Ted Cruz dice que China gana y Estados Unidos pierde con la “Energía Verde”

El nuevo libro del senador analiza los orígenes de la ideología "woke" en Estados Unidos y cómo contrarrestarla

Por Austin Alonzo y Jan Jekielek
13 de Noviembre de 2023 6:35 PM Actualizado: 13 de Noviembre de 2023 6:35 PM

China saldrá ganando a medida que Estados Unidos y Occidente reduzcan el uso de combustibles fósiles, gracias a su control de importantes instalaciones de refinado y fabricación necesarias para la producción de energías renovables, afirmó el senador Ted Cruz ( R-Texas) en una entrevista de EpochTV emitida el 10 de noviembre.

En una entrevista de American Thought Leaders con Jan Jekielek, redactor jefe de The Epoch Times, Cruz afirmó que la mayoría de los componentes utilizados en la energía solar y eólica se fabrican en China.
Además, la mayor parte de la capacidad de refinado de elementos de tierras raras, cobalto, cobre y níquel se encuentra en China.

Cruz dijo que el Partido Demócrata y los medios de comunicación corporativos están impulsando el llamado Nuevo Pacto Verde, que desplazaría el suministro de energía de EE.UU. de los combustibles fósiles y la energía nuclear hacia fuentes de energía renovables como la eólica y la solar.

“China controla la capacidad de refinado del 73 por ciento del cobalto del mundo, el 40 por ciento del cobre, el 59 por ciento del litio, el 68 por ciento del níquel y el 83 por ciento de los metales de tierras raras”, dijo Cruz. “Todos ellos son necesarios para la energía eólica y solar.

“¿Y los productos acabados?”

“China es responsable del 80 por ciento de la fabricación mundial de paneles solares. … el 70 por ciento de la fabricación mundial de turbinas eólicas y el 77 por ciento de la fabricación mundial de baterías de iones de litio”.

Un Nuevo Pacto Verde entonces, argumentó Cruz, sería renunciar a una fuente de energía en la que “Estados Unidos es la superpotencia dominante” y adoptar una en la que “China es la superpotencia dominante”.

“[China] tendrá un dominio absoluto sobre nuestra economía y nuestra seguridad nacional”, dijo. “No sé cómo se puede defender eso en cuanto al fondo. Y, sin embargo, es la ortodoxia”.

En 2022, solo el 13 por ciento de la energía de Estados Unidos procedía de fuentes renovables, según la Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés), una dependencia del Departamento de Energía encargado de recopilar, analizar y difundir información energética independiente e imparcial.
El resto procede del petróleo (36 por ciento), el gas natural (33 por ciento), el carbón (10 por ciento) y la energía eléctrica nuclear (8 por ciento).

Estados Unidos se convirtió en un exportador neto total de energía en 2019, según la EIA, lo que significa que exportó más productos energéticos de los que utilizó. Las exportaciones totales de energía de Estados Unidos alcanzaron un máximo histórico en 2022, lideradas por las exportaciones de gas natural.

El PCCh y la ideología “Woke”

Cruz apareció en American Thought Leaders para promocionar su nuevo libro, “Unwoke: Cómo derrotar al marxismo cultural en Estados Unidos“, que salió a la venta el 7 de noviembre.

El libro examina cómo las instituciones estadounidenses como las escuelas públicas, las universidades, el periodismo, el gobierno, las grandes empresas, la gran tecnología y el entretenimiento han sido “tomadas por la izquierda radical”, dijo.

Epoch Times Photo
Usuarios navegan a través de la app para compartir videos TikTok, de propiedad china, en un smartphone en Amritsar, India, el 30 de junio de 2020. (Narinder Nanu/AFP vía Getty Images)

Cruz examina el marxismo, una ideología política y social propuesta por Karl Marx y Friedrich Engels en su libro de 1848 “El Manifiesto Comunista”.

La ideología enmarca la historia humana como una historia de lucha de clases económicas.

La solución moderna, según el pensamiento comunista, es que las clases bajas tomen el poder mediante una revolución violenta y redistribuyan la riqueza.

Ahora, los marxistas culturales examinan el mundo a través de una lente de opresores contra víctimas, dijo Cruz.

Del mismo modo, el marxismo cultural aboga por una revolución violenta en la que los oprimidos -ya sean racial o socialmente desfavorecidos- se alcen y tomen el poder mientras castigan a sus opresores.

Esta idea empezó a arraigar realmente en Estados Unidos en las décadas de 1960 y 1970, cuando los marxistas empezaron a “infiltrarse” en las universidades estadounidenses como profesores y administradores, según Cruz.

En ese periodo, el pensamiento marxista generó ideas como la teoría crítica de la raza. Ese pensamiento, dijo, impulsa la idea de que “Estados Unidos es irremediablemente racista” y que es necesario un derrocamiento violento por parte de las víctimas para lograr la justicia.

Entonces, como ahora, Cruz dijo que el Partido Comunista Chino era un actor clave en la difusión del pensamiento marxista en todo el mundo.

Su influencia no ha hecho más que crecer a medida que millones de jóvenes de Estados Unidos y de todo el mundo pasan su tiempo libre navegando por TikTok.

La aplicación es un servicio de vídeos en bucle y compartidos propiedad de la empresa china de tecnología de Internet ByteDance, estrechamente vinculada al gobierno chino, controlado por los comunistas.

Cruz dijo que TikTok está diseñada para difundir mensajes “perjudiciales para Estados Unidos”.

“El gobierno chino tiene control sobre [TikTok]. Tiene acceso a la información”, dijo. “Es una herramienta de espionaje. … diseñado para espiar a los estadounidenses en particular.

“Vemos TikTok empujando … a nuestros hijos a autolesionarse, empujando el abuso de sustancias, empujando todo tipo de mensajes que están diseñados para destruir a los niños de Estados Unidos”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.