Temores al “crédito social” surgen por anuncio de app de identidad digital a días de reelección de Macron

Por Jack Phillips
29 de Abril de 2022 2:50 PM Actualizado: 29 de Abril de 2022 2:50 PM

El gobierno de Francia ha anunciado la creación de una nueva app de identidad digital para que los ciudadanos puedan acceder a los servicios públicos y privados, la cual llega pocos días después de la reelección del presidente Emmanuel Macron.

La app biométrica, conocida como “Servicio de Garantía de Identidad Digital”, fue firmada en un decreto emitido por el primer ministro Jean Castex y el ministro del Interior Gerald Darmanin, según una declaración traducida publicada en el sitio web del gobierno francés. Permitirá a los ciudadanos franceses disponer de un documento de identidad digital, que también se ajusta al paquete de identidad digital europea de la Unión Europea.

Permitirá a los usuarios escanear su tarjeta de identidad en formato físico, que se utilizará para acceder a los servicios, según el medio francés BFMTV. La app  de identidad digital no registrará las huellas dactilares, pero tendrá detalles como una foto, dirección, correo electrónico, fecha de nacimiento y nombres.

La app “permite al usuario, en particular, generar certificados electrónicos que contengan únicamente los atributos de identidad cuya transmisión considere necesaria a terceros de su elección”, según el decreto del gobierno francés.

Aunque el gobierno ha publicado algunos detalles del decreto, no está claro el alcance que tendrá la app en la sociedad francesa. Durante la pandemia de COVID-19, Francia fue uno de los primeros países europeos en adoptar un sistema de pasaporte de vacunas, que afectó a restaurantes, salones de belleza y algunas formas de transporte público.

Cuando se firmó el decreto esta semana, el líder de Les Patriotes, Florian Philippot, pidió a los votantes franceses que se opusieran a la medida. Philippot dijo que la medida equivale a un sistema de crédito social —similar al utilizado por el Partido Comunista chino— para rastrear y castigar a la gente.

“Justo después de las elecciones, el gobierno anuncia el lanzamiento de ‘una app de identidad digital'”, escribió en Twitter. “El objetivo: poner el crédito social a la manera china. ¡Empresa de control y vigilancia!”.

Los críticos de la identificación digital, incluida la Unión Americana de Libertades Civiles, han dicho que tales propuestas pondrían en peligro de forma significativa la privacidad de los usuarios.

“En segundo lugar, un sistema de identidad digital mal construido podría ser una pesadilla para la privacidad. Un sistema de este tipo podría facilitar tanto la solicitud de los documentos de identidad de las personas que estas peticiones proliferarían hasta que compartiéramos automáticamente nuestra identidad en todo momento, incluso en Internet. Sin una buena protección de la privacidad, los documentos de identidad digitales también podrían permitir el rastreo centralizado de todos los lugares (de nuevo, en internet y fuera de él) en los que presentemos nuestro documento de identidad”, dijo la ACLU el año pasado en un comunicado.

Mientras tanto, los votantes franceses volverán a acudir a las urnas en junio para las elecciones parlamentarias, en las que el partido de Macron podría correr el riesgo de perder su mayoría.

La Unión Europea tiene previsto introducir una app de identidad digital en 2022, según declaró el año pasado la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

“Permitirá a todo el mundo controlar su identidad en internet, e interactuar con los gobiernos y las empresas, en toda la UE”, dijo von der Leyen.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.