Trump: Algunos ‘dreamers’ beneficiados con DACA “están lejos de ser ángeles”

Por Anastasia Gubin
12 de Noviembre de 2019 Actualizado: 12 de Noviembre de 2019

El presidente Donald Trump dijo hoy que muchos ‘dreamers’ o ‘soñadores’ beneficiados por DACA, el programa de Acción Diferida para la Llegada de Niños, que protege de la deportación a los inmigrantes menores indocumentados internados en Estados Unidos, muchos de ellos “ya no son muy jóvenes y están lejos de ser “ángeles”.

“Algunos son criminales muy duros y endurecidos”, dijo Trump en su cuenta de Twitter el 12 de noviembre.

DACA, es una política del expresidente Barack Obama, que se ha mantenido hasta ahora superando numerosas barreras legales. El Presidente la canceló en septiembre de 2017, e hizo el comentario de hoy mientras la Corte Suprema de la Nación se preparaba para escuchar los argumentos orales que determinarán la legalidad de esta medida.

Cuando Obama implementó DACA, pasó por alto al Congreso y dio permisos de trabajo, números de seguro social y beneficios federales a aproximadamente 800.000 inmigrantes ilegales. En 2017 ellos tendrían entre 15 y 36 años de edad, dijo Trump al anunciar la cancelación a través de la Casa Blanca. 

“Los destinatarios promedios de esta amnistía ejecutiva, conocida como DACA, tienen entre 20 y 30 años”, añadió.

El presidente advirtió además que el programa “ayudó a provocar una crisis humanitaria”, ya que generó “un aumento masivo de menores no acompañados de América Central, incluyendo, en algunos casos, a jóvenes que se convertirían en miembros de pandillas violentas en todo nuestro país, como MS-13”, dijo Trump.

Hoy el Presidente también recordó en su Twitter que “Obama dijo que no tenía derecho legal a firmar el proyecto (DACA), pero que lo haría de todos modos”, por lo cual pidió a la Corte Suprema que valide su cancelación.

“Si la Corte Suprema lo remedia con una anulación, se hará un trato con los Demócratas para que (los Soñadores) se queden”, concluyó el Presidente.

Activistas por los derechos de inmigración participan en una manifestación frente a la Corte Suprema de los Estados Unidos en Washington, DC, el 12 de noviembre de 2019. (Mandel Ngan / AFP a través de Getty Images)

Antes de firmar la orden ejecutiva para implementar el programa en 2012, Obama reconoció que carecía de la autoridad constitucional y legal. Según la Fundación Heritage, Obama declaró en 2010 que “no soy el rey. No puedo hacer estas cosas solo” mientras respondía a las demandas para implementar reformas de inmigración. Luego, en 2011, dijo, “[con] respecto a la idea de que puedo suspender las deportaciones por orden ejecutiva, ese no es el caso”.

Más tarde ese año, Obama dijo que no podía “pasar por alto el Congreso y cambiar la ley [de inmigración] yo mismo (…) Así no es como funciona una democracia”. Pero en 2012, lo hizo de todos modos por acción ejecutiva.

Cuando la administración Trump anunció el fin del programa dijo que rechazaría todas las solicitudes nuevas y tomaría las medidas apropiadas para eliminar gradualmente el programa, según los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS) (pdf).

El Fiscal General, Jeff Sessions, en una carta (pdf) al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) en ese momento explicó que “DACA fue efectuado por la administración anterior a través de una acción ejecutiva, sin la autoridad legal adecuada y sin una fecha de finalización establecida, después del rechazo reiterado del Congreso”.

El Procurador General Jeff Sessions anuncia el fin del programa de Acción Diferida por Llegadas de la Infancia (DACA) de la era de Obama, en Washington, D.C., el 5 de septiembre de 2017. (Alex Wong / Getty Images)

“Tal elusión abierta de las leyes de inmigración fue un ejercicio inconstitucional de autoridad por parte del Poder Ejecutivo”, escribió.

Sin embargo muchos se opusieron a la decisión de finalizar el programa. Múltiples tribunales federales dictaminaron en contra de la decisión de Trump de poner fin a DACA, y algunos jueces federales dictaminaron que Trump no podía finalizar el programa y ordenaron a USCIS que continuara aceptando y adjudicando las solicitudes de renovación de DACA.

Gente protestando por la finalización de la “Acción Diferida para los Llegados en la Infancia” (DACA, por sus siglas en inglés) fuera del edificio del Capitolio, Washington, el 6 de diciembre de 2017. (BRENDAN SMIALOWSKI/AFP/Getty Images)

El 28 de junio, la Corte Suprema decidió revisar la constitucionalidad de DACA, lo que fue visto como una victoria temporal para la administración Trump.

Hace dos meses, Trump manifestó que un proyecto de ley bipartidista que “beneficiaría a todos” será posible si la Corte Suprema falla a su favor.

“DACA irá ante la Corte Suprema (…)¡Tengan la seguridad de que si la Corte Suprema hace lo que todos dicen que debe, de acuerdo con la ley, se hará un acuerdo bipartidista en beneficio de todos!”, escribió Trump en Twitter.

Hoy el Presidente explica en su Twitter que cancelando DACA los Soñadores no quedarían abandonados y podrían quedarse.

Los beneficiarios de DACA han estado en un estado de limbo desde que las sentencias judiciales han bloqueado temporalmente la terminación del programa. Si la corte apoyara mantener a DACA, los Soñadores estarían sin un camino a la ciudadanía, explica Chris Kerr, director ejecutivo de Ignatian Solidarity Network, de acuerdo America Magazine. 

“Independientemente de lo que ocurra en la decisión de la Corte Suprema, la necesidad a largo plazo en este país es una reforma integral y compasiva”, señaló Kerr.

De la misma opinión es el Forum Nacional de Inmigración, que dice que la única solución permanente para los ‘Soñadores’ es un arreglo legislativo en el Congreso y hasta que no se resuelva estas personas estarían en “situación de riesgo”.

Informes de Jabita Kan colaboraron en esta noticia

***

A continuación

Casas escondidas: un fenómeno oculto en la frontera México-EE.UU.

TE RECOMENDAMOS