Trump comparecerá en corte de Miami por histórico caso federal

Por Janice Hisle
13 de Junio de 2023 10:14 AM Actualizado: 13 de Junio de 2023 11:46 AM

PALM BEACH, Florida. Se espera que el expresidente Donald Trump y un asistente personal comparezcan en un tribunal de Miami el martes para enfrentar cargos federales históricos.

Tanto Trump como Walt Nauta, un suboficial de la Marina de EE.UU. que había sido asignado como valet de Trump durante su presidencia, están acusados de conspirar para ocultar la supuesta retención y manejo ilegal de registros clasificados por parte de Trump.

Sus comparecencias están fijadas para las 3:00 p.m. en un tribunal federal de Miami. Se espera que se reúnan multitudes de medios de comunicación y manifestantes -tanto a favor como en contra de Trump-, al igual que lo hicieron para su acusación por cargos de registros comerciales estatales hace dos meses en Nueva York.

Trump se declaró inocente en ese caso y también se espera que niegue los cargos en Florida. La jueza Aileen Cannon, nombrada por Trump, presidirá el tribunal.

La lectura de cargos de Trump en Miami se produce un día antes de su cumpleaños número 77.

Debido a su edad, Trump podría morir en prisión si es declarado culpable de uno solo de los 37 cargos presentados en su contra, advirtió el experto legal Jonathan Turley.

Cada cargo conlleva una pena máxima de 10 o 20 años de prisión.

La acusación de Miami (pdf) se reveló el 8 de junio, un día después de que Trump anunciara que sus abogados habían sido informados al respecto.

Las dos acusaciones separadas -las primeras que convierten a un expresidente de EE.UU. en un acusado penal- han atraído la atención mundial y han agitado el debate político estadounidense hasta el punto álgido, mientras que el actual presidente Joe Biden también sigue siendo investigado.

El abogado especial Robert Hur está investigando la posesión por parte de Biden de documentos gubernamentales confidenciales de su época como vicepresidente, así como de su tiempo en el Senado. El Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, liderado por los republicanos, también está investigando un presunto soborno de USD 5 millones pagado a Biden mientras se desempeñaba como vicepresidente.

El expresidente Donald Trump sale de su casa de Bedminster en Nueva Jersey, el 12 de junio de 2023. (Reuters/Captura de pantalla vía NTD)

¿Más fuerte o más débil?

A pesar de haber sido dos veces procesado y dos veces acusado, Trump ha declarado continuamente su determinación de ganar las elecciones de 2024 y “hacer que Estados Unidos vuelva a ser grande”, su eslogan de campaña repetido con frecuencia desde 2015.

En apariciones públicas en las convenciones del Partido Republicano en Georgia y Carolina del Norte durante el fin de semana, Trump catalogó las últimas acusaciones como una prueba más de que es objeto de procesamientos políticos y de un sistema de justicia estadounidense “instrumentalizado”.

Trump es el favorito actual para convertirse en el candidato presidencial del Partido Republicano a las elecciones de 2024.

Algunos dicen que las acusaciones han fortalecido a Trump políticamente debido a la reacción violenta ante los continuos ataques contra él.

Otros dicen que sus enemigos políticos calcularon la medida para obstaculizar su candidatura presidencial, y les interesa que los votantes puedan alejarse de un candidato tan asediado.

Sin embargo, los detractores de Trump afirman que él mismo ha provocado la controversia -y estas acusaciones- con sus propias acciones, y que los estadounidenses deberían preocuparse por su capacidad para dirigir la nación.

Una multitud aplaude y canta

El 12 de junio, horas antes de la comparecencia programada de Trump ante el tribunal, un coro de 1000 personas en el condado de Palm Beach, cerca de la casa de Trump en Florida, le cantó “feliz cumpleaños” a Trump.

El Club 47 USA confía en que Trump ganará las elecciones de 2024 y se convertirá en el presidente número 47 de la nación.

Ante un auditorio repleto en el aeropuerto Hilton Palm Beach, el estratega político Dick Morris relató una conversación reciente que mantuvo con Trump. Dijo que el expresidente declaró: “Voy a luchar hasta el final”. Pero Morris dijo que replicó: “¡No, señor, usted luchará hasta el principio de su segundo mandato!”. El público aplaudió con fuerza.

Luego, Morris sugirió que Trump, conocido por inventar apodos burlones, debería referirse al presidente demócrata como “Joe Bribin'”, debido al escándalo de sobornos que se está gestando.

Morris defendió a Trump diciendo que no hubo intención criminal y que no hubo daño a la seguridad nacional como resultado del manejo de los registros por parte de Trump.

Morris presentó a Kari Lake como oradora principal y dijo que le gustaría verla postularse para el Senado de EE.UU. o como compañera de fórmula para la vicepresidencia de Trump.

Lake, quien también habló en nombre de Trump en Georgia durante el fin de semana, dijo: “Están tratando de derribar a Trump porque saben que los ha atrapado en los crímenes más atroces de la historia”.

Muchos de los asistentes dijeron que se dirigían a Miami para la comparecencia de Trump ante el tribunal, y Lake dijo que se uniría a ellos en su muestra de apoyo a Trump.

“Si no puedes asistir, te animo a decir una oración”, dijo.

Animó a todos a defender lo que es correcto. “No pueden arrestarnos a todos”, dijo Lake.

Comparecencia en Nueva Jersey

Durante los procedimientos en Miami, los equipos de noticias tienen prohibido tomar fotografías o filmar videos. Pero Trump tiene previsto dar comentarios posteriores a la comparecencia ante el tribunal a las 8:15 p.m. ET en el Trump National Golf Club, en Bedminster, Nueva Jersey.

Ese es el sitio donde, según la acusación, Trump reveló indebidamente información clasificada a personas que no tenían autorización de seguridad. Dos de esos incidentes ocurrieron en el verano de 2021, varios meses después de que dejara la Casa Blanca.

Una de las supuestas revelaciones ocurrió durante una reunión grabada en audio con “un escritor, un editor y dos miembros de su personal”, dice la acusación.

Durante esa conversación, Trump afirmó que “podría haber desclasificado” el documento como presidente, pero dijo: “Ahora no puedo”, según la acusación.

Supuestamente, Trump también hizo una revelación a un miembro de su comité de acción política durante una conversación en Bedminster.

El expresidente hizo que se transportaran “decenas de cajas”, que contenían “cientos de documentos clasificados”, al Mar-a-Lago Club, en Palm Beach, Florida, donde Trump vive y recibe a miles de invitados al año. Algunos de los registros también se trasladaron a Bedminster.

Trump estuvo “personalmente involucrado” en el proceso de trasladar los documentos, dice la acusación. Su coacusado, Nauta, supuestamente ayudó a asegurarse de que algunos de los registros se movieran mientras se realizaba una investigación.

Documentos en ubicaciones extrañas

En ocasiones, las cajas llenas de los registros se almacenaron en “un salón de baile, un baño y una ducha, un espacio de oficina, su dormitorio y una sala de almacenamiento” en Mar-a-Lago, dice la acusación.

Las fotografías y transcripciones de mensajes de texto entre empleados de Trump no identificados se incorporan a la acusación para respaldar las acusaciones.

La acusación también hace referencia a las comunicaciones “memorizadas” por un abogado de Trump, incluidas declaraciones como “No quiero que nadie mire mis cajas” y “¿No sería mejor si les dijéramos que no tenemos ¿Algo aquí?

En un discurso en Georgia el 10 de junio, Trump señaló que una fotografía también muestra que las cajas estaban en una acera frente a la Casa Blanca, listas para ser transportadas a Mar-a-Lago.

Dijo que esto prueba que no hubo ningún intento de escabullirse con registros que se suponía que no debía tener. También dice que, como presidente, tenía la potestad de declarar desclasificados los expedientes.

Documentos incautados durante la redada del 8 de agosto por parte del FBI en la propiedad Mar-a-Lago del expresidente Donald Trump, en Palm Beach, Florida, en una foto publicada el 30 de agosto de 2022. (FBI vía The Epoch Times)

La acusación de Miami se produce más de un año después de que el FBI comenzara a investigar a Trump por su manejo de documentos clasificados.

Trump ha declarado en repetidas ocasiones que los agentes del Servicio Secreto lo vigilan, como lo hacen con todos los expresidentes estadounidenses. Pero la acusación dice que el Servicio Secreto no es responsable de proteger los documentos.

Además, “Trump no informó al Servicio Secreto que estaba almacenando cajas que contenían documentos clasificados en el Mar-a-Lago Club”.

La información de seguridad nacional es propiedad del gobierno de EE.UU., afirma la acusación, y agrega que, según una orden ejecutiva de 2009, “después de su presidencia, Trump no estaba autorizado a poseer o retener documentos clasificados”.

Sin embargo, un exabogado de Trump ha declarado que a los presidentes anteriores se les ha permitido pasar hasta dos años revisando los registros en busca de material personal versus material del gobierno.

Además, los Archivos Nacionales normalmente alquilan espacio para que los presidentes salientes almacenen sus registros durante el proceso de eliminación. Pero ese proceso no sucedió después de la presidencia de Trump.

Vídeo de vigilancia

En enero de 2022, el personal de Trump entregó 15 cajas de registros a los Archivos Nacionales después de meses de idas y venidas entre esa agencia y los representantes de Trump.

Tres meses después, el FBI abrió una investigación.

La situación se intensificó en mayo de 2022 cuando se emitió una citación para los registros; al mes siguiente, un abogado de Trump aseguró a los funcionarios que todos los registros clasificados habían sido entregados a los Archivos Nacionales.

En julio de 2022, “el FBI y el gran jurado obtuvieron y revisaron un video de vigilancia” de Mar-a-Lago, que mostraba el movimiento de cajas durante los dos meses anteriores, dice la acusación.

Aparentemente, el propósito de mover los documentos era ocultárselos a un abogado anónimo de Trump que tenía la tarea de certificar que todos los registros clasificados se entregaron a los Archivos Nacionales, según la acusación.

La acusación no dice cómo se obtuvieron los videos de vigilancia. La acusación implica, pero no establece directamente, que los videos llevaron al FBI a buscar una orden judicial para la búsqueda de Mar-a-Lago el 8 de agosto de 2022.

El FBI confiscó 102 documentos con marcas de clasificación en esa fecha, dice la acusación. Los registros se encontraron en la oficina de Trump y en una sala de almacenamiento.

El Club Mar-a-Lago, hogar del expresidente Donald Trump, en Palm Beach, Florida, el 3 de abril de 2023. (Giorgio Viera/AFP vía Getty Images)

En total, la acusación alega 38 cargos; Trump es nombrado como acusado en 37 de ellos.

Treinta y un cargos acusan a Trump de “retención deliberada de información de la Defensa Nacional”. Cada cargo se relaciona con un documento específico.

Otros dos cargos acusan por separado a Nauta y a Trump de “declaraciones y afirmaciones falsas”.

Los cinco cargos restantes nombran tanto a Trump como a Nauta.

Están acusados de conspiración para obstruir la justicia, retención de un documento o registro, ocultamiento corrupto de un documento o registro, ocultación de un documento en una investigación federal y un “plan para ocultar” información buscada durante una investigación.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.