Trabajador de una funeraria en Wuhan: Estamos trabajando 24/7 para incinerar los cuerpos

Por Nicole Hao
05 de Febrero de 2020
Actualizado: 05 de Febrero de 2020

Los trabajadores de los crematorios en la ciudad de Wuhan, el epicentro del brote de coronavirus, dicen que su carga de trabajo ha aumentado dramáticamente en los últimos días, ya que constantemente transfieren los cuerpos de las víctimas desde los hospitales y las residencias familiares.

En una entrevista con The Epoch Times, un trabajador describió sus largas horas de trabajo para hacer frente al repentino aumento de cuerpos que deben ser cremados.

Mientras tanto, los videos de los trabajadores que lidian con la crisis han estado circulando en las redes sociales, incluido uno de un trabajador en una funeraria de Wuhan que compartió imágenes de más de 10 cuerpos tendidos en camillas, alineados para la cremación.

Algunos internautas también compartieron videos que filmaron en diferentes hospitales de Wuhan, en los que se muestran cuerpos a la espera de ser transferidos de los hospitales a las funerarias.

Como los trabajadores de las funerarias no saben con certeza si la persona murió por el coronavirus, usan trajes y máscaras protectoras para defenderse de una posible infección.

Trabajando 24/7

Wuhan tiene tres funerarias principales en el centro de la ciudad que están equipadas con crematorios. Si bien la cremación es una práctica fúnebre común en China, en un aviso emitido el 1 de febrero, la Comisión Nacional de Salud de China dijo que las personas que han muerto por el virus no pueden ser enterradas y sus cuerpos deben ser cremados de inmediato.

Debido al brote de coronavirus, la Oficina de Asuntos Civiles de Wuhan designó a la Funeraria Hankou para que se encargue de los cuerpos de aquellos que fueron diagnosticados y murieron a causa del virus, según los medios estatales. Además, la funeraria Wuchang y la funeraria Qingshan fueron designadas para atender a aquellos que murieron de neumonía grave, o de los cuales se sospechó que tenían casos de coronavirus y murieron.

Un trabajador en un crematorio de Wuhan dijo en una entrevista realizada el 4 de febrero que él y sus colegas han trabajado las 24 horas, los siete días de la semana desde el 28 de enero. Dijo que están exhaustos y que trabajan sin el equipo adecuado, como bolsas para cadáveres, trajes protectores y mascaras faciales.

“Desde el 28 de enero, el 90 por ciento de nuestros empleados están trabajando las 24 horas del día, los 7 días de la semana… no pudimos volver a casa”, dijo un hombre identificado como Yun al Epoch Times en chino durante una llamada telefónica. Trabaja en la funeraria Caidian, en una de cuatro instalaciones ubicadas en un área suburbana de Wuhan.

“Realmente necesitamos más mano de obra”, dijo.

Mientras tanto, más cuerpos continúan llegando cada día.

“Necesitamos recoger cuerpos cuando ellos [hospitales, comunidades o familiares de los fallecidos] nos llaman. Todos los días, necesitamos al menos 100 bolsas para cadáveres”, dijo.

Se requiere que su lugar de trabajo recoja cuerpos del Hospital Wuhan Tongji, el Hospital Wuhan No. 13, el Hospital recientemente construido Huoshenshan y otros hospitales pequeños, así como de cualquier residencia que solicite sus servicios.

Yun dice que ha hablado con trabajadores de otras funerarias de Wuhan, los cuales también están abrumados.

“Casi todo el personal de cada funeraria en Wuhan está totalmente equipado, y todas las cámaras de cremación de Wuhan están trabajando las 24 horas”, dijo.

El trabajador informó que el personal solo puede sentarse en sus sillas y tomar una siesta cuando tienen la oportunidad.

“No podemos parar porque no podemos dejar los cuerpos afuera por mucho tiempo”, dijo.

Los miembros del personal de trabajo también carecen de equipo de protección.

“Para nosotros que transferimos los cuerpos, no comemos ni bebemos durante mucho tiempo para preservar el traje de protección, porque necesitamos quitarnos el traje de protección cada vez que comemos, bebemos o vamos al baño. El traje protector no se puede volver a usar después de ser usado”, dijo.

Yun dijo que el resto del personal de la funeraria, como las recepcionistas, no pueden usar trajes protectores.

“Usan impermeables para protegerse”, dijo.

Familias

Yun dice que está desconsolado al ver tantos cuerpos y saber que muchos miembros de la familia no pudieron ver a sus seres queridos en su momento final.

“Recogemos cuerpos de las casas de las personas… Los miembros de la familia no pueden ver el cuerpo después de que lo retiramos”, dijo.

De acuerdo con las nuevas regulaciones gubernamentales, el personal de la funeraria recoge los cuerpos y luego los incinera sin notificar a los miembros de la familia, para que puedan evitar una posible infección con el virus después de tener contacto con el cuerpo.

“Cuando los miembros de la familia vienen aquí, pueden pagar los costos de la cremación y luego recoger las cenizas”, dijo Yun.

En los hospitales, los miembros de la familia también tienen prohibido ver los cuerpos.

Algunos de los fallecidos tenían registros hospitalarios, pero muchos no los tienen, porque no podían recibir tratamiento hospitalario rápido antes de su muerte o murieron esperando, dijo.

“Esos son tratados como una razón desconocida [por la causa de la muerte]”, dijo Yun.

Funeraria Wuchang

Guyu Lab, un medio de comunicación en línea independiente, entrevistó a un trabajador de la funeraria Wuchang a quien se le pidió que recogiera cuerpos de hospitales y residencias, a partir del 26 de enero.

“Todo el personal masculino de nuestra funeraria está recogiendo y moviendo cuerpos ahora, y el personal femenino está contestando los teléfonos, desinfectando la funeraria, etc.”, dijo Huang al medio de comunicación en un informe del 3 de febrero. “Trabajamos las 24 horas… Estamos muy cansados”.

Huang dijo que su funeraria no tiene el equipo para desinfectar adecuadamente las instalaciones. Los trabajadores tienen que reutilizar los trajes protectores desechables, ya que no hay nuevos. Usan gafas de natación porque no tienen gafas protectoras y deben llevar dos capas de guantes de plástico desechables porque no tienen guantes de goma.

“Estamos a punto de colapsar. Realmente necesitamos ayuda”, dijo Huang.

Descubra

Vivió 15 años con dolor y ahora viaja compartiendo el hallazgo que le cambió la vida

TE RECOMENDAMOS