Trasplantan los 2 brazos a héroe que perdió las 4 extremidades: ahora filman su película

Por Jesús de León – La Gran Época
10 de Abril de 2019 Actualizado: 11 de Abril de 2019

John Peck perdió las cuatro extremidades durante una explosión mientras prestaba servicios como soldado estadounidense en Afganistán cuando tenía 24 años. En 2016 fue operado y ahora su historia se convirtió en una película.

Peck perdió ambas piernas y parte de su brazo derecho cuando pisó un artefacto explosivo mientras servía en Afganistán en 2010. La explosión también dañó su brazo izquierdo, que finalmente fue amputado, además de provocarle quemaduras de tercer grado en el estómago, de acuerdo con ABC News.

El marine estadounidense estuvo dos meses en un estado de seminconsciencia por los efectos de los fuertes medicamentos que le suministraron y despertó en un hospital en su país.

En su vida, las cosas se derrumbaron. En ese momento terminó con su matrimonio de 18 meses. Tras esas malas experiencias cayó en una depresión e incluso pensó en suicidarse.

Durante meses, Peck siguió deprimido hasta que un día por la calle vio a un amputado triple con su esposa y su hija pequeña. Eso lo dio esperanzas de nuevo, no todo estaba perdido. “Si él pudo, yo también”, manifestó. Desde ese instante puso todas sus energías en la rehabilitación, regresó a terapia y aprendió a usar las prótesis.

Luego, ganó de nuevo confianza en sí mismo y volvió a enamorarse. Conoció a su actual esposa, Jessica Parker, y precisamente esa relación lo llevó a buscar alternativas para recuperar sus extremidades porque desde entonces su mayor deseo era sostener la mano de su prometida el día de su boda.

Después de una espera de 2 años se descubrió un donante y Peck se sometió a un trasplante bilateral de brazo.

Cirugía esperanzadora

El sargento John Peck se sometió en agosto de 2016 a una cirugía de 14 horas en el hospital Brigham and Women’s, en Boston. El procedimiento involucró a 60 médicos, enfermeros y personal médico.

Cuando abrió los ojos, tras la cirugía, lo primero que hizo fue tomar la mano de su prometida.

La primera vez que tomó la mano de su prometida Jessica Paker tras la operación, ni siquiera pudo sentirla, pero dijo que era lo más importante para él en el mundo. “Es sin dudas un regalo especial”, afirmó, y agregó que ahora puede sentir la presión cuando ella lo aprieta. “Tengo manos. Tengo manos. Lo logré”, fueron sus primeras palabras a su futura esposa cuando se despertó de la exitosa cirugía, según el Washington Post.

El largo procedimiento quirúrgico fue solo el comienzo del viaje de John, porque durante los meses que siguieron se enfrentó a una batalla para volver a aprender a usar los brazos de su donante y volver a entrenar su mente para interpretar las sensaciones, una cosa que su prótesis no podía proporcionar.

Peck tuvo que aprender nuevamente a vestirse sin ayuda, cepillarse los dientes y alimentarse por sí mismo.

Han pasado ya tres años desde su intervención quirúrgica, con un régimen de fisioterapia intensiva y con desafíos diarios y desafíos mayores como llegar a conducir un automóvil, y ha hecho un progreso excepcional. Sin embargo, además, se enfrenta a su mayor problema: el peligro de que su físico rechace sus nuevos brazos.

En agosto de 2018, durante un partido de béisbol hizo algo que años atrás le hubiera resultado imposible de hacer.

John Peck, lanzo la primera bola del partido, sentado en su silla de ruedas, y recibió una fuerte ovación de los aficionados.

“Gracias, Josh, por tu servicio y que Dios bendiga a América”, tuitearon los peloteros del Rockland Boulders.

“Él es mi héroe”

Peck y su esposa, Jessica, fueron al partido invitados por los Boulders, y por Barry Fixler, un veterano de la Infantería de Marina conocido por su servicio a otros miembros del veteranos. Según el marine Barry Fixler , el es su héroe.

“Es un héroe de guerra, es mi héroe y me gustaría compartirlo con 5.000 personas”, dijo Fixler durante una conversación reciente en su joyería Bardonia.

“Es un regalo, un soplo de aire fresco, sin quejas”, dijo Fixler sobre Peck. “Cuando hablo con él por teléfono, es solo un tipo más. …habla suave, va al grano. No hay rencor, ni sentimiento de pena”.

Fixler tiene una fundación que recauda dinero para los miembros del servicio que resultaron gravemente heridos en Irak o Afganistán, y así su contribución es como una forma de gratitud por su servicio y porque completó un viaje de dos años a Vietnam “sin un solo rasguño”.

La película

El canal 5 de Viacom de EE. UU. encargó al productor británico Barcroft Studios la realización de una película de una hora sobre Peck.

En ella el hombre que usa los brazos de otro hombre cuenta la historia de la insatisfacción que sintió Peck con su prótesis, cómo decidió recuperar su independencia y se dispuso a someterse a una cirugía innovadora.

“John es un hombre increíble que ha tenido que lidiar con un gran evento que cambió su vida mientras servía a su país. Sufrió heridas horribles, tuvo que someterse a una cirugía única y luego se embarcó en un largo camino hacia la recuperación. John nos dio la bienvenida a su mundo y nos proporcionó un acceso asombroso que nos permitió producir una película conmovedora e íntima. Es una persona verdaderamente inspiradora y fue un verdadero privilegio para nosotros contar su increíble historia”, dijo Peter Wyles de Barcroft Studios, según Deadline.

Continúan los progresos de la terapia

El exmarine sigue recibiendo terapia física en el centro médico militar nacional Walter Reed cerca de su casa, y en estos años hizo progresos sustanciales después de un período de espera para que sus nervios se reintegren. Es capaz de ducharse, vestirse, cocinar y conducir… “cosas que pensé que nunca haría”, según USA Today.

Últimamente ha estado trabajando en la manipulación de manos, tareas como agarrar un vaso lleno de agua, o quitar la tapa de una botella.

Un terapeuta le dijo que solo obtendría entre el 20 y el 30 por ciento de la funcionalidad de sus nuevas extremidades.

Pero esa respuesta es muy relativa: “La funcionalidad es cuestión de perspectiva”, dijo.

Peck se convirtió en el segundo veterano herido en recibir trasplantes de los dos brazos que les reemplazaron las prótesis.

********************************

Te puede interesar:

El secreto de una mujer alemana para una vida armoniosa y feliz

TE RECOMENDAMOS