Trabajadores de un hospital apelan sentencia que desestimó su demanda por vacunación obligatoria

Por Zachary Stieber
14 de Junio de 2021
Actualizado: 14 de Junio de 2021

Un grupo de antiguos y actuales trabajadores de un sistema hospitalario de Texas apeló el lunes la sentencia de un juez, dictada dos días antes, que desestimaba su demanda sobre la obligación de vacunación.

Los demandantes, que han interpuesto una demanda contra el sistema hospitalario Houston Methodist, han apelado la sentencia ante el Tribunal de Apelación de Estados Unidos para el Quinto Circuito.

Más de 100 antiguos y actuales empleados presentaron la demanda el mes pasado, argumentando que el hecho de que su empleador les obligara a vacunarse como condición para seguir trabajando equivalía a un intento de forzar la participación en un ensayo de vacunas experimentales.

Las tres vacunas COVID-19 autorizadas para uso de emergencia en Estados Unidos no han recibido la aprobación de los organismos reguladores de medicamentos.

El juez de distrito Lynn Hughes desestimó el 12 de junio la demanda, afirmando que las vacunas no son experimentales ni peligrosas. Hughes, designado por Reagan, también dictaminó que recibir una vacuna no sería un acto ilegal, por lo que el despido por negarse a vacunarse no sería un despido injusto.

La demandante principal, Jennifer Bridges, “dice que la obligan a inyectarse una vacuna o la despiden”.

“Esto no es coerción. Methodist está tratando de hacer su trabajo de salvar vidas sin que se contagien del virus COVID-19. Es una elección hecha para mantener a los empleados, a los pacientes y a sus familias más seguras. Bridges puede elegir libremente aceptar o rechazar la vacuna contra el COVID-19; sin embargo, si se niega, simplemente tendrá que trabajar en otro lugar”, dijo Hughes.

Después de presentar el recurso el lunes, Jared Woodfill, abogado de los demandantes, dijo a The Epoch Times en un correo electrónico que la demanda “es solo una batalla en una guerra más grande para proteger los derechos de los empleados a ser libres de ser obligados a participar en un ensayo de vacunas como condición para el empleo”.

Woodfill dijo que ser empleado no debería estar condicionado a servir de “conejillo de indias humano” y prometió llevar el caso hasta la Corte Suprema si fuera necesario.

“Si se permite que esta sentencia se mantenga, los empresarios de todo el país podrán obligar a sus empleados a participar en un ensayo de vacunas como condición para el empleo. Esta batalla legal no ha hecho más que empezar. En última instancia, creo que Methodist Hospital tendrá que rendir cuentas por su conducta. A veces los engranajes de la justicia se mueven más lentamente de lo que nos gusta”, escribió.

Gale Smith, portavoz del sistema hospitalario, no quiso hacer comentarios sobre la apelación.

El Dr. Marc Boom, presidente y director general del sistema, dijo durante el fin de semana que el fallo de Hughes significaba que “ahora podemos dejar esto atrás y continuar nuestro enfoque en la seguridad, la calidad, el servicio y la innovación sin precedentes”.

“Todos nuestros empleados han cumplido ahora los requisitos de la política de vacunas y no podría estar más orgulloso de ellos”, añadió. “Nuestros empleados y médicos tomaron sus decisiones por nuestros pacientes, que siempre están en el centro de todo lo que hacemos. Han cumplido con su obligación sagrada como trabajadores sanitarios, y no podríamos pedir un equipo más dedicado, atento y con más talento”.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber

Siga a Zachary en Parler: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS