“South Park” es borrado de la Internet china tras tocar todos los temas “prohibidos” por el PCCh

08 de Octubre de 2019 Actualizado: 08 de Octubre de 2019

El régimen chino borró de su internet prácticamente todo rastro de la serie de dibujos animados “South Park” después de un episodio en el que denuncian una serie de realidades que el Partido Comunista Chino (PCCh) no quiere que se sepan, en especial, la sustracción forzada de órganos a prisioneros de conciencia.

El episodio se llama “Band in China” (Banda en China), pero suena fonéticamente muy similar a “Banned in China” (Prohibido en China), por lo que esconde un juego de palabras en forma de crítica hacia el régimen chino.

El capítulo muestra, por un lado, la influencia que tiene el PCCh a través de su poder adquisitivo en la economía y la cultura occidental, y cómo las empresas, grandes o pequeñas, buscan hacer tratos comerciales con el régimen, para lo cual tienen que someterse a sus políticas, propaganda y censura de la libertad de expresión.

Por otro lado, también se muestran las condiciones de sometimiento y temor en las que vive el pueblo chino, constantemente vigilado por el partido comunista; y se adentra en el sistema penitenciario, desde juicios secretos y arbitrarios hasta los campos de trabajo forzado y las condiciones de vida infrahumanas en las que viven los presos y prisioneros de conciencia, con ejecuciones y sustracción forzada de órganos.

No es de extrañar que la serie haya sido prohibida y borrada de la Internet china después de tocar prácticamente todos los temas “políticamente prohibidos” por el comunismo chino. 

Según un artículo de The Hollywood Reporter, no solo los capítulos de South Park fueron prohibidos en China, sino también toda discusión online sobre el programa, sobre todo en redes sociales y páginas de aficionados. Ahora al buscar el dibujo animado en algunas plataformas interactivas sale un mensaje como el siguiente: “De acuerdo con la ley y la reglamentación pertinentes, esta sección no está abierta temporalmente”.

La respuesta draconiana es una acción común dentro de la dictadura comunista china, incluso puede citarse el ejemplo del dibujito animado de Disney “Winnie the Pooh”, que también fue prohibido en China debido a que en internet se hizo popular el parecido del osito con el del actual líder del Partido Xi Jinping, a partir de lo cual empezaron a apodarlo de esa manera y se prestó para toda variedad de bromas. Lo que también es retratado en varias escenas de “Band in China”.

Los creadores de South Park, Trey Parker y Matt Stonen, pidieron una “Disculpa oficial a China” a través de Twitter en la que puede leerse en tono irónico una continuidad a las críticas:

“Al igual que la NBA, damos la bienvenida a los censores chinos en nuestros hogares y en nuestros corazones. Nosotros también amamos el dinero más que la libertad y la democracia. Xi no se parece en nada a Winnie the Pooh […] ¡Viva el Gran Partido Comunista de China! Que las cosechas sean abundantes este otoño. ¿Estamos todo bien ahora?”.

En una escena en particular, los personajes principales Stan, Butters, Kenny y Jimmy, se encuentran filmando una biografía sobre su banda rock recientemente formada, que esperan introducir en el mercado chino, por lo que el libreto necesita pasar por la supervisión de funcionarios comunistas.

“Esto es asombroso muchachos, nuestra banda será algo grande”, dice Stan en una toma. “Sí seremos ricos”, añade Butters.

Cuando llega el turno de Jimmy, el personaje dice que no se siente bien y que se hizo adicto a la cocaína. “No hay problema Jimmy”, le dicen sus amigos y lo consuelan: “Sí, podemos conseguirte un trasplante de hígado”.

Entonces el productor del documental, rodeado de miembros de la producción, grita: “¡Corten, corten!”. Luego se acerca a ellos y les explica: “Escuchen muchachos, estuvimos teniendo algunas sugerencia de los censores chinos y no quieren que se mencione el trasplante de órganos”. 

“¿Por qué”, le pregunta Stan. “Bueno, han sido acusados de sustraer órganos a… Miren, no importa, solo dijeron que no al tema de los órganos”, le responde el productor.

Sustracción forzada de órganos a prisioneros de conciencia 

Los informes detallados de este crimen perturbador surgieron por primera vez en 2006, cuando investigadores compararon la rápida expansión del sector de trasplantes de órganos en China a partir del año 2000 con la ola de encarcelamientos ilegales y persecución a practicantes de Falun Dafa, y concluyeron que los dos eventos estaban relacionados.

Desde entonces las acusaciones hacia la sustracción forzada de órganos por parte del PCCh se hicieron más frecuentes y las evidencias cada vez más contundentes. 

En el mes de junio un tribunal popular independiente llegó a la conclusión, “más allá de toda duda razonable”, de que el crimen estaba ocurriendo en una “escala significativa”, siendo los practicantes de Falun Dafa la principal fuente de órganos, destacando también a la comunidad musulmana uigures en China, como víctimas de los mismos delitos de lesa humanidad.

“La sustracción forzada de órganos se ha llevado a cabo durante años en toda China en una escala significativa”, dijo el presidente del tribunal, Sir Geoffrey Nice QC, en una sentencia emitida el 17 de junio en Londres, luego de un año de ardua investigación.

Sir Geoffrey Nice señaló que el tribunal llegó a estas conclusiones luego de considerar toda la evidencia disponible, incluyendo el testimonio de más de 50 testigos en dos audiencias, y aclaró que intentaron acercarse a los representantes del régimen chino, incluida la embajada china en Londres y los funcionarios de salud, pero nadie respondió.

*****

Descubre:

El macabro negocio multimillonario que está financiando al régimen comunista en China

TE RECOMENDAMOS