Test masivos de COVID-19 conducen a nuevas infecciones en China

Por Nicole Hao
13 de Agosto de 2021 4:08 PM Actualizado: 13 de Agosto de 2021 4:08 PM

Los test masivos de detección de COVID-19 ordenados por el régimen chino dieron lugar a dos casos confirmados de personas que siguieron propagando el virus del Partido Comunista Chino (PCCh), también conocido como el nuevo coronavirus, causante de la infección.

Los medios de comunicación estatales chinos citaron a un funcionario del gobierno que trabajaba en un centro de pruebas de COVID-19 en la ciudad de Yangzhou, provincia de Jiangsu, como vector de al menos 24 infecciones. Los informes sugieren que contrajo el virus del PCCh de un residente que visitó el centro y luego fue diagnosticado con COVID.

Algo similar ocurrió en Nanjing, donde un niño de 2 años se infectó en un lugar de pruebas de COVID-19 cercano a su casa. En la ciudad de Zhangjiajie, en la provincia de Hunan, cinco personas visitaron un mismo lugar de pruebas el 5 de agosto y fueron diagnosticadas con la enfermedad el 8 de agosto.

Para frenar el brote, el régimen chino ordenó que todos los residentes de la ciudad se sometan a los test de detección del virus en lugares específicos en momentos determinados. Esto obligó a cientos de residentes a aglomerarse para las pruebas.

El régimen chino ordenó el 7 de febrero que cualquier ciudad con más de cinco millones de habitantes debía terminar los test de detección del virus entre tres y cinco días. Las ciudades con menos de cinco millones de habitantes tenían que terminar las pruebas en dos días.

Yangzhou tiene una población de 4.56 millones de habitantes. Entre el 7 y el 9 de agosto operaron 414 sitios con test de COVID-19. En los lugares de las pruebas, el régimen ordenó una distancia social de un metro (3.28 pies), pero los residentes no pudieron mantener la distancia debido al espacio limitado.

Las personas hacen cola para someterse a un test de COVID-19 en un centro de pruebas del virus en Beijing, China, el 5 de agosto de 2021. (Noel Celis/AFP vía Getty Images)

Uno propaga el virus a 24

Un hombre llamado Wang Qiang, de 58 años, trabajó del 29 al 31 de julio como miembro del personal del centro de pruebas de COVID-19 de Union Village en Wantou Town, de la ciudad de Yangzhou.

Wang contagió el virus a otras 23 personas el 8 de agosto, según el diario estatal chino, Health Times. Al día siguiente, el número aumentó a 24 casos según el medio estatal The Paper.

A Wang se le diagnosticó COVID-19 el 1 de agosto y luego fue tratado en el Hospital Nº 3 de Yangzhou.

Dos empleados que trabajaban en el centro de pruebas y 22 residentes que se sometieron a los test de detección del virus en el centro de pruebas fueron diagnosticados con COVID-19. El régimen chino dijo que todos contrajeron el virus de parte de Wang.

A los dos empleados se les diagnosticó COVID-19 el 31 de julio. Ellos trabajaban en el centro de pruebas en el mismo período que Wang.

Los 22 residentes fueron diagnosticados entre el 3 y el 7 de agosto y sus edades oscilan entre los 5 y los 80 años.

Los registros no incluyen información sobre cómo Wang contrajo el virus.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.