Suecia rechaza obligar a sus ciudadanos a usar mascarillas faciales en medio de la pandemia

"Las mascarillas faciales en los espacios públicos no brindan mayor protección a la población", dijo el funcionario de salud sueco
Por Tom Ozimek
16 de Mayo de 2020
Actualizado: 16 de Mayo de 2020

Incluso cuando el ejecutivo de la Unión Europea anunció el pasado miércoles nuevas pautas que recomiendan el uso de mascarillas faciales en lugares como aeropuertos, aviones y hoteles, Suecia ha rechazado su uso generalizado por parte del público, alegando que las mascarillas son de poca utilidad para prevenir la propagación de COVID-19.

En una nueva guía emitida el 13 de mayo para ayudar a los países europeos a reanudar de manera segura los viajes y reiniciar la industria turística del continente, la Comisión Europea (CE), el órgano ejecutivo del bloque, instó a usar mascarillas faciales en centros de transporte, vehículos utilizados para el transporte colectivo y establecimientos de hostelería. La CE hizo referencia a las mascarillas faciales en sus documentos de orientación, diciendo que la medida era complementaria a las normativas de protección como el distanciamiento social.

“El uso de mascarillas faciales por parte del personal y los huéspedes debe considerarse solo como una medida complementaria, no reemplazando las medidas preventivas básicas”, escribió la CE en su guía (pdf) para la reanudación del turismo. “El uso apropiado de las mascarillas faciales es importante y debe comunicarse a los huéspedes y al personal”.

Pero mientras la aerolínea conjunta sueco-danesa SAS se apresuró a anunciar el miércoles que usar una mascarilla facial sería obligatorio en todos sus vuelos hasta fines de agosto, las autoridades sanitarias suecas no se han apresurado a adoptar las recomendaciones de la CE sobre las mascarillas faciales.

“Las mascarillas faciales en los espacios públicos no brindan mayor protección a la población”, dijo Johan Carlson, de la Agencia de Salud Pública de Suecia, Folkhälsomyndigheten, en una conferencia de prensa el 13 de mayo, según lo citado por el medio de comunicación sueco The Local.

Aviones Scandinavian Airline Systems (SAS) en el aeropuerto de Arlanda, en las afueras de Estocolmo, Suecia. (Imágenes de Pontus Lundahl /AFP/Getty Images)

La Agencia de Salud Pública de Suecia también advirtió en su sitio web que usar una mascarilla podría aumentar las posibilidades de que las personas se toquen la cara para ajustar la prenda, lo cual aumenta el riesgo de infección.

“El virus puede acumularse en la mascarilla y cuando se lo quite, el virus puede transferirse a sus manos y, por lo tanto, propagarse más”, dijo el epidemiólogo estatal Anders Tegnell a SVT.

En lugar de recomendar el uso de mascarillas, las autoridades de salud en Suecia han instado a distanciarse socialmente, lavarse las manos, no tocarse la cara y quedarse en casa si es sintomático como la mejor manera de frenar la propagación del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), el nuevo coronavirus que surgió de China y causa COVID-19.

La gente se divierte en un restaurante al aire libre, en medio del brote de la enfermedad por el nuevo coronavirus (COVID-19), en el centro de Estocolmo, Suecia, el 20 de abril de 2020. (ANDERS WIKLUND/TT Agencia de Noticias/AFP vía Getty Images)

El primer ministro sueco, Stefan Löfven, dijo en la misma conferencia de prensa que el uso de mascarillas faciales conlleva el riesgo de hacer que los usuarios de mascarillas confíen demasiado en su eficacia, lo que posiblemente los lleve a descartar precauciones básicas de seguridad como el distanciamiento social.

“Existe el riesgo de una falsa sensación de seguridad, de que crees que no puedes infectarte si usas una mascarilla facial”, dijo, según The Local.

En términos más generales, a medida que COVID-19 se extendió por Europa, la respuesta de Suecia se centró en aislar y tratar a los enfermos en lugar de cerrar sectores de la sociedad. En lugar de declarar un cierre total, Suecia ha adoptado una combinación de legislación y recomendaciones, que los medios de comunicación han etiquetado ampliamente como blandas.

Pero el Primer Ministro de Suecia rechazó esa narrativa y dijo en una conferencia de prensa el viernes que “la imagen de que Suecia lo hace totalmente diferente a los otros países, ese no es el caso”.

Él dijo que el modelo sueco se basa en la confianza entre los ciudadanos y la “responsabilidad individual de hacer lo correcto”.

“La vida no continúa como es normal en Suecia. No es un negocio como de costumbre”, agregó.

El Primer Ministro de Suecia, Stefan Lofven, llega antes de la reunión del Consejo Europeo en Brexit en el edificio Europa del Parlamento Europeo en Bruselas el 10 de abril de 2019. (KENZO TRIBOUILLARD/AFP a través de Getty Images)

El gobierno prohibió reuniones grandes y cerró escuelas secundarias y universidades. Además, las autoridades recomiendan el distanciamiento social, la protección de las personas mayores, el trabajo desde casa y quedarse en casa si la población no se encuentra bien.

Sin embargo, las escuelas primarias permanecen abiertas, las personas no se han visto obligadas a permanecer en el interior y pueden reunirse en pequeños grupos, y las tiendas no se han visto obligadas a cerrar.

Agregó que “no hubo una respuesta única para todos” a la pandemia, y dijo que su país eligió una estrategia que no impondría dificultades excesivas a corto plazo a sus ciudadanos para ganar la batalla a largo plazo contra el virus mortal

“Esta lucha contra COVID-19 es un maratón y, por lo tanto, las medidas se han elegido porque creemos firmemente que son viables a largo plazo”, dijo.

“Es importante tener una política que pueda mantenerse durante un período más largo, lo que significa quedarse en casa si se está enfermo, que es nuestro mensaje”, dijo Tegnell.

“Encerrar a las personas en casa no funcionará a largo plazo”, dijo. “Tarde o temprano la gente va a salir de todos modos”.

Sigue a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


Descubra:

El virus del PCCh sigue los vínculos con la China comunista

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS