparencia en los procesos penales”.

Cole escribió que consideraría por separado si las declaraciones de los dos jurados deberían sellarse. A partir del 18 de agosto, los registros judiciales disponibles públicamente no parecían abordar ese problema.

Efecto dominó

Hasta ahora, cuatro de los 12 miembros del jurado de Sittenfield, un tercio del panel, han sido interrogados después del juicio y se les preguntado sobre cualquier influencia indebida en el veredicto. Los observadores legales dicen que estas complicaciones podrían haberse evitado si el Jurado X hubiera cumplido con la orden del juez de abstenerse de comunicarse.

Mark Krumbein, abogado del área de Cincinnati con 40 años de experiencia, dijo: “Es asombroso y también molesto. Por alguna razón, parece haber un rechazo constante por parte de los miembros del jurado… Los miembros del jurado tienden a ignorar las instrucciones estrictas del juez. Debería ser simple, que se supone que no deben obtener ninguna información extraña de ninguna fuente sobre lo que están tratando en la corte”.

Ken Katkin, profesor de derecho en la Universidad del Norte de Kentucky, opinó que el Jurado X invitó a la intrusión en el contenido privado de su teléfono celular debido a sus acciones.

Estuvo de acuerdo en que el caso de Tennessee, sobre las comunicaciones de los miembros del jurado, es relevante para el argumento de Sittenfeld de examinar el teléfono móvil del Jurado X. Katkin fue reacio a predecir cómo el Sexto Circuito se pronunciará sobre la solicitud, aunque dijo que encontró persuasivo el argumento de Sittenfeld.

Curiosamente, dijo Katkin, Sittenfeld no lucharía para obtener el teléfono del jurado si su caso estuviera ocurriendo “en cualquier otro lugar que no sea el Sexto Circuito”, que incluye casos de Ohio, Kentucky, Tennessee y Michigan.

En los tribunales federales de apelación que cubren los 46 estados restantes de EE.UU., los jueces suponen que cualquier comunicación externa del jurado influyó en el veredicto, y los fiscales tienen la carga de probar que no fue así, dijo Katkin. En esos estados, “los fiscales estarían discutiendo para obtener el teléfono del jurado”, dijo Katkin. “Es el lado con la carga de la prueba el que tiene que encontrar la evidencia”.

En el Sexto Circuito, la presunción y la carga se invierten; la defensa debe superar la presunción de no influencia y demostrar que las comunicaciones externas de los miembros del jurado cambiaron el resultado del juicio.

Debido a que Sittenfeld enfrenta ese obstáculo, Katkin cree que debería tener derecho a escarbar en el teléfono del jurado.

“Si él tiene la carga de la prueba, debería tener las herramientas que necesita para recolectar evidencia”, dijo Katkin.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.