Su novio queda paralítico en plena despedida de soltero y ella debe tomar una difícil decisión

Por La Gran Época
25 de Marzo de 2019 Actualizado: 29 de Marzo de 2019

Meg Alexander y su novio, Brett Greenhill, tuvieron una de las mejores escenas de propuestas. Brett le propuso matrimonio a Meg después que los dos completaron una carrera de 8 kilómetros juntos. Meg aceptó y eran una de las parejas más felices de su comunidad.

Pero el 2 de diciembre de 2016, su mundo se vino abajo, en su despedida de soltero, en Naples, Florida, ambos invitaron a sus amigos. La pareja quería que su despedida de soltero fuera muy especial.


Brett se divertía en la playa con sus amigos y todo estaba bien hasta que saltó al agua para nadar. Tan pronto como se sumergió en el agua, su cabeza golpeó un banco de arena paralizándolo del cuello para abajo. Kelsey, una de sus amigas, notó a Brett flotando extrañamente en el agua. Al principio, Meg pensó que estaba bromeando, pero más tarde se dio cuenta de que era algo serio.

Meg le dijo a People, “Brett se metió al agua y de repente mi amiga Kelsey dijo, ‘¿Por qué Brett está haciendo eso? ¿Por qué está flotando así?’ Yo pensé, ‘No sé, él es un tonto’ y ella fue a ver cómo estaba”, recordó días después del incidente.

Segundos después escuché gritos y su mamá llamó al 911. Lo sacaron del agua y lo llevaron a la arena.


Recostado allí, Brett decía, “No puedo sentir nada. Meg, te quiero mucho y lo siento mucho. Te quiero tanto”.

Fue trasladado en avión al Hospital Lee Memorial. Todos se dieron cuenta que la lesión era realmente grave. Estaba completamente paralizado del cuello para abajo.

Esto hizo que Brett obligara a Meg a cancelar la boda ya que no quería que cargara toda su vida con su discapacidad. Sin embargo, Meg lo amaba mucho y se puso firme en la decisión de casarse con él.


Ella dijo que él siempre fue un hombre valiente y que nunca lo dejaría. Se casaron el 9 de septiembre de 2017.

Además señaló, “Fue el día más emocionante y especial”. “Especialmente después de todo lo que sucedió. Nadie podía dejar de llorar, en casa”.


Meg comentó, “Brett siempre fue el hombre más fuerte que conocí. Esto fue un desafío físico, emocional y espiritual, pero llegó a la cima y continúa haciéndolo todos los días. Estoy muy orgullosa de él”.

Brett se recupera lentamente y tiene cierto control sobre los movimientos de su brazo y muñeca.


Ella explicó, “Cada lesión de la médula espinal es como un cristal de nieve”. “Algunas personas caminan de nuevo y otras nunca se quitan el respirador”.

Y agregó, “Cuando ocurren accidentes no puedes evitarlo. Es solo una cuestión de vida y ocurre”. “Lo que puedes controlar es la forma en que tratas a la gente y tu forma de pensar. Esas son las cosas que tratamos de enfocarnos en ser buenos el uno con el otro y ser buenos con los demás”.


“Tenemos sorpresas, giros, altibajos y contratiempos, pero estamos emocionados. Estamos juntos en esto”, concluyó Brett.

Su historia demuestra que el verdadero amor soporta todo para poder estar juntos toda la vida.

Mira su historia a continuación:

Niño con las cuerdas vocales paralizadas habla por primera vez

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS