Señales en los sueños podrían resolver complejos problemas cotidianos

Por Tara MacIsaac
13 de Agosto de 2019 Actualizado: 14 de Agosto de 2019

El Dr. Jim Kwako está interesado en sueños, pero no son “sueños en el sentido usual”. La gente comúnmente tiene sueños en los que habla con seres queridos fallecidos o que presagian algunos eventos en su vida, o tienen otras experiencias que tienen un profundo efecto mental o emocional.

Algunas personas que Kwako conoce, hasta han utilizado los sueños para encontrar respuestas a complejos problemas matemáticos y problemas prácticos.

Kwako es un médico familiar en Santa Bárbara, California, y antiguo director médico del hospital rural de Shealy, el Centro de Rehabilitación del Dolor y el Estrés, y presidente de la reunión anual de la Asociación Estadounidense de Medicina Holística. Pero no solo es un profesional de renombre, sino que él mismo tuvo su propia “experiencia nocturna”.

Despertó con las palabras “ayuda a Rose” en su mente. Rose es el nombre de su hermana, que esa misma noche había pasando por un experiencia terrorífica y traumática.

También tuvo otro sueño con un significado más espiritual. Soñó que se unía a un grupo en oración. Una de las personas dijo: “Que la luz del centro de todo lo bueno brille en nosotros y a través de nosotros”.

“Eso es grandioso, me ayudó”, dijo Kwako y también indicó que la experiencia fue real y está seguro que no era su subconsciente o algo creado por su propia mente.

Compartió estas experiencias y habló sobre algunos beneficios que estas pueden tener, como parte de una discusión en la Conferencia en Newport Beach, California de Experiencias Cercanas a la Muerte /IANDS) el 29 de agosto de 2014.

¿Encontrando soluciones a problemas matemáticos?

Kwako tenía un buen amigo, un físico que trabajaba para un contratista de la industria bélica. El amigo, que ya murió, tenía un talento especial para resolver ecuaciones matemáticas complejas.

Ecuaciones matemáticas. Imagen ilustrativa. (Gerd Altmann/Pixabay)

Cuando su amigo llegaba al punto en que no lograba descifrar un problema, se tomaba un descanso y, cuando despertaba, “boom, la respuesta estaba allí“, afirmó Kwako.

“¿Qué hacía mientras dormía?”, pregunta Kwako con una risa. “Estaba su mente solamente conectándose con su propio subconsciente y todo lo leído, o se estaba comunicando con otras personas que le alimentaban las respuestas”.

Haciendo balances en los sueños

Balances financieros
Asientos contables. Imagen ilustrativa. (Lucia Grzeskiewicz/Pixabay)

La tía de Kwako trabajaba para una aseguradora cuando era joven. Tenía que hacer el balance de los cheques al final de la jornada, y si no ajustaban todos se tenían que quedar hasta tarde para resolverlo. Ella estaba frecuentemente apenada, sin poder hacer sus balances y haciendo que los demás se trasnocharan.

Comenzó a tener experiencias nocturnas. Iba a la oficina en sus sueños, miraba los archivos, y veía puntos resaltados. A la mañana siguiente, revisaba los puntos resaltados, y acertadamente allí era donde estaban los problemas.

Kwako dijo que al llegar las 5 p.m., si no tenía listo el balance, su jefe decía: “Vámonos a casa, dejemos que Tress duerma con el asunto”.

Relaciones curativas

 Niña atormentada por su padre
Imagen ilustrativa. (Gerd Altmann/Pixabay)

Kwako habló sobre una mujer que tenía una relación tormentosa con su padre, a quien veía como alguien dominante. En un sueño, habló con su papá y experimentó su lado amable y cariñoso. Esto le permitió ver estas cualidades en él en su día a día. Este sueño le ayudó a cambiar el punto de vista que tenía hacia su padre, y su relación mejoró enormemente.

Comunicación de precaución

Como en el sueño de “ayuda a Rose”, Kwako afirmó que muchas experiencias nocturnas sirven como advertencias, también se reportan como comunicaciones de seres queridos fallecidos. La gente encuentra que estos ayudan a curar el dolor en muchos aspectos.

En el siguiente video puedes ver al Dr. Kwako y leer los subtítulos en distintos idiomas.

El sueño de toda la vida de esta abuela de 102 años era…

 

TE RECOMENDAMOS