Texas inicia una investigación sobre las acusaciones de abuso infantil en un centro de inmigrantes

El gobernador pide al gobierno de Biden que cierre las instalaciones
Por Mimi Nguyen Ly
08 de Abril de 2021
Actualizado: 08 de Abril de 2021

Dos agencias de Texas recibieron denuncias de que varios niños han sido agredidos sexualmente y desatendidos en una instalación federal para migrantes en San Antonio, anunció el miércoles el gobernador Greg Abbott, quien agregó que ha ordenado una investigación sobre el asunto y que ha pedido a la Administración Biden que cierre la instalación.

Las quejas sobre el Coliseo Freeman llegaron a la Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas y al Departamento de Servicios Familiares y de Protección de Texas. El centro alberga actualmente algunos menores no acompañados (niños que cruzaron la frontera sur ilegalmente sin un adulto), dijo Abbott a los periodistas durante una rueda de prensa celebrada frente al lugar.

“Hoy mismo, la Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas y el Departamento de Servicios Familiares y de Protección de Texas, recibieron por separado pistas que alegaban abuso y negligencia infantil en el centro de migrantes de San Antonio”, dijo Abbott. “Estos datos son un biproducto de las políticas del presidente Biden”.

Las denuncias comprenden cuatro quejas principales que alegan agresión sexual infantil, que los niños no comen durante el día, que no hay suficiente personal para supervisar a los niños y que los niños con la COVID-19 no están siendo separados físicamente de los que no tienen el virus. No está claro cuántos niños fueron supuestamente maltratados o afectados negativamente por la negligencia.

Abbott calificó la situación en el centro como una “pesadilla para la salud y la seguridad”, y pidió a la administración que traslade a los niños a instalaciones más seguras y que cierre el centro. “La política de fronteras abiertas de Biden causó esta crisis”, dijo Abbott en Twitter.

Por el momento, Abbott dijo que ha ordenado a los Rangers de Texas y al Departamento de Seguridad Pública de Texas que investiguen las acusaciones.

Según KSAT-TV, la instalación, a fecha del 5 de abril, albergaba a más de 1300 niños. Según se informa, tiene una capacidad de 2100 camas.

Epoch Times no ha investigado de forma independiente las acusaciones.

La Administración Biden no respondió inmediatamente a la solicitud de comentarios de The Epoch Times.

La semana pasada se anunciaron tres nuevas instalaciones de acogida para menores no acompañados debido al aumento de inmigrantes ilegales que cruzan la frontera de México a Estados Unidos. Son el Sitio de Admisión de Emergencia (EIS) de Delphi en Donna, el EIS de Dimmit en Carrizo Springs y el EIS de Pecos en Pecos.

Aunque las instalaciones no están pensadas para albergar a los niños durante más de tres días, la gran afluencia de menores no acompañados ha dejado a los funcionarios sin alternativa.

Desde que asumió el cargo, Biden ha revertido una serie de políticas fronterizas de la Administración Trump, incluyendo la pausa en la construcción del muro fronterizo y el anuncio del cese de la política de “Permanecer en México”, que requería que los solicitantes de asilo permanecieran en México mientras se tramitaban sus expedientes de inmigración.

La administración también dejó de expulsar del país a los menores no acompañados. En general, se sigue expulsando a los adultos y a las unidades familiares de Estados Unidos.

El presidente Joe Biden y otros funcionarios estadounidenses han instado a los migrantes a que se abstengan de cruzar ilegalmente la frontera hacia Estados Unidos, diciendo que las fronteras estadounidenses siguen cerradas. El presidente caracterizó la oleada fronteriza como algo que “ocurre todos los años”, debido a múltiples factores externos, como los desastres naturales, la falta de alimentos y la violencia de las bandas. La secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo el mes pasado que “la última administración nos dejó un sistema desmantelado e inviable”, refiriéndose a la situación en la frontera sur.

Varios críticos, incluidos algunos republicanos, han dicho que la crisis en la frontera se agravó en gran medida por las políticas de inmigración de Biden que, según ellos, han recreado un incentivo para que la gente entre en Estados Unidos.

El número de detenciones de inmigrantes ilegales desde octubre de 2020 hasta finales de febrero de 2021 fue de 396,958, lo que representa un aumento de más del 96 por ciento respecto al periodo del año anterior, según los datos de la CBP. Solo en febrero, la CBP detuvo a 100,441 inmigrantes ilegales que cruzaron la frontera sur.

Siga a Mimi en Twitter: @MimiNguyenLy


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS