Todos los miembros de la familia de este hombre de 6 pies de altura son enanos, la gente no lo cree

Por SWNS
08 de Enero de 2024 10:49 PM Actualizado: 08 de Enero de 2024 10:49 PM

Un californiano de 6 pies y 2 pulgadas es la única persona alta de su familia de “gente pequeña” con enanismo. Dice que los desconocidos le acusan de mentir sobre sus padres.

De pequeño, Peet Montzingo, de 25 años y natural de Los Ángeles, era demasiado grande para sentarse en el regazo de su madre y apenas notó la diferencia de tamaño entre él y su familia hasta que empezó a ir al colegio. Creció en una casa adaptada, con encimeras de cocina bajas que le daban dolor de espalda y marcos de puertas con los que se golpeaba la cabeza repetidamente.

Su madre, que mide 1,20 m, le llevaba a la tienda de comestibles para que pudiera alcanzar los productos de los estantes superiores cuando ella no podía. Si alguna vez invitaba a un amigo a su casa, tenía que avisarle con antelación, y si se le olvidaba, sus mandíbulas “se caían al suelo”.

(SWNS)
(SWNS)

A veces, el Sr. Montzingo sufría abusos verbales sobre su familia, y sus compañeros se burlaban de ellos. Dijo que los desconocidos le acusaban de mentir sobre su parentesco genético con sus padres, hermanos y primos, que son todos enanos.

El Sr. Montzingo, autor y músico, utiliza ahora su plataforma única para educar a la gente y desafiar las ideas erróneas sobre el enanismo.

(SWNS)
(SWNS)

Dijo: “Al crecer, estaba tan acostumbrado a que la gente diera por sentado que no pertenezco a mi familia”.

“Estábamos todos en la tienda y los desconocidos entablaban conversación, pero nunca me miraban.

“Si nos encontráramos con ellos al azar en otra ocasión, normalmente tendría que volver a presentarme porque nunca se acordarían de mí.

“Ahora me parece divertidísimo convencer a la gente —sobre todo en Internet— de que soy parte de mi propia familia”.

(SWNS)
(SWNS)
(SWNS)
(SWNS)

El Sr. Montzingo es el menor de tres hermanos y es la única persona de estatura media de su familia inmediata.

“Antes de empezar la escuela, nunca pensaba en la diferencia de estatura”, dice. “No fue hasta que vi a todos los niños y a sus padres cuando me di cuenta. Me di cuenta de que estaba en un mundo extraño. Llegaba a casa, lloraba con mi madre y le decía: ‘Ojalá yo también fuera enano'”.

El Sr. Montzingo pronto se dio cuenta de que el hogar en el que creció también era muy diferente de los hogares de sus compañeros de estatura media. Dijo que le llevó “mucho tiempo emocionalmente descubrir” su papel y “sentirse cómodo y seguro” en su propia familia.

(SWNS)
(SWNS)

“Mi hermano es mayor que yo, siempre quiso ser el hermano mayor, pero siempre fue mucho más bajo que yo”, dijo el Sr. Montzingo. “Nunca pudo intimidarme ni darme órdenes. De mayor, los estantes de arriba eran míos porque podía alcanzarlos. Allí escondía caramelos, era increíble. En casa de mi madre, todavía tengo algunos de esos rincones”.

Añadió que en los parques temáticos, el personal nunca podía decirle que era demasiado pequeño para montar sin su padre o su madre.

“Una vez, cuando llegué al principio de la cola, el empleado me dijo que era demasiado bajo, pero que podía pedirle a uno de mis padres que me acompañara y así podría montar”, cuenta. “Le dije que mis padres eran más bajos que yo, ¡y se rió de mí!

“Así que fui a buscar a mi madre y a mi padre, y cuando el trabajador los vio, su cara era de puro asombro… y todos pudimos montar de todos modos”.

(SWNS)
(SWNS)

Como el Sr. Montzingo tiene un aspecto tan diferente, todavía le cuesta convencer a los extraños de que forma parte de su familia. Dice que cuando la gente los conoce a todos juntos, asumen que es un extraño.

Dice: “Menos mal que me parezco tanto a mi madre, porque si no sería más difícil de lo que ya es decirle a la gente que soy pariente. Mucha gente no tiene ni idea de lo que es el enanismo, y nosotros siempre estamos encantados de compartir nuestros conocimientos. Es cómico cuántas veces educar a alguien se convierte en un intento de refutarlo”.

El Sr. Montzingo añadió que, al haber tenido una experiencia tan diferente al crecer, es capaz de comprender la realidad del enanismo que la mayoría de la gente de estatura media no puede. “Creé una profunda empatía por todos los que tienen un aspecto diferente”, afirma.

(SWNS)
(SWNS)

“En el colegio, la gente me acosaba e insultaba a mi familia, pero ése era el único acoso que sufría; a mi hermano lo acosaban físicamente”, añade. “Ahora quiero defender el enanismo y demostrar que son como los demás.

“Siempre intento que la gente lo entienda. La gente dice: ‘Qué tiernos son’, pero son personas, no juguetitos. Hay quien mira a una persona pequeña y la ve como un estereotipo, no como un ser humano.

“Gracias a mi familia, puedo mirarles y verles como seres humanos como los demás: el enanismo no les define”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.