Stephen Bannon sobre Huawei y la amenaza comunista de China

Por Jan Jekielek
29 de Agosto de 2019 Actualizado: 29 de Agosto de 2019

Huawei es la mayor amenaza para la seguridad nacional de Estados Unidos, incluso mayor que la amenaza de una guerra nuclear, según el exjefe estratega de la Casa Blanca, Stephen Bannon.

La compañía china Huawei, el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones en el mundo, tiene estrechos vínculos con el Partido Comunista Chino (PCCh) y el Ejército Popular de Liberación (PLA), señaló Bannon, y está compitiendo por el control del 5G, la quinta generación de teléfonos móviles.

“La columna vertebral del futuro de la tecnología es el 5G”, dijo Bannon en una entrevista con el programa “American Thought Leaders” de La Gran Época. “En este momento, el camino que Huawei ha tomado, como frente para el PLA, es básicamente controlar las redes y los componentes en todo el mundo. Si permitimos que esto suceda incluso por un par de años más, Huawei controlará básicamente los sistemas de comunicaciones de Occidente y, por lo tanto, podrá controlar a Occidente”.

Según las leyes de la China comunista, las empresas deben cooperar con las autoridades chinas y otorgar acceso a los datos cuando se les solicite. Los legisladores estadounidenses han resaltado el hecho de que Beijing podría usar los equipos de Huawei para participar en espionaje o interrumpir las redes de comunicación.

“Huawei tiene una metodología, una metodología de alta tecnología para dominar básicamente el mundo”, dijo Bannon. En su opinión, Huawei expandió desapercibidamente su negocio en gran medida durante años. Ahora opera en más de 170 países en todo el mundo y atiende a más de 3 mil millones de personas, según el sitio web de Huawei.

La amenaza de Huawei se destaca en una nueva película, “Claws of the Red Dragon”, (“Las Garras del Dragón Rojo”) que fue producida por Bannon. La trama de la película se inspiró en gran medida en el arresto en 2018 de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, quien también es hija del fundador de Huawei. Los fiscales estadounidenses acusaron a Huawei de robar secretos comerciales de T-Mobile y violar las sanciones contra Irán.

La película destaca la relación íntima entre el gigante de telecomunicaciones Huawei y el PCCh y destaca las ambiciones hegemónicas del régimen.

“La gente se sorprenderá cuando lo vea”, dijo Bannon. La película de 54 minutos, que se estrenará en septiembre, está siendo distribuida por New Tang Dynasty Television.

Bannon dijo que Huawei no es un “buen ciudadano corporativo”, como dirían las personas. En cambio, “es una rama del Ejército Popular de Liberación. Es una rama de inteligencia”.

Bannon, expresidente ejecutivo de Breitbart, es actualmente presidente de la Sociedad del Estado de Derecho y cofundador del Comité sobre el Peligro Presente: China. Ambas organizaciones se centran en la amenaza comunista de China a Occidente, así como en la represión del pueblo chino a manos del régimen chino.

La película, dijo Bannon, “causará mucha controversia. Va a causar mucha discusión. Eso es lo que queremos”.

La culpabilidad de las corporativas estadounidenses

Las acusaciones de Meng y Huawei hablan de abusos durante décadas, así que “¿por qué tanto la administración Bush como la de Obama miraron por otro lado, mientras los investigadores del Departamento de Justicia y otros lugares estaban investigando esto?”, dijo Bannon.

“Todas las administraciones, todos los presidentes de ambos partidos políticos”, dijo, “se doblegaron cuando se pusieron en el centro de atención con los chinos” y permitieron que el régimen comunista chino incumpliera libremente sus promesas.

En opinión de Bannon, el núcleo del problema era el matrimonio de las corporaciones estadounidenses con el PCCh.

“Aquí está la analogía que hago: Wall Street es el departamento de relaciones con los inversores del Partido Comunista Chino, porque son ellos quienes recaudan capital para ellos. Las corporaciones son los lobbistas”, dijo Bannon.

“La tragedia y el crimen”, en opinión de Bannon, son las élites corporativas que, a sabiendas, han optado por mirar hacia otro lado frente a los abusos atroces contra los derechos humanos en China.

“Lo saben todo y no les importa”. Tener relaciones con el régimen chino “significa más dinero. Significa precios de acciones más altos. Significa menores costos de mano de obra esclava”, dijo Bannon.

“Wall Street es la porrista. Y las corporaciones estadounidenses ha sido los lobbistas”.

“Ellos no tienen autoridad moral. Han comprado un sistema completamente corrupto, y saben todo al respecto”, dijo Bannon. Sin embargo, “se burlan de Donald Trump y dicen, oh, él es el tiránico. Él es el hombre salvaje. Él es el disruptor del sistema”.

Al final, dijo Bannon, “la sangre y la culpa están en sus manos”, porque buscaron sacar provecho de una estrecha relación con el régimen gobernante chino.

“Y son los hombres y mujeres trabajadores de la clase media en este país [quienes] han pagado el precio”, dijo Bannon.

“En los últimos 20 años, hemos desindustrializado los Estados Unidos y hemos enviado esos trabajos de fabricación a China”, dijo Bannon. Y a cambio, “ellos enviaron opioides y fentanilo para que vayan a las antiguas áreas de fabricación en Ohio, Pensilvania y Michigan”. Los exempleados de las fábricas, sumidos en la depresión y la desesperanza de trabajo en un futuro, han sido especialmente vulnerables a esta afluencia de drogas provenientes de China.

“Esto no es solo una crisis. Es una tragedia de los Estados Unidos”, dijo Bannon. Wall Street y las élites corporativas “serán responsables de la historia sobre lo que sucedió en este momento y lugar, lo que sucedió en China y lo que sabían y miraban para otro lado”.

“Donald Trump, la razón central por la que es presidente es esta: Él dijo, tenemos que devolver a Estados Unidos a su antigua grandeza”. Tenemos que hacer que Estados Unidos vuelva a ser grandioso. Y la forma en que haremos eso [es que] vamos a enfrentarnos al [PCCh]. Wall Street ha enviado esos trabajos allí, y yo los traeré de vuelta”, dijo Bannon.

En opinión de Bannon, Trump es el primer presidente en adoptar una postura firme contra el régimen comunista chino.

El 23 de agosto, Trump aumentó aún más los aranceles existentes y ordenó a las compañías estadounidenses que salieran de China, luego de que Beijing anunciara aranceles de represalia sobre USD 75 mil millones de bienes estadounidenses.

Fue un “disparo de advertencia” para las empresas estadounidenses en traer sus cadenas de suministro de fabricación a los Estados Unidos, dijo Bannon.

La medida ha causado controversia entre las personas que no creen que el mandato del presidente incluye el poder de ordenar que las corporaciones privadas salgan de China.

“Él tiene poderes de emergencia”, enumerados en la Ley Nacional de Emergencias de 1976, dijo Bannon. El presidente amenazó con declarar una emergencia nacional para obligar a las empresas estadounidenses a cortar los lazos con China.

Bannon dijo que muchas personas no tienen una comprensión clara del régimen chino gobernante. Los defensores del libre comercio, en opinión de Bannon, tienen buenas intenciones, pero a menudo “tienen este tipo de noción suave y borrosa que leyeron de Adam Smith sobre el libre comercio, sin entender que tienes una organización mafiosa que dirige un estado mercantilista totalitario”.

Durante décadas, a los estadounidenses se les hizo creer una mentira, dijo Bannon, es decir, que una vez que China ingresara a la Organización Mundial del Comercio, recibiera el estatus de Nación Más Favorecida, se hiciera más rico y comenzara a desarrollar una clase media, China gradualmente se democratizaría y se volvería más como un mercado libre con estado de derecho.

Sin embargo, “hemos visto exactamente lo contrario. En los últimos 20 años, el PCCh se ha vuelto más radical”, dijo Bannon.

“¿Porqué es eso? Porque tienen un sistema totalitario” donde la élite “esencialmente roba el dinero de la cima”, dijo Bannon.

“Vas a Belgravia, vas al West End de Londres, mucho de eso es dinero chino”, dijo Bannon, y “no del pueblo chino, no de los trabajadores comunes y corrientes que se rompen la espalda todos los días en una fábrica por un dólar al día. Eso es de las élites y del [PCCh] que han robado el dinero del trabajo esclavo de China, han lavado el dinero a través de bancos y bancos de inversión, y han comprado bienes raíces y activos duros en Occidente”.

“El Partido Comunista Chino es el Frankenstein creado por las élites en Occidente: el capital proporcionado por las élites en Occidente, la tecnología proporcionada por las élites en Occidente”, dijo Bannon.

“En Breitbart, durante años, estuvimos hablando de la amenaza, no de una China en ascenso, [sino] de la amenaza del [PCCh] y de cómo se está radicalizando con el tiempo y de cómo tenía diseños hegemónicos en el mundo”.

“Las personas chinas son unas de las personas más trabajadoras y decentes del mundo. Están esclavizadas por un estado radical de vigilancia totalitaria del Partido Comunista Chino y realmente un cuadro radical dentro de ese Partido Comunista que suprime, esclaviza al pueblo chino”.

La naturaleza del régimen chino se vuelve especialmente clara, en opinión de Bannon, en la forma en que la policía trata a los manifestantes de Hong Kong.

“Cuando ves el gas lacrimógeno, ves los golpes, ves las balas de goma, ves exactamente lo que son. Esta es una organización de gángsters que no cree en ningún derecho individual”, dijo Bannon.

“Lo que le hicieron a los uigures, lo que le hicieron al Dalai Lama, a los budistas tibetanos, lo que le hicieron a los cristianos evangélicos, lo que le hicieron a Falun Dafa, lo que le hicieron a los de La Iglesia Católica clandestina es inaceptable”, dijo Bannon. “Estos son delincuentes que no acatan ninguna norma jurídica”.

La lucha por la libertad

“Yo creo que el evento definitorio de la primera mitad del siglo XXI es la libertad del pueblo chino”, dijo Bannon. “Creo que la libertad de China comienza en Hong Kong. Creo que se extenderá desde allí.

“La gente en Hong Kong se encuentra entre las personas más ordenadas y decentes del mundo. Si alguna vez has estado allí, es básicamente una isla rocosa sin recursos, que junto con el coraje y determinación del pueblo chino, junto con el derecho consuetudinario inglés, ha creado el tercer mercado de capitales más grande del mundo”, dijo Bannon.

Históricamente, los hongkoneses han tendido a ser apolíticos y centrados en los negocios, en opinión de Bannon. Sin embargo, ahora, millones de hongkoneses han inundado las calles en las últimas semanas para protestar contra un proyecto de ley de extradición que permitiría al régimen chino extraditar sin motivo a sus ciudadanos, incluidos disidentes y activistas, y condenarlos en un tribunal chino.

“Están defendiendo la libertad de religión, libertad de reunión, libertad de expresión. Son capitalistas de libre mercado. Muchos de ellos son cristianos. Para mí, es muy motivador ver a jóvenes que no están preparados para dar marcha atrás ante la brutalidad totalitaria”, dijo Bannon.

“Esos jóvenes, hombres y mujeres, son exactamente lo que eran los patriotas de 1776 en los Estados Unidos. Tienen el coraje, tienen la determinación, tienen la infatigabilidad. No van a retroceder. Les han arrojado gases lacrimógenos, han sido golpeados, les han disparado balas de goma y, una y otra vez, aparecen.

“Creo que son los héroes del mundo moderno. Creo que merecen ser nominados y ganar el Premio Nobel de la paz”.

En el momento en que el PCCh decida acabar con las protestas como lo hicieron con los manifestantes prodemocráticos de Tiananmen, en el momento en que el régimen chino repita la masacre de la Plaza Tiananmen, Bannon dijo: “ese será el comienzo del fin del Partido Comunista Chino”.

Desde el punto de vista de Bannon, China sería rápidamente excluida y marginada de los mercados occidentales de tecnología y capital. Pero lo más importante, dijo, “creo que incluso con el firewall, el contagio de la libertad comenzará a extenderse en China”.

Finalmente, Bannon cree que el pueblo chino se pondrá de pie y dirá: “Nos hemos cansado de que 100.000 personas o 50.000 personas gobiernen un país de 1,400 millones y roben todo nuestro dinero, roben toda nuestra riqueza, la roben para ellos, haciendo que vivamos en un estado de vigilancia totalitaria”.

“Un perfil de coraje”

“Solo el pueblo chino puede liberar al pueblo chino”, dijo Bannon. Pero la gente en Occidente puede ayudar a poner en evidencia la brutal persecución del régimen chino a los disidentes y creyentes religiosos.

La película que expone a Huawei, “Las Garras del Dragón Rojo”, busca informar a la gente de todo el mundo sobre el funcionamiento interno opaco del estado comunista chino, donde las grandes corporaciones están profundamente influenciadas por el régimen chino.

En la película, los funcionarios del gobierno canadiense lidian sobre si deberían responsabilizar al régimen chino, cuando hacerlo podría poner en peligro a los ciudadanos canadienses en China. China arrestó a dos canadienses y los acusó de espionaje en diciembre pasado, una medida que se ha visto en gran medida como represalia por el arresto de Canadá de Meng.

“Las Garras del Dragón Rojo” es “un perfil de coraje”, dijo Bannon, que destaca los dilemas morales difíciles que enfrentan las personas comunes y corrientes para enfrentar un régimen goliat como el Partido Comunista Chino. Es una “situación tensa en la que las personas están haciendo compensaciones morales todo el tiempo”.

“Creo que es una película muy poderosa, y estoy muy orgulloso de estar asociado con ella”, dijo Bannon.

“La búsqueda de la verdad y la búsqueda de tu ser moral superior conlleva un gran costo. Es como en Hong Kong. Hay un costo enorme que están pagando. Están siendo encarcelados. Están siendo golpeados. Se les está [diciendo] que sus carreras están arruinadas, sus carreras se acabaron. Este es un alto costo en la sociedad moderna y, sin embargo, se niegan a retroceder”, dijo.

“Se elevarán a su ser superior y superior”.

“American Thought Leaders” es un programa de La Gran Época disponible en Facebook, YouTube y el sitio web de La Gran Época.

Descubre

Cómo Huawei es utilizado como herramienta de espionaje y subversión

TE RECOMENDAMOS