Trump busca que Xi Jinping se reúna con los manifestantes de Hong Kong y ponga fin a la crisis

Por Frank Fang - La Gran Época
15 de Agosto de 2019 Actualizado: 15 de Agosto de 2019

El presidente Donald Trump está buscando que líder chino Xi Jinping se reúna personalmente con los manifestantes de Hong Kong para poner fin a la crisis y a las protestas masivas.

“Conozco muy bien al Presidente Xi de China. Es un gran líder que cuenta con el respeto de su pueblo. También es un buen hombre en un ‘negocio difícil'”, escribió Trump en Twitter el 14 de agosto por la noche.

Y añadió: “Tengo CERO dudas de que si el Presidente Xi quiere resolver rápida y humanamente el problema de Hong Kong, puede hacerlo. ¿Reunión personal?”.

Temprano en la mañana del 15 de agosto, el presidente Trump volvió a escribir en Twitter: “Si el Presidente Xi se reuniera directa y personalmente con los manifestantes, el problema de Hong Kong tendría un final feliz e iluminado. ¡No tengo ninguna duda!”.

Manifestantes marchan en una calle durante una protesta contra un controvertido proyecto de ley de extradición en Hong Kong el 9 de junio de 2019. (Anthony Kwan/Getty Images)

La crisis de Hong Kong se centra en un proyecto de ley suspendido pero no retirado que permitiría a cualquier gobierno, incluyendo a China continental, solicitar la extradición de cualquier persona que pase por Hong Kong.

Los hongkoneses temen que el proyecto de ley amenace la independencia judicial de la ciudad, dejando a todos vulnerables a ser juzgados en los tribunales de China, que son conocidos por la ausencia de un estado de derecho.

Desde el 9 de junio, millones de hongkoneses han salido a las calles exigiendo que su gobierno local retire completamente el proyecto de ley.

Diez semanas después, lo que el gobierno de Hong Kong consideraba un simple instrumento legislativo se ha convertido en una crisis de liderazgo, con un aumento de la ira pública por el uso excesivo de la fuerza por parte de la policía para dispersar a las multitudes que protestan y que dicen que sus preocupaciones no han sido atendidas por el gobierno.

Más recientemente, el 11 de agosto, la policía antidisturbios local disparó balas de goma contra los manifestantes a corta distancia en contra del protocolo. También dispararon gas lacrimógeno dentro del área cerrada de una estación de metro, con el riesgo de efectos letales para los manifestantes.

ADVERTENCIA: algunos lectores pueden encontrar estas imágenes angustiantes

Mientras tanto, Beijing se ha puesto del lado del gobierno local mayoritario pro-PCCh encabezado por Carrie Lam, culpando a los manifestantes “radicales” de dañar la prosperidad de Hong Kong y el estado de derecho.

Más recientemente, el 12 de agosto, Beijing intensificó su retórica para calificar a las protestas de Hong Kong de “terrorismo emergente”. Algunos observadores, entre ellos Human Rights Watch, dijeron que ese lenguaje podría indicar que el Partido Comunista Chino está dispuesto a aplicar sus leyes antiterroristas y utilizar amplios poderes contra los manifestantes.

La ONG dijo en una declaración del 14 de agosto que el alegato de “terrorismo” de Beijing en Hong Kong es el mismo que se usó anteriormente para justificar el uso de medidas represivas, incluyendo las utilizadas en Xinjiang. En la declaración se instaba a la policía de Hong Kong a que dejara de hacer uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes.

También el 12 de agosto, el Global Times, un medio de comunicación estatal de línea dura, publicó un video en Twitter que muestra vehículos blindados de la policía china reunidos en Shenzhen, una ciudad fronteriza con Hong Kong. Dos días después, el Comando de Teatro del Este de China, una de las cinco divisiones regionales del ejército chino, publicó una amenaza velada en su cuenta de redes sociales de WeChat diciendo: “El Centro Deportivo de la Bahía de Shenzhen está a 56 kilómetros del aeropuerto de Hong Kong. Las tropas solo necesitan 10 minutos para llegar a la frontera de Hong Kong”.

Trump también tomó nota de la concentración de tropas en el sur de China. En un post en Twitter el 13 de agosto, escribió: “Nuestra Inteligencia nos ha informado que el gobierno chino está trasladando tropas a la frontera con Hong Kong”.

La compañía de tecnología Maxar, con sede en Colorado, publicó imágenes satelitales tomadas el 12 de agosto que muestran más de 500 vehículos militares chinos estacionados en un estadio deportivo en Shenzhen.

Llamado a la moderación

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (demócrata de California), se unió a Twitter el 14 de agosto para decir que los manifestantes cuentan con el apoyo tanto de demócratas como de republicanos en Estados Unidos.

“El creciente uso de la fuerza perpetrado contra los manifestantes de #HongKong es extremadamente alarmante. En el Congreso, los demócratas y republicanos siguen unidos al pueblo de Hong Kong para exigir su derecho a un futuro esperanzador, libre y democrático”, escribió.

Pelosi también twitteó el 13 de agosto, instando a Lam a reunirse con los líderes de la protesta.

El 14 de agosto, el senador Ron Johnson (republicano de Wisconsin) advirtió a Beijing de que no intervenga en Hong Kong.

“Los líderes mundiales deben estar dispuestos a condenar cualquier intrusión de China continental que viole el acuerdo de soberanía. Los líderes de Beijing deben entender que la intervención contra el pueblo de Hong Kong dañará la relación de China con Estados Unidos y otras naciones democráticas en los próximos años”, escribió Johnson en un comunicado de prensa.

“China debe actuar con moderación y permitir que los ciudadanos de Hong Kong resuelvan sus diferencias sin interferencias”, añadió.

La canciller alemana Angela Merkel pidió una solución pacífica en Hong Kong, mientras hablaba con periodistas en Berlín el 14 de agosto, según la emisora alemana Deutsche Welle. “Hay que hacer todo lo posible para prevenir la violencia y encontrar posibilidades de solución en el marco del diálogo”, comentó.

Trump dijo el 13 de agosto: “Espero que funcione para la libertad. Espero que funcione para todos, incluida China”.

En los próximos días se organizarán más protestas y concentraciones masivas en Hong Kong.

Civil Human Right Front, el principal grupo pro-democracia que ha organizado protestas masivas en los últimos meses, planeó una marcha en Central, el distrito financiero de la ciudad, para el 18 de agosto.

*****

Mira a continuación:

Los negocios son una guerra

TE RECOMENDAMOS