Texas: Jefe de policía rehúsa renunciar pese a exigencia de familiares de víctimas de tiroteo en Uvalde

Por Charlotte Cuthbertson
27 de Octubre de 2022 6:39 PM Actualizado: 27 de Octubre de 2022 6:39 PM

Las familias de los niños asesinados en Uvalde pidieron la renuncia del director del Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS, por sus siglas en inglés), Steve McCraw, durante una reunión pública en Austin el 27 de octubre.

Citando el lamentable fracaso de la respuesta del departamento a la masacre en la escuela del 24 de mayo y la consiguiente confusión causada por la “desinformación tras desinformación” de McCraw durante las conferencias de prensa, Jesus Rizo dijo a McCraw que tiene que renunciar.

Rizo, tío de Jacklyn Cazares, de 10 años de edad, que fue asesinada junto con otros 18 niños y dos maestras, dijo que los comentarios de McCraw después del tiroteo causaron un efecto dominó en todo Uvalde.

“Nuestro pueblo está destrozado”, dijo Rizo. “Cuando llegó… básicamente encendió una cerilla y prendió fuego a la ciudad”.

Varias informaciones clave que el departamento de McCraw difundió en los primeros días después de la masacre resultaron ser falsas, como que un oficial de policía tuvo la oportunidad de disparar al joven armado antes de que entrara en la escuela, pero no lo hizo (el objetivo potencial era el entrenador de educación física); y que una maestra había asegurado una puerta exterior y la había dejado abierta (la había cerrado y había llamado al 911).

“Es hora de que usted, señor, cumpla su palabra y presente su renuncia y entregue su placa, señor McCraw”, dijo Rizo.

McCraw declaró a la CNN el mes pasado que estaba dispuesto a renunciar si se determinaba que el departamento había fracasado.

“Seré el primero en renunciar, renunciaré con gusto, presentaré mi renuncia al gobernador si creo que hay alguna culpabilidad en el Departamento de Seguridad Pública. Y punto”, dijo a la organización de noticias.

Cientos de oficiales de la ley respondieron al tiroteo masivo en Uvalde el 24 de mayo, incluyendo 91 policías y rangers del DPS. Sin embargo, pasaron 77 minutos antes de que una unidad federal fronteriza entrara en el aula y eliminara al tirador.

Epoch Times Photo
La policía acordona la escena donde un hombre disparó a su abuela antes de llevar a cabo una masacre en la Escuela Primaria Robb, en Uvalde, Texas, el 24 de mayo de 2022. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Otro familiar, Brett Cross, el tutor de Uziyah Garcia, una alumna de cuarto grado de la escuela Robb que fue asesinada, también pidió la renuncia de McCraw.

“Si es un hombre de palabra, renunciará”, dijo Cross. “Nuestras familias, nuestra comunidad y nuestro estado han esperado lo suficiente”.

Cross acusó a McCraw de decir mentiras.

“Usted no controla a sus oficiales, ni es el líder que este gran estado merece al frente de lo que una vez fue conocido como una de las mejores agencias de aplicación de la ley. Usted ha deshonrado al estado, a su posición y a la gente”, dijo.

McCraw tuvo la oportunidad de responder y se resistió a las peticiones de su renuncia, diciendo: “Si el DPS como institución falló a las familias, falló a la escuela, o falló a la comunidad de Uvalde, entonces absolutamente me tengo que ir”.

“Pero puedo decir esto ahora mismo: el DPS como institución, ahora mismo, no le falló a la comunidad. Simple y llanamente”.

Reiteró que la respuesta de las fuerzas policiales falló y que los oficiales rendirán cuentas una vez que la investigación esté completa.

McCraw dijo que los Rangers de Texas, una rama del DPS, habrá terminado con su investigación a finales de año.

“No voy a sentarme aquí y decir que el DPS no tiene culpa”, dijo.

McCraw se encuentra entre las docenas de funcionarios que se han enfrentado a la creciente ira por su manejo del tiroteo, con un informe de 77 páginas publicado el 17 de julio por la Cámara de Representantes del estado de Texas que culpa a los “fallos sistémicos” y al mal liderazgo de la respuesta que posiblemente contribuyó al número de muertos.

Epoch Times Photo
Un monumento improvisado en la escuela primaria Robb está lleno de flores, juguetes, carteles y cruces con los nombres de las 21 víctimas del tiroteo masivo ocurrido el 24 de mayo, en Uvalde, Texas, el 27 de mayo de 2022. (Charlotte Cuthbertson/The Epoch Times)

Pete Arredondo, el jefe de policía del Distrito Independiente Consolidado de Uvalde (CISD, por sus siglas en inglés), fue despedido en julio, dos meses después del tiroteo.

El 10 de octubre, el superintendente de Uvalde CISD, Hal Harrell, anunció su jubilación, que será efectiva a finales de año.

Tres días antes, todo el departamento de policía del distrito escolar fue suspendido después de que se descubrieran “problemas adicionales con las operaciones del departamento”, según Anne Marie Espinoza, portavoz del UCISD.

Durante la misma semana, se descubrió que el CISD había contratado como policía escolar a un policía estatal de Texas que había sido uno de los primeros en llegar a la escena del tiroteo. El entonces policía, Crimson Elizondo, se ve en las imágenes de la cámara corporal esperando fuera del edificio de la escuela, a pesar de llegar en dos minutos.

El distrito escolar despidió a Elizondo el jueves después de que la CNN revelara la conexión.

“Si mi hijo hubiera estado ahí dentro, yo no habría estado fuera. Se los prometo”, había dicho Elizondo a sus compañeros después del tiroteo, según el medio de comunicación, que había obtenido el audio de las cámaras corporales.

McCraw dijo que dos policías estatales han renunciado o han sido despedidos, “y hay más que investigar”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.