SpaceX pospone un día el lanzamiento de cohete Falcon 9

20 de Diciembre de 2015 Actualizado: 20 de Diciembre de 2015

Luego de que explotara hace seis meses destruyendo la cápsula no tripulada Dragon, la empresa estadounidense SpaceX pospuso hasta el lunes el lanzamiento de su cohete Falcon 9.

El lanzamiento estaba programado para las 20H29 (01H29 GMT del lunes) desde el Cabo Cañaveral, Florida, pero la compañía liderada por Elon Musk anunció en la tarde que se retrasaría un día, por lo que se lanzará el lunes a las 20H33 (01H00 GMT del martes).

El lunes en la noche, se incrementa un 10% las probabilidades de realizar un buen aterrizaje, dijo MusK en su Twitter. La misión busca llevar 11 satélites a la órbita baja de la tierra para la compañía de comunicaciones ORBCOMM.

luego del lanzamiento, SpaceX intentará hacer aterrizar el propulsor Falcon 9 en su posición vertical en tierra por primera vez, un hecho que sería clave para hacer que los cohetes se puedan volver a utilizar como aviones comerciales algún día.

Sería la primera vez que un cohete de órbita alcabza un aterrizaje exitoso en tierra, dijo SpaceX. En otras oportunidades fallaron varios intentos de aterrizaje de cohetes sobre plataformas flotantes en el océano, pero SpaceX asegura que cada intento les ha enseñado más acerca de cómo tener éxito en el futuro.

SpaceX intentará aterrizar el Falcon 9 en un antiguo campo de lanzamiento de la Fuerza Aérea estadounidense para probar cohetes y misiles, que fue empleada por última vez en 1978.

La zona es conocida como Landing Zone 1 y formalmente era llamada Space Launch Complex 13.

El mes pasado, el fundador de Amazon y dueño de la empresa de cohetes Blue Origin, Jeff Bezos, anunció que logró aterrizar con éxito su cohete New Shepard después de un vuelo suborbital.

New Shepard voló a una altitud menor que el Falcon 9, lo cual hizo más fácil su aterrizaje de lo que sería para el cohete de Musk, sostienen expertos.

Ambas empresas buscan ahorrar y lograr la eficiencia en la industria moderna de los cohetes al crear una nueva generación de aparatos que sean reutilizables. Actualmente los componentes de los cohetes cuestan millones de dólares que terminan como desechos después de cada lanzamiento.

“Estamos en buen estado para el intento de lanzamiento el sábado por la noche y para el aterrizaje del cohete en el Cabo Cañaveral”, escribió Musk en su cuenta Twitter la noche del sábado.

El 28 de junio, el Falcon 9 explotó sólo dos minutos después de su lanzamiento, destruyendo además su nave de carga no tripulada Dragon, con provisiones para los astronautas que viven en la Estación Espacial Internacional (ISS).

Encuentre también en LA GRAN ÉPOCA información sin censura sobre China

Le recomendamos: Un nuevo sistema de vigilancia chino hace que para los tibetanos sea más difícil escapar

China compra Su-35 a Rusia porque fracasó en desarrollarlo

 

TE RECOMENDAMOS