Termina en tragedia la búsqueda de mujeres intentando hallar a sus esposos tras inundaciones en China

Por Nicole Hao
29 de Julio de 2021 2:28 PM Actualizado: 29 de Julio de 2021 2:28 PM

Tras una catástrofe, la búsqueda y a veces la localización de un ser querido perdido es el punto más difícil en el camino de la recuperación. Cuando las mortales inundaciones anegaban la ciudad de Zhengzhou, en China, el 20 de julio, una línea de metro local seguía funcionando. El servicio se detuvo bruscamente cuando quedó casi completamente sumergido bajo el agua.

Dos viudas han contado lo que presenciaron en la línea 5 del metro el 20 de julio.

Ambas encontraron los cuerpos de sus maridos después de que el metro de Zhengzhou accediera a drenar las aguas del túnel sumergido. Mientras que algunas familias aún mantienen la esperanza mientras siguen buscando a sus seres queridos, estas dos mujeres ya han recibido su trágico cierre una semana después del desastre.

La inundación llegó a Zhengzhou el 20 de julio, cuando el régimen ordenó que un embalse cercano drenara su agua justo cuando las fuertes lluvias golpeaban el centro de transporte de China, pero sin alertar a la ciudad. Las aguas inundaron la línea 5 del metro, que aún funcionaba, y dejaron a cientos de pasajeros atrapados durante más de dos horas en lo que, para algunos, se convirtió en una tumba acuática.

Más cuerpos han sido encontrados entre aquellos que fueron arrastrados por el agua mientras intentaban huir del tren o de la estación de metro.

El 27 de julio, el régimen anunció un total de 14 muertos en la línea 5 del metro, entre los que se encuentran los maridos de las dos viudas que fueron localizados los días 25 y 26 de julio. El mismo día, el gobierno provincial de Henan dijo que el número total de muertos por la inundación en la provincia era de 71.

No está claro cuántas personas siguen atrapadas en la inundación de la línea 5 del metro. Al cierre de esta edición, se había publicado un gran número de mensajes de personas desaparecidas en el grupo de redes sociales “Asistencia mutua por las fuertes lluvias de Henan“.

Última llamada recibida

Sha Tao, uno de los maridos que perdió la vida el 26 de julio, estaba a varios días de cumplir 34 años.

“Por fin lo vi en la funeraria. Estaba tirado dentro de una caja de congelación, marcada como anónima. A partir de hoy, no tengo marido, mi hija no tiene padre y nuestros padres no tienen hijo”, escribió su esposa en su cuenta de Weibo, una popular plataforma china de redes sociales. No facilitó su nombre.

La esposa de Sha describió la espantosa realidad de ver el cuerpo de su marido tras cinco días de daños causados por el agua.

Comenzó a buscar desesperadamente a su marido la noche del 20 de julio, llamando a familiares, amigos, funcionarios de la ciudad, la policía, los medios de comunicación y publicando en redes sociales para pedir ayuda. Ninguna de las entidades gubernamentales la ayudó. Acudió a diferentes hospitales y funerarias para buscar a su marido, pero no pudo encontrar a su ser querido.

El 21 de julio dijo al medio local Jimu: “Me llamó ayer por la tarde, después de las 18:00, y me pidió que llamara a la policía para pedir ayuda”. Sha iba en la línea 5 de camino a casa. Mientras hablaba con su mujer, el tren del metro se había detenido entre estaciones, y el agua de la inundación ya le llegaba a los tobillos.

“Entonces, ya no pude localizarlo”, escribió su esposa.

“Si nosotros—los familiares—no hubiéramos pedido al metro de Zhengzhou que drenara el agua para poder rescatarle, no sé cuándo habrían encontrado el cuerpo de Sha Tao”, escribió en Weibo. “El metro de Zhengzhou cometió una serie de grandes errores… [deben] asumir su gran responsabilidad”.

Continuó diciendo que la compañía de metro no detuvo sus operaciones a tiempo, no hizo esfuerzos para dispersar a los pasajeros hasta más de una hora después de que la inundación fuera evidente, no informó de las muertes a tiempo y no hizo intentos de rescatar a los pasajeros a tiempo.

Rescatistas de la provincia de Jiangsu buscan en el interior de la línea 5 del metro, que se inundó en Zhengzhou, provincia central china de Henan, el 26 de julio de 2021. (STR/AFP vía Getty Images)

Agradeció a los compañeros de clase de Sha, a sus colegas, a sus amigos y a un gran número de desconocidos en línea en Zhengzhou por su apoyo. Dijo que les dieron a ella y a su familia las pistas que necesitaban para encontrar finalmente el cuerpo de Sha.

A Sha Tao le sobreviven su mujer y su hija pequeña.

El dolor “es indescriptible”

Entre el 22 y el 25 de julio, el sonido de la voz de una mujer se escuchó repetidamente en un megáfono que resonaba en el túnel del metro sumergido. Su voz gritaba su nombre: “Zou Deqiang, ¡nunca me has decepcionado! … ¡Cariño, espera! Ya voy”.

Zou, de 38 años, había viajado de Shanghai a Zhengzhou para un viaje de negocios. Su cuerpo fue encontrado en el túnel del metro el 25 de julio.

La voz del megáfono era la esposa de Zou, de apellido Bai. Ella emprendió de inmediato el viaje de casi 600 millas desde Shanghai a Zhengzhou en la noche del 20 de julio, horas después de darse cuenta de que Zou había desaparecido.

“Pedí ayuda a la policía y a todos los grupos de rescate profesionales a los que pude acceder, pero no encontré ninguna ayuda”, dijo Bai al medio de comunicación Qihuan el 23 de julio. “Así que grabé este audio y pedí al personal del metro que lo pusiera dentro del túnel sumergido para animar a Zou”.

Bai se aferró a la esperanza de que Zou pudiera sobrevivir a la inundación.

Según Wang, compañero de Zou, ambos tomaron el metro juntos la tarde del 20 de julio. Iban en el último vagón cuando el agua de la inundación detuvo el tren entre las estaciones. Al ver que el agua crecía rápidamente, Zou, Wang y otros pasajeros decidieron abandonar el vagón y salir corriendo hacia la estación.

Los pasajeros se agarraron a las paredes del túnel mientras se movían, mientras las aguas traicioneras se precipitaban a su lado. Más tarde, Wang contó a Bai que el desastre llegó cuando Zou fue arrastrado por el agua. Wang no pudo rescatarlo.

Durante los días siguientes a su huida, Wang se mantuvo en silencio. Sin embargo, acompañó a Bai en la búsqueda de su marido.

“Mi marido es bajo y delgado. Es posible que no haya podido agarrarse a la pared. [Espero] que puedan drenar el agua. Quizá mi marido siga vivo”, dijo Bai el 23 de julio.

Pero sus esperanzas se desvanecieron en la mañana del 25 de julio, cuando se recuperó el cuerpo de Zou. Dijo que el dolor en su corazón “es indescriptible”.

A Zou le sobrevive su mujer. No hizo público si tenían hijos.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.