Trump confía en que México “hará un gran esfuerzo” para cumplir el nuevo acuerdo de inmigración

Por Janita Kan - La Gran Época
08 de Junio de 2019 Actualizado: 08 de Junio de 2019

El presidente Donald Trump se mantiene optimista sobre el nuevo acuerdo de inmigración pactado entre los Estados Unidos y México el 7 de junio, y dice que cree que México “hará un gran esfuerzo” para hacer cumplir el acuerdo que podría retener el flujo de inmigrantes ilegales que llegan a Estados Unidos.

“¡México se esforzará mucho, y si lo hacen, este será un acuerdo muy exitoso tanto para Estados Unidos como para México!”, dijo Trump el 8 de junio.

Trump advirtió el 30 de mayo que impondría un arancel del 5 por ciento a todos los bienes que vienen de México si el país no tomaba medidas para hacer frente a la afluencia de inmigración ilegal en la frontera de EE.UU. y México. Posteriormente, México envió una delegación, encabezada por el Secretario de Relaciones Exteriores de México a Washington para buscar “un acuerdo en beneficio de las dos naciones”.

Después de tres días de negociaciones, los Estados Unidos y México llegaron a un acuerdo que vería una implementación ampliada de los Protocolos de Protección al Migrante (MPP, por sus siglas en inglés), comúnmente conocida como la política de “Permanecer en México” y una mayor seguridad en la frontera sur. La aplicación de las tarifas contra México fue posteriormente suspendida indefinidamente.

“Me complace informarles que los Estados Unidos de América ha logrado un acuerdo firmado con México”, escribió Trump en Twitter el 7 de junio.

“México, a su vez, acordó tomar medidas enérgicas para detener la marea de la migración a través de México y hacia nuestra frontera sur”, continuó. “Esto se está haciendo para reducir o eliminar en gran medida la inmigración ilegal que viene de México hacia los Estados Unidos”.

En el acuerdo, denominado como la “Declaración conjunta de Estados Unidos y México”, México prometió “tomar medidas sin precedentes para aumentar la aplicación de la ley para frenar la migración irregular”, incluido el despliegue de su Guardia Nacional. El país también trabajará para desmantelar las “organizaciones de tráfico y trata de personas, así como sus redes financieras y de transporte ilícitas”.

Además, México trabajará con los Estados Unidos para expandir el MPP a través de toda la frontera sur. El MPP, que se promulgó el 24 de enero, obliga a los solicitantes de asilo que viajan al norte a los Estados Unidos a esperar en México mientras se procesan sus solicitudes.

El MPP se probó por primera vez en el cruce fronterizo de San Ysidro entre San Diego y Tijuana, México, pero hasta ahora se ha expandido a los puntos de entrada en Calexico, California y El Paso, Texas.

A cambio, el gobierno de Trump dijo que estaban comprometidos a trabajar para acelerar el procesamiento de las solicitudes de asilo y finalizar los procedimientos de remoción lo más rápido posible.

El presidente expresó su gratitud hacia el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y otros representantes en un tweet separado el 8 de junio.

“Me gustaría agradecer al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y a su ministro de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, junto con todos los muchos representantes de los Estados Unidos y México, por trabajar tanto y tan duro para lograr completar nuestro acuerdo sobre la inmigración”, dijo.

Mientras tanto, en otro tuit, Trump dijo que México comenzó a comprar grandes cantidades de productos agrícolas a los agricultores de los Estados Unidos, pero no está claro si este compromiso forma parte del acuerdo del 7 de junio.

“¡MÉXICO HA ACORDADO EN COMPRAR DE INMEDIATO GRANDES CANTIDADES DE PRODUCTOS AGRÍCOLAS DE NUESTROS GRANDES AGRICULTORES DE PATRIOTAS!”, escribió.

En sus dos años en el cargo, Trump priorizó el tema de la detención de la inmigración ilegal. Las cifras de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) mostraron máximos históricos en la detención de extranjeros ilegales en la frontera sur. Los agentes fronterizos de EE.UU. detuvieron a más de 132.000 personas que cruzaban desde México en mayo, el nivel más alto desde 2006.

Además, durante los primeros siete meses del año fiscal 2019, 531.711 extranjeros ilegales han cruzado la frontera hacia los Estados Unidos, según los datos de CBP.

Los funcionarios fronterizos han advertido repetidamente que el sistema de inmigración en la frontera está abrumado y han pedido una acción inmediata del Congreso.

En una declaración oficial de la Casa Blanca después de su anuncio del arancel del 5 por ciento en México, Trump explicó que la medida era necesaria porque la actitud pasiva de México hacia el tema de la inmigración ilegal era vista como una “enorme y urgente amenaza para la seguridad nacional y la economía de los Estados Unidos”.

“México tiene leyes de inmigración muy fuertes y podría detener fácilmente el flujo ilegal de migrantes, incluso devolviéndolos a sus países de origen. Además, México podría detener rápida y fácilmente a los extranjeros ilegales que llegan a través de su frontera sur con Guatemala”, dijo Trump en su declaración.

Más tarde, en la declaración, el presidente dijo: “México ha permitido que esta situación se prolongue durante muchos años, haciendo que empeore con el paso del tiempo”.

“Desde un punto de vista de seguridad, seguridad nacional, militar, económico y humanitario, no podemos permitir que este grave desastre continúe”, agregó.

“México debe intensificar y ayudar a resolver este problema. Damos la bienvenida a las personas que vienen legalmente a los Estados Unidos, pero no podemos permitir que se rompan nuestras leyes y que se violen nuestras fronteras. Durante años, México no nos ha tratado de manera justa, pero ahora estamos afirmando nuestros derechos como una nación soberana”.

El secretario del Departamento de Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, dijo a Reuters el 8 de junio que el gobierno de Trump creía que el acuerdo “solucionaría el problema de inmigración”.

También advirtió que Trump conservaba la autoridad para imponer tarifas si México no aplicaba el nuevo acuerdo.

Mimi Nguyen-Ly y Reuters contribuyeron a este informe.

***

Las caravanas son una invasión a EE.UU. y a México

TE RECOMENDAMOS