Taiwán celebra rechazo de EE. UU. a demandas territoriales de Beijing sobre el Mar del Sur de China

Por Frank Fang
14 de Julio de 2020
Actualizado: 14 de Julio de 2020

Taipei, Taiwán— El Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán acogió con beneplácito una declaración del secretario de estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, rechazando los reclamos territoriales de China en el Mar Meridional de China.

Joanne Ou, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán, dijo el 14 de julio que ella acogía con beneplácito a cualquier país relacionado que emitiera declaraciones que estuvieran de acuerdo con las leyes internacionales, al tiempo que reafirmó los reclamos territoriales de Taiwán en el mar en disputa, según la Agencia Central de Noticias de Taiwán.

“Los reclamos de Beijing sobre los recursos de altamar en la mayor parte del Mar del Sur de China son completamente ilegales, como lo es su campaña de intimidación para controlarlos”, dijo Pompeo en un comunicado emitido el lunes 13 de julio.

El comunicado también marcó un cambio en la política de Washington sobre la vía fluvial en disputa, adoptando una postura más agresiva contra Beijing en comparación con los llamados anteriores para que China y sus vecinos resuelvan pacíficamente las reclamaciones en disputa.

Varios países de la región reclaman islas, arrecifes y rocas en el Mar del Sur de China, incluidos Brunei, China, Malasia, Filipinas, Taiwán y Vietnam.

Beijing ha utilizado la “línea de nueve puntos” para proclamar la soberanía sobre el 90 por ciento del Mar del Sur de China, incluso cuando un juicio legal de las Naciones Unidas en 2016 refutó las afirmaciones de Beijing, luego que Filipinas llevó la disputa a la corte internacional.

En los últimos años, Beijing ha tratado de reforzar sus reclamos en la vía fluvial estratégica mediante la construcción de puestos militares en islas y arrecifes artificiales. Además, también ha desplegado barcos de la guardia costera y barcos de pesca chinos para intimidar a las embarcaciones extranjeras, bloquear el acceso a las vías fluviales y apoderarse de bancos y arrecifes.

“La RPC (República Popular de China) no tiene bases legales para imponer unilateralmente su voluntad en la región”, dijo Pompeo en el comunicado.

Al igual que Beijing, la isla autónoma reclama gran parte del Mar del Sur de China como parte de su territorio, pero ha adoptado un enfoque más moderado.

Ou dijo que Taiwán se opone a cualquier país que intente resolver las disputas mediante coerción, amenazas o fuerza militar.

Ella también reiteró la posición de larga data de la presidenta Tsai Ing-wen sobre el tema, los llamados cuatro principios y las cinco acciones que propuso por primera vez en julio de 2016.

Entre los cuatro principios está que Taiwán se incluya en cualquier mecanismo multilateral para resolver disputas en el Mar Meridional de China y que todos los estados involucrados defiendan la libertad de navegación y sobrevuelo en la región.

Anteriormente, a Taiwán se le impedía participar en negociaciones internacionales, en parte debido a la presión de Beijing.

China ha reaccionado con hostilidad al comunicado de Pompeo. Zhao Lijian, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, acusó a Estados Unidos de “agitar intencionalmente disputas territoriales” y de “dañar la paz y la estabilidad regionales”.

La embajada china en Estados Unidos también emitió un comunicado, acusando al Departamento de Estado de Estados Unidos de “distorsionar deliberadamente los hechos y las leyes internacionales”.

También el martes, el portavoz presidencial filipino Harry Roque dijo en la televisión estatal que Filipinas mantendrá lazos amistosos con China, a pesar del rechazo de Beijing al llamado de Manila para reconocer el fallo de la corte de la ONU de 2016, según la Agencia de Noticias de Filipinas (PNA).

El 12 de julio, el cuarto aniversario de la decisión de arbitraje de la ONU, el secretario de Asuntos Exteriores filipino, Teodoro Locsin Jr., pidió a Beijing que se adhiera a la decisión, diciendo que fue “no negociable”.

Al día siguiente, la embajada de China en Filipinas dijo que el fallo fue “ilegal e inválido” en un comunicado en su sitio web.

Varios legisladores estadounidenses aplaudieron la declaración de Pompeo.

“Apoyamos plenamente la decisión de la administración de aclarar la posición de Estados Unidos que las reclamaciones territoriales y marítimas de China en el Mar Meridional de China son ilegales”, dijeron en un comunicado conjunto los senadores Jim Risch (R-Idaho) y Bob Menéndez (D-N.J.) y los representantes Eliot Engel (D-N.Y.) y Michael McCaul (R-Texas).

Los cuatro legisladores concluyeron: “Esperamos que esta decisión conduzca a más esfuerzos por parte de Estados Unidos, nuestros socios y todos los miembros de la comunidad internacional para alinear mejor el apoyo al derecho internacional con respecto al Mar del Sur de China”.

Sigue a Frank en Twitter: @HwaiDer


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación:

Abogado galardonado defiende prisioneros de conciencia y un régimen brutal lo tortura en prisión

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS