Solicitudes por desempleo bajan a su nivel más bajo desde marzo mientras continúa la recuperación

Por Tom Ozimek
29 de Octubre de 2020
Actualizado: 29 de Octubre de 2020

El número de trabajadores estadounidenses que presentaron la semana pasada una solicitud de beneficios de desempleo disminuyó en 40,000 casos, alcanzando el nivel más bajo desde marzo, cuando la pandemia del virus del PCCh (Partido Comunista Chino) dio un golpe colosal a la economía.

Un informe del Departamento de Trabajo de Estados Unidos publicado el jueves (pdf), muestra que 751,000 personas presentaron su solicitud inicial de beneficios estatales de desempleo en la semana que terminó el 24 de octubre, bajando desde las 791,000 solicitudes registradas la semana anterior. Las solicitudes semanales de desempleo alcanzaron un récord de 6,867,000 millones en marzo y, aparte de varios repuntes, disminuyeron desde entonces. Aún así, se mantiene por encima del nivel máximo observado durante la Gran Recesión de 2007-09, de 665,000.

“Las solicitudes iniciales de desempleo nuevas se redujeron, pero difícilmente en el ámbito en el que podemos tranquilizarnos con la situación actual o las perspectivas a corto plazo”, dijo Mark Hamrick, analista económico de Bankrate.com, en una declaración a The Epoch Times. “Todavía hay unos 22.6 millones de individuos recibiendo alguna forma de compensación por desempleo en la última semana, suficiente para llenar una gran ciudad estadounidense”.

El informe del Departamento de Trabajo también mostró que se redujo el número de personas que siguen recibiendo beneficios de desempleo después de haber presentado una solicitud inicial, con menos 709,000 la semana que terminó el 17 de octubre, por lo que ahora es de 7.8 millones. Un total de 22.6 millones de estadounidenses estaban recibiendo algún tipo de asistencia por desempleo en la semana que terminó el 3 de octubre, con unas 415,000 personas menos respecto a la semana anterior. En comparación, había 1.4 millones de personas reclamando tales beneficios en esta época del año pasado.

Los mayores aumentos en las solicitudes desempleo iniciales para la semana que terminó el 17 de octubre ocurrieron en Massachusetts (+5442), Kansas (+3010),

Virginia (+2255) y Texas (+616), mientras que las mayores disminuciones se registraron en California (-16,207), Nueva York (-11,495), Georgia (-9274), Florida (-7834) y Michigan (-7774).

“La economía se enfrenta a varios obstáculos, entre ellos el resurgimiento del número de casos de COVID-19, que al fin y al cabo es la génesis de la recesión económica que comenzó en marzo”, añadió Hamrick. “Hay un costo tanto en la actualidad como en las semanas venideras para los individuos, empresas y la economía en general debido al fracaso de los funcionarios electos en Washington para acordar una nueva legislación de estímulo”.

El presidente Donald Trump recientemente sugirió que un acuerdo de estímulo entre la Casa Blanca y los demócratas no sería aprobado antes de las elecciones del 3 de noviembre.

“Después de las elecciones, conseguiremos el mejor plan de estímulo”, dijo Trump el martes a los periodistas, mientras abordaba el Air Force One. Sus comentarios surgieron después de que el Senado se fuera el lunes a su receso de octubre, tras la confirmación de la jueza de la Corte Suprema, Amy Coney Barrett.

En un informe separado el jueves, el Departamento de Comercio anunció que la producción económica de Estados Unidos en el tercer trimestre creció en un 33.1 por ciento, sobre una base anualizada, siendo mayor expansión que se haya registrado.

El repunte récord refleja la reapertura de la economía y la reanudación de la actividad empresarial después de los cierres impulsados por la pandemia del virus del PCCh, dice el Departamento de Comercio.

“El aumento del PIB del tercer trimestre reflejó los esfuerzos continuos para reabrir las empresas y reanudar las actividades que se pospusieron o restringieron debido al COVID-19”, declaró la agencia.

Tim Murtaugh, director de comunicaciones de la campaña para la reelección del presidente Donald Trump, dijo a través de una declaración que el repunte económico récord es una “validación de las políticas del presidente Trump, las cuales crean empleos y oportunidades para los estadounidenses en todos los rincones del país”.

Murtaugh destacó la política del gobierno de Trump de “recortar los impuestos y reducir las regulaciones y la burocracia”, lo que, “despeja el camino para que el ingenio estadounidense y nuestro espíritu empresarial prosperen”, dijo.

Aún así, aunque la economía recuperó una gran parte de las pérdidas relacionadas con el brote, sigue estando por debajo de los niveles anteriores a la pandemia.

“El crecimiento sigue siendo inferior al que se produjo en 2019, lo que significa que aún no es el momento de colgar la bandera de ‘misión cumplida'”, dijo Hamrick a The Epoch Times.

La campaña del candidato presidencial demócrata Joe Biden a través de una declaración reaccionó a la cifra del PIB. “Este informe subraya tres verdades ineludibles sobre la economía de Donald Trump: estamos en un agujero profundo y la falta de acción del presidente Trump significó que el crecimiento del tercer trimestre no fue suficiente para sacarnos de él; la recuperación se está ralentizando, si no estancando; y la recuperación que está ocurriendo está ayudando a los que están en la cima, pero dejando atrás a decenas de millones de familias trabajadoras y pequeñas empresas”.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Exclusiva: Mensajes de Biden revelan lazos estrechos con magnate chino

TE RECOMENDAMOS