Superviviente de la Polonia comunista gana un premio de derechos humanos por apoyar a Falun Gong

Por Daniel Y. Teng
13 de Agosto de 2021
Actualizado: 13 de Agosto de 2021

Un antiguo superviviente de la toma de posesión comunista de Polonia ha sido premiado por sus iniciativas para promover la “libertad de creencia” de los practicantes de Falun Gong en todo el mundo.

Sev Ozdowski, residente en Australia, presidente del Consejo Multicultural Australiano y miembro del vicerrectorado de la Universidad de Sídney Occidental, ha trabajado estrechamente con los practicantes de Falun Gong para celebrar actos y concienciar sobre la persecución que tiene lugar en China.

Ozdowski no pudo asistir a la ceremonia, que se celebró en Washington D.C., pero envió un discurso de aceptación en video, diciendo que estaba “encantado” de recibir el “Premio a los Derechos Humanos de los Amigos de Falun Gong”.

El profesor Sev Ozdowski aceptando el Premio a los Derechos Humanos de los Amigos de Falun Gong. (Proporcionado a The Epoch Times)

“Mi interés por los derechos humanos y mi trabajo para avanzar y promover los derechos y las libertades se remonta a mi juventud en la Polonia comunista. Los derechos humanos son las libertades y protecciones básicas que pertenecen a cada uno de nosotros y que deben ser entregadas por un Estado”, dijo.

“Sin embargo, mi experiencia con el comunismo en Polonia me enseñó que un estado totalitario puede ser, de hecho, el peor violador de los derechos humanos”, añadió.

Ozdowski explicó que muchos de los miembros de su familia fueron asesinados durante la invasión nazi de Polonia en 1939. Después de la guerra, Polonia quedó bajo el régimen comunista, donde su familia sufrió persecución por ser dirigentes y propietarios.

“Entiendo el sistema comunista. Recuerdo el levantamiento en Poznan en 1956, cuando los tanques rodaban y mucha gente fue asesinada”, dijo. “Yo era un niño de 7 años, pero recuerdo muy vívidamente todos los disparos realizados por los soldados polacos y soviéticos contra los trabajadores que simplemente se rebelaron porque no había suficiente pan; no podían comprar suficiente comida para mantenerse”.

Ozdowski conoció Falun Gong tras recibir un folleto en el barrio chino de Sídney.

Falun Gong es una práctica de meditación que engloba principios budistas y taoístas. Se extendió ampliamente en China durante la década de 1990, llegando a tener más de 100 millones de practicantes.

Sin embargo, en julio de 1999, el exmandatario chino Jiang Zemin lanzó una persecución a nivel nacional contra la práctica y sus practicantes. Declaró que el PCCh “arruinaría su reputación, los llevaría a la quiebra financiera y los destruiría físicamente”.

Como resultado, millones de practicantes de Falun Gong se convirtieron en víctimas de la persecución, y muchos fueron encarcelados, torturados y obligados a renunciar a su fe.

En 2006, también empezaron a surgir informes sobre la sustracción sistemática de órganos a los practicantes, que finalmente fue reconocida por las Naciones Unidas en junio de 2020.

Varios practicantes de Falun Dafa conmemoran a las víctimas y los 20 años de persecución por parte del régimen comunista chino en Sídney (Australia) el 19 de julio de 2019. (The Epoch Times)

Ozdowski dijo que uno de los principales problemas de la concienciación sobre la sustracción de órganos era la incredulidad de la gente cuando se enteraba.

“Me recuerda a Jan Karski, un luchador de la resistencia polaca que fue llevado de contrabando por la resistencia polaca a Auschwitz para documentar lo que ocurría en el campo de concentración”, dijo. “Luego fue enviado a EE. UU. donde conoció al magistrado de la Corte Suprema de EE. UU. Felix Frankfurter en Washington D.C., que era de origen judío”.

“Cuando Karski habló sobre el gaseado de personas, las ejecuciones en masa, el hambre y las condiciones inhumanas en Auschwitz, Frankfurter simplemente dijo: ‘Debo decir que no le creo'”, dijo.

Ozdowski señaló que otra cuestión era que algunos líderes empresariales y políticos optaron por hacer la vista gorda ante la práctica debido a que tenían intereses creados en el mercado chino.

Pidió a los practicantes de Falun Gong que “se mantengan fuertes” y recuerden a las víctimas de la opresión comunista en China.

“Es necesario que se les aprecie y se les recuerde. Es parte de la misión de Falun Gong no permitir una reescritura de la historia china”, añadió. “Prepárense para desempeñar un papel en una China renacida, porque puede ocurrir antes de lo que piensan”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS