Testimonio: FBI dijo a Twitter que laptop de Hunter Biden era auténtica luego de publicación de reporte

Por Tom Ozimek
20 de Julio de 2023 6:12 PM Actualizado: 20 de Julio de 2023 6:12 PM

El Comité Judicial de la Cámara de Representantes declaró en un testimonio reciente de una empleada de alto nivel del FBI que un agente confirmó a un empleado de Twitter que la laptop de Hunter Biden era auténtica el mismo día en que el New York Post publicó la historia que Twitter suprimió después.

Laura Dehmlow, jefa de Sección del Grupo de Trabajo sobre Influencia Extranjera (FITF) del FBI, se sometió a una entrevista transcrita el 17 de julio de 2023, según un comunicado del Comité Judicial de la Cámara de Representantes.

Durante la entrevista, realizada por el Comité Judicial de la Cámara de Representantes y el Subcomité sobre el Uso como Arma del Gobierno Federal, Dehmlow dijo supuestamente que el mismo personal del FBI que estaba advirtiendo a las empresas de redes sociales sobre una posible operación rusa de “hackeo y filtración” antes de las elecciones presidenciales de 2020 sabía que la laptop perteneciente a Hunter Biden no formaba parte de una campaña rusa de desinformación.

Tras la publicación por el New York Post, el 14 de octubre de 2020, de un artículo sobre el contenido de la laptop en el que se alegaba tráfico de influencias de la familia Biden, el FBI optó por adoptar la postura institucional de no responder a las preguntas directas de las empresas de redes sociales sobre la autenticidad de la laptop. Esta decisión se produjo a pesar de haber mantenido un intercambio continuo de información con estas empresas durante varios meses hasta ese momento.

“En pocas palabras, después de que el FBI condicionara a las empresas de redes sociales a creer que la laptop era producto de una operación de hackeo, el buró detuvo su intercambio de información, permitiendo que las empresas de redes sociales concluyeran que la historia del New York Post era desinformación rusa”, dijo el Comité Judicial de la Cámara en un comunicado.

Sin embargo, el aparente bloqueo del FBI a la hora de confirmar la autenticidad de la laptop no era hermético. Dehmlow declaró ante el Comité, en un testimonio transcrito y consultado por The Epoch Times, que el mismo día en que el New York Post publicó su historia, varios agentes del FBI fueron preguntados sobre el asunto durante una conferencia telefónica con un empleado de Twitter no identificado.

“Alguien de Twitter preguntó esencialmente si la laptop era real”, dijo Dehmlow, según la transcripción. “Y una de las personas del FBI que estaba en la llamada confirmó que ‘sí, lo era’, antes de que otro participante interviniera y dijera ‘no hay más comentarios'”.

Al preguntarle si recordaba la identidad del agente que confirmó que la laptop era real, Dehmlow respondió: “Sí, lo recuerdo”.

Aunque no se ha dado el nombre de esa persona, el Comité observó que Dehmlow indicó que se trataba de un analista de la División de Investigación Criminal del FBI que estaba integrado en la FITF, mientras que la persona que interrumpió la declaración de confirmación era un abogado del FBI.

A pesar de que, al parecer, el FBI conocía la autenticidad de la laptop e incluso confirmó incidentalmente ese hecho a Twitter, la empresa de redes sociales optó por suprimir la noticia del New York Post en su plataforma.

Las encuestas indicarían más tarde que si los votantes hubieran tenido conocimiento de la laptop Hunter Biden antes de las elecciones de 2020, habría influido en su voto.

A la luz de las revelaciones, el Comité Judicial de la Cámara de Representantes pidió al director del FBI, Christopher Wray, que facilitara al panel una serie de información, incluido el nombre del funcionario del FBI que supuestamente confirmó a Twitter la autenticidad de la laptop.

El FBI dijo a The Epoch Times que no tenía ningún comentario que hacer al respecto.

Cuando se le pidió que comentara el asunto, Twitter respondió con su habitual emoji de popo.

Más detalles

Reportes anteriores indican que el FBI confirmó por primera vez la autenticidad de la laptop de Hunter Biden en noviembre de 2019 cotejando el número del dispositivo con el ID de Apple iCloud de Hunter Biden.

Obtuvieron el dispositivo en diciembre de 2019 y notificaron al IRS que probablemente tenía en él pruebas de delitos fiscales, según Gary Shapley, un agente especial criminal del IRS que fue asignado para trabajar en una investigación sobre los impuestos de Hunter Biden.

John Paul Mac Isaac, propietario de una tienda de informática en Delaware, declaró que Hunter Biden dejó una laptop en su tienda el 12 de abril de 2019. Mac Isaac presentó una factura en la que figuraba como persona a facturar Hunter Biden, junto con un ID de iCloud. Dijo que finalmente entregó la laptop al FBI, aunque guardó una copia de la unidad “por si alguna vez lo traicionaban” y más tarde pasó el contenido a Rudy Giuliani, que se lo dio al New York Post.

Posteriormente, el Post publicó la historia el 14 de octubre de 2020, pero el artículo fue suprimido por empresas como Twitter, que afirmaron que la historia se basaba en material hackeado.

Surgieron otros esfuerzos para desacreditar la historia, incluida una carta redactada por exmiembros de la comunidad de inteligencia en la que se afirmaba que la historia presentaba las características típicas de una campaña de desinformación rusa posiblemente destinada a influir en las elecciones.

Por aquel entonces, funcionarios del FBI advirtieron repetidamente a las empresas de redes sociales de que Rusia estaría generando propaganda en torno a las elecciones. Aunque el FBI confirmó a The Epoch Times en una declaración anterior que había emitido una advertencia, la agencia dijo que “no puede pedir, ni dirigir, a las empresas que tomen medidas sobre la información recibida”.

El Comité Judicial de la Cámara de Representantes afirmó en su carta a Wray que, tras la reunión con Twitter en la que un agente confirmó la autenticidad de la laptop, el personal del FBI “deliberó inmediatamente de forma interna” sobre qué información sobre la laptop revelaría la agencia a las empresas de redes sociales durante las próximas reuniones.

“Según Dehmlow, durante estas deliberaciones internas, se tomó la decisión de que el FITF diría ‘sin comentarios’ en adelante”, escribió el Comité.

La entrevista transcrita indica que el FBI tomó la decisión de negarse a confirmar la autenticidad de la laptop en adelante a las empresas de redes sociales a pesar de ser consciente de que era real.

Además, Dehmlow dijo al panel que “múltiples” miembros del personal de la FITF sabían que la laptop era auténtica.

El periodista de investigación Michael Schellenberger, que fue una de las personas que tuvo acceso exclusivo a las comunicaciones internas de Twitter y reveló algunas de las revelaciones de los Archivos de Twitter, afirmó que el testimonio de Dehmlow apunta a un “fraude gigantesco” que debería investigarse.

“Gigantesco. Los autores de este gigantesco fraude deben ser investigados, procesados y llevados ante la justicia”, escribió Schellenberger en un posteo en Twitter.

Con información de Zachary Stieber.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.