Testigo del impeachment contra Trump, Alexander Vindman, se retira del Ejército

Por Jack Phillips
08 de Julio de 2020
Actualizado: 08 de Julio de 2020

El teniente coronel de Estados Unidos, Alexander Vindman, quien testificó en el impeachment contra el presidente Donald Trump, se retira del Ejército.

“Hoy he solicitado oficialmente el retiro del Ejército de Estados Unidos, una organización que amo. Mi familia y yo esperamos con ansias el próximo capítulo de nuestras vidas”, escribió en un comunicado .

Siendo un exfuncionario de seguridad nacional de la Casa Blanca con especialidad en asuntos de Ucrania, Vindman fue escoltado fuera de las instalaciones de la Casa Blanca a principios de año, meses después de haber dado testimonio sobre la llamada telefónica de Trump del 25 de julio de 2019 con el presidente ucraniano Volodymyr Zelenksy. Parte del testimonio de Vindman durante la investigación, fue cuestionado por su superior, Tim Morrison.

Trump fue finalmente absuelto por el Senado, controlado por el Partido Republicano, después que la Cámara votara a favor de destituirlo por motivos partidistas.

El abogado de Vindman, David Pressman, dijo que Vindman se está alejando “después que quedara claro que su futuro dentro de la institución a la que había servido obedientemente será para siempre limitado”.

“El presidente de Estados Unidos intentó forzar al LTC Vindman a elegir entre adherirse a la ley o complacer al presidente; entre honrar su juramento o proteger su carrera; entre proteger su ascenso o el de sus compañeros. Estas son opciones que nadie en Estados Unidos debe enfrentar, especialmente uno que ha dedicado su vida a servir”, dijo Pressman, según The Hill.

El Departamento de Defensa y la Casa Blanca no han respondido a las solicitudes de comentarios.

A principios de este mes, la senadora Tammy Duckworth (D-Ill.) confirmó que ella bloqueará todos los ascensos militares a menos que el secretario de Defensa, Mark Esper, prometa no bloquear el ascenso de Vindman.

“Se supone que nuestro ejército  que es la última meritocracia. Es simplemente inaudito y erróneo que cualquier Comandante en Jefe se inmiscuya en asuntos militares rutinarios, tenga o no una venganza personal contra un Soldado que cumplió con su deber patriótico y dijo la verdad, un Soldado que ha sido recomendado para la promoción por sus superiores debido a su desempeño”, dijo en una declaración.

La senadora Tammy Duckworth asiste a una audiencia de nominación de las Fuerzas Armadas del Senado en el Capitolio de Washington D.C. el 7 de mayo de 2020. (KEVIN DIETSCH/POOL/AFP vía Getty Images)

A principios de este año, Trump dijo que los militares podrían “echar un vistazo” para evaluar si Vindman debería enfrentarse a medidas punitivas después de ser despedido de su puesto. Pero el secretario del Ejército, Ryan McCarthy, dijo en febrero que no hay planes para investigarlo.

“Lo trajimos de vuelta. Así que básicamente tiene una asignación de transición por un par de meses dentro de una asignación [del Departamento del Ejército], y luego se dirigirá a una universidad de servicio superior este verano. No hay ninguna investigación sobre él”, dijo McCarthy a los periodistas en ese momento.

Vindman testificó en noviembre de 2019 donde expresó su preocupación por la llamada de Trump-Zelensky. Morrison, su jefe en el Consejo de Seguridad Nacional, declaró más tarde al Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes que otros miembros del personal consideraban a Vindman poco fiable y propenso a filtrar información. A su vez confirmó que Vindman no lo mantuvo “al tanto en todo momento” cuando fue interrogado por el Consejo republicano. Vindman tampoco habló inmediatamente con Morrison sobre su preocupación por la llamada telefónica del 25 de julio, afirmó Morrison.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


A continuación

Cómo China, Rusia, Irán y Cuba contribuyen a la inestabilidad de América Latina

TE RECOMENDAMOS