Dos trastornos de la alimentación comunes en la actualidad: vigorexia y ortorexia

21 de Marzo de 2017 Actualizado: 21 de Marzo de 2017

A medida que cambia el comportamiento de las sociedades, también lo hacen sus hábitos alimentarios. En un mundo en el que se incrementan las conductas obsesivas relacionadas con el deporte y el consumo exclusivo de alimentos saludables, tanto la vigorexia como la ortorexia sobresalen en materia de desórdenes de la alimentación.

Ambas patologías ocasionan hábitos peligrosos para la salud, por lo que es fundamental estar informado.

En esta ocasión, SUAT comparte toda la información básica vinculada a estos desórdenes.

[insert page=’la-ortorexia-un-nuevo-desorden-alimenticio-a-veces-confundido-con-anorexia’ display=’template-relacionadas.php’]

Vigorexia

Se presenta como un trastorno psicológico y de la alimentación en el cual el deporte y la dieta son los puntos centrales. Las personas que padecen esta patología se hacen dependientes de la realización de ejercicio hasta el punto en que se convierte en una obsesión. Asimismo, se genera una distorsión en la percepción de la imagen y es más frecuente en los hombres excesivamente preocupados por su físico.

Este panorama se agrava aún más con el factor alimenticio: en el caso de no poder efectuar actividad física, entonces recurren a dietas extremas. Se trata de una realidad que suele registrarse en centros deportivos y gimnasios, e incluso también llega a implicar el consumo de sustancias perjudiciales para la salud -suplementos dietarios, anabólicos, vitaminas y esteroides, por ejemplo-.

Los individuos que padecen vigorexia se sienten muy delgados y esto les genera la sensación de que necesitan destinar extenuantes jornadas en el gimnasio para aumentar su masa muscular y en conjunto de la implementación de dietas inadecuadas.

Ortorexia

(Foto: fotostorm / Getty Images)
(Foto: fotostorm / Getty Images)

Es la obsesión por la comida sana. En la actualidad resulta cada vez más usual encontrar estos casos que conllevan consecuencias realmente peligrosas y que pueden derivar en el aislamiento social.

En el caso de estas personas, la comida es el centro de sus vidas y tienen una preocupación ilimitada por la calidad de lo que consumen; en este marco, adquieren especial relevancia los productos ecológicos libres de todo tipo de sustancias tóxicas. De esta manera, la dieta carece de nutrientes porque no conocen la forma de mantener un plan equilibrado y hasta se puede culminar en anorexia -otro desorden alimenticio que se caracteriza por el miedo a subir de peso, además de la aplicación de dietas y ejercicio excesivos-.

Por todo lo planteado en esta oportunidad, SUAT te recuerda que es fundamental consultar con un profesional si es que deseas realizar una dieta dirigida a la pérdida de peso o para mejorar tus hábitos alimenticios. Dos factores esenciales en el consumo de alimentos son el equilibrio y la variedad, por lo que se tiene que contar la asistencia de un especialista para dar respuesta a tus necesidades particulares.

Además, en SUAT encontrarás especialistas que podrán ayudarte. Más información aquí.

Lic. Magela Mallada
Nutricionista de SUAT

Artículo original aquí.

TE RECOMENDAMOS