Trump comenta sobre presuntas ciudadanías a iraníes favorecidas por Obama

Por Petr Svab - La Gran Época
03 de Julio de 2018 Actualizado: 03 de Julio de 2018

El presidente Donald Trump recogió los comentarios de un prominente funcionario iraní, quien acusó a la administración de Barack Obama de endulzar su acuerdo nuclear con Irán otorgando la ciudadanía estadounidense a miles de iraníes, incluidos familiares de funcionarios.

“El solo hecho que la Administración Obama otorgara la ciudadanía, durante la terrible negociación del Tratado de Irán, a 2.500 iraníes, incluso a funcionarios del gobierno. ¿Qué tan grande (y malo) es eso?”, dijo Trump en un tweet de martes.

La reclamación la hizo recientemente la autoridad islámica Mojtaba Zolnour, presidente del comité nuclear parlamentario de Irán y miembro de su comité de seguridad nacional y asuntos exteriores

Cuando Obama estaba negociando el acuerdo con Irán, decidió ponerse del lado de ciertas personas. “Le concedió la ciudadanía a 2.500 iraníes y algunos funcionarios comenzaron una competencia sobre los niños que podrían ser parte de estos 2.500 iraníes”, dijo Zolnour en una entrevista con el periódico Etemad, publicada el 26 de junio. “Si hoy estos iraníes son deportados de Estados Unidos, quedará claro quién es cómplice y vende el interés nacional como si estuviera vendiendo caramelos a Estados Unidos”.

Zolnour, quien fue representante adjunto del Líder Supremo de la Guardia Revolucionaria durante las negociaciones del acuerdo con Irán, dijo que no sabía quiénes eran los funcionarios y si eran de la actual administración iraní del presidente Hassan Rouhani.

“Tal vez, también eran funcionarios no gubernamentales de la administración actual”, dijo. “Todavía no hemos recibido ninguna opinión de expertos y cualquier situación sobre estos funcionarios es posible. Estoy totalmente a favor de la transparencia y creo que debe anunciarse cuáles de los hijos de estos funcionarios viven en los Estados Unidos y son residentes o ciudadanos. Especialmente dado el hecho de que entre 30 y 40 de ellos están estudiando en el extranjero y el resto disfruta de la vida con el dinero de la gente [iraní]. Todo esto tiene que salir a la luz”.

El Departamento de Estado de EE. UU. no quiso hacer ningún comentario. “No vamos a comentar todas las declaraciones de un funcionario iraní”, dijo un vocero a Fox News. El Departamento de Seguridad Nacional también se negó a hacer comentarios.

Hace un mes, el periodista iraní de la Voz de América Ali Javanmardi comenzó una petición de Change.gov pidiéndole a Trump que deportara a niños de funcionarios iraníes.

“Nosotros, signatarios de esta petición, le pedimos amablemente que emita una orden para deportar a los hijos de los altos funcionarios de la República Islámica de Irán que han ingresado a Estados Unidos de diferentes maneras”, indica la descripción. “Los niños de aquellos que queman la bandera de Estados Unidos y salmodian lemas ‘Abajo Estados Unidos’ todos los días, no merecen vivir en Estados Unidos y disfrutar de la vida y la libertad en este país”.

La petición ha cosechado más de 115,000 firmas.

Javanmardi no respondió a consultas sobre su comentario.

Si bien Zolnour mencionó las ciudadanías, hubiera sido más probable que el gobierno de Obama le haya ofrecido  a los iraníes la residencia permanente (tarjetas verdes), que proporcionan un camino hacia la naturalización futura.

Más de 13.100 personas nacidas en Irán recibieron tarjetas de residencia en 2015 y otras casi 13.300 en 2016, según datos del Departamento de Seguridad Nacional. En 2015, más de 10.300 iraníes se convirtieron en ciudadanos naturalizados, y otros 9.500 en 2016.

El acuerdo con Irán fue negociado por la administración del ex presidente Barack Obama y estipuló el cese de muchas sanciones contra Irán a cambio de posponer su programa nuclear por 10 a 15 años y renunciar a la mayor parte de su uranio enriquecido.

El acuerdo fue promovido por Obama como “la mejor opción” para (temporalmente) evitar que Irán maneje armas nucleares. Más allá de eso, Obama retrató una imagen de un Irán que “se reincorpoba a la comunidad de naciones” al recibir alivio de sanciones.

Sin embargo, se ha informado que Irán tomó la dirección opuesta, anunciando un aumento del 150 por ciento en su presupuesto militar el año pasado, desarrollando misiles de largo alcance, drones armados y capacidades de guerra cibernética, mientras utilizaba USD 150 mil millones en activos en el exterior, que previamente se habían congelado debido a las sanciones.

Después de que el presidente Donald Trump se retiró del acuerdo el 8 de mayo y volvió a imponer sanciones a Irán, algunos legisladores iraníes respondieron quemando la bandera estadounidense y gritando “muerte a Estados Unidos”.

Irán ha insistido en que su programa nuclear no era para armas, pero el 30 de abril, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, presentó lo que dijo eran documentos iraníes, obtenidos en una audaz operación de inteligencia israelí, que demuestran que Irán había estado desarrollando armas nucleares antes de que el acuerdo de 2015 fuera firmado con Estados Unidos, China, Francia, Rusia, el Reino Unido, Alemania y la Unión Europea.

También se descubrió hasta qué punto Obama fue a complacer al régimen iraní.

Un informe del Senado acusó el mes pasado a la administración de Obama, por haber dado acceso a Irán en secreto, ilegalmente y sin éxito,  al sistema financiero estadounidense para ayudarlo a transferir USD 5,7 mil millones en activos de un banco Omani a Irán.

El gobierno de Obama también desbarató una campaña de aplicación de la ley de un año de duración contra la operación masiva internacional de tráfico de drogas del Hezbolá, “incluso cuando canalizaba cocaína hacia Estados Unidos”, según un detallado reporte del medio Politico, el año pasado.

Hezbollah es una organización terrorista con sede en el Líbano, que Irán utiliza como agente delegado en su lucha contra Israel. El régimen iraní ha prometido eliminar a Israel.

El Fiscal General Jeff Sessions ordenó en diciembre una revisión de cómo la investigación de la Administración Antidrogas fue manejada por funcionarios de la era Obama.

Estados Unidos enumera a Irán como un estado patrocinador del terrorismo y lo ha criticado durante mucho tiempo por financiar grupos terroristas como Hamas, Hezbollah y los Houthis.

TE RECOMENDAMOS