Taiwán acusa a excolaboradores políticos de filtrar información sensible a China

Por Frank Fang
13 de Agosto de 2020
Actualizado: 13 de Agosto de 2020

TAIPEI, Taiwán— Las autoridades locales anunciaron dos casos penales que involucran a ciudadanos taiwaneses que presuntamente trataron de proporcionar al régimen chino información sensible sobre el gobierno de Taiwán.

La oficina del fiscal de Taipei acusó el 13 de agosto a tres excolaboradores de los legisladores locales por violar la ley de seguridad nacional de la isla, según la Agencia Central de Noticias (CNA) del gobierno de Taiwán.

Fueron acusados de desarrollar una red de espionaje en Taiwán entre 2012 y 2016, durante la cual supuestamente aceptaron dinero de China y transmitieron información del gobierno.

Los tres excolaboradores —Chen Wei-jen, Lee Yi-hsien y Lin Yun-ta— fueron detenidos en junio por sospechas de ser espías chinos. El jueves, Lin fue puesto en libertad luego de pagar una fianza de 100,000 dólares NT (unos USD 3400), mientras que a Chen y Lee no se les concedió la fianza. Están detenidos en régimen de incomunicación.

Un oficial chino de la principal agencia de inteligencia de China, el Ministerio de Seguridad del Estado, llamado Huang Guanlong reclutó a Chen y Lin cuando viajaron a Macao en 2012, según los fiscales.

A su regreso a Taiwán, Chen y Lin reclutaron con éxito a Lee y juntos comenzaron a desarrollar la red de espías en Taiwán.

Los fiscales descubrieron que en 2015, Huang dio instrucciones a Chen para que reclutara empleados del partido político local Kuomintang (KMT) con el fin de obtener información secreta. Se reclutó a un colaborador del KMT de apellido Chan, que terminó suministrando documentos sobre las reuniones internas del partido sobre las relaciones a través del estrecho.

En 2016, Huang ordenó a Chen y a su grupo que se dirigieran a los individuos que pudieran suministrar información sobre la Agencia Nacional de Policía de Taiwán. Lin intentó entonces reclutar a un reportero de una revista, con la esperanza que éste pudiera proporcionar documentos internos de la policía sobre las actividades locales organizadas por grupos considerados anti-Partido Comunista Chino (PCCh). Estas actividades incluían las realizadas por los practicantes locales de Falun Gong, una práctica espiritual también conocida como Falun Dafa, según los fiscales.

Desde 1999, el régimen chino ha reprimido duramente a los practicantes de Falun Gong, que a menudo son acorralados, detenidos y torturados. En Taiwán, los practicantes locales celebran regularmente eventos para crear conciencia sobre la persecución en China continental.

El reportero de la revista nunca fue reclutado con éxito y no viajó a China para reunirse con Huang, según la CNA.

En 2017, Huang instruyó a Chen para que reclutara personas con el fin de suministrar a China información sobre los datos de entrada y salida de la frontera de Taiwán, así como del programa de seguro médico nacional de la isla.

En respuesta, Chen y Lee intentaron reclutar a un experto técnico de apellido Huang (no relacionado con el oficial de inteligencia chino), pidiéndole que hackeara la base de datos del programa de seguros a cambio de dinero. Chen y Lee querían específicamente que Huang obtuviera los registros médicos de la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, que es del Partido Demócrata Progresista (DPP). Según el informe de la CNA, Huang rechazó la oferta.

En 2018, Chen y Lee intentaron reclutar a un oficial de policía de apellido Peng, que también era guardaespaldas de Ker Chien-ming, un legislador del DPP. Chen y Lee querían que Peng entrara en la oficina de Ker y robara los documentos internos del DDP sobre las elecciones presidenciales. Según el informe de la CNA, Peng no aceptó su oferta.

Según el periódico local Liberty Times, los fiscales también encontraron que los tres acusados se esforzaron mucho por conocer a los ejecutivos y reporteros que trabajan para los medios de comunicación pro-Beijing en Taiwán, así como a los funcionarios públicos que se inclinan por Beijing. Los tres los llevaron a comer a cambio de información sensible, mientras que insinuaban que se les podía ofrecer viajes gratis a China o salarios de trabajo.

El segundo caso criminal involucró a un oficial de inteligencia del ejército taiwanés, de apellido You, con el rango militar de teniente coronel, que usó ilegalmente un teléfono celular para grabar un ejercicio militar de Taiwán en julio, según un informe de la CNA.

Luego envió el celular a un amigo en Kinmen, una de las islas periféricas de Taiwán cerca de China, en un intento de vender lo que había grabado a China. Los oficiales taiwaneses interceptaron el celular antes que pudiera ser vendido y You fue posteriormente arrestado el 20 de julio.

Actualmente está detenido en una prisión en Kinmen mientras espera ser procesado.

El Ministerio de Defensa Nacional de Taiwán, en un comunicado de prensa sobre el caso de You, dijo que seguirá reforzando su control sobre la información confidencial y la evaluación del personal para salvaguardar la seguridad nacional de Taiwán, ante las amenazas de infiltración que plantea el PCCh.

Siga a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

¿Por qué demandar al Partido Comunista Chino por los daños del COVID-19?

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS