Trump conmuta la sentencia del exasesor Roger Stone

Por Mimi Nguyen Ly
10 de Julio de 2020
Actualizado: 11 de Julio de 2020

El presidente Donald Trump ha conmutado la sentencia de Roger Stone, confirmó la Casa Blanca el viernes por la noche.

“Roger Stone ya ha sufrido mucho”, se lee en la declaración de la Casa Blanca que anuncia una Concesión Ejecutiva de Clemencia para Stone. “Fue tratado de manera muy injusta, al igual que muchos otros en este caso. ¡Roger Stone es ahora un hombre libre!”

La decisión de Trump de conmutar la sentencia de Stone se produce “a la luz de los hechos y circunstancias atroces que rodean su enjuiciamiento, arresto y juicio injustos”, agrega el comunicado.

Stone, exasesor político de Trump, tenía que presentarse en prisión el 14 de julio en una prisión federal en Jesup, Georgia. El 7 de julio Stone presentó una solicitud de emergencia solicitando a un tribunal de apelaciones que le permitiera entregarse a la custodia de la Oficina de Prisiones el 3 de septiembre, pero a última hora del viernes, el tribunal rechazó la solicitud de Stone para el retraso de presentarse a prisión.

Stone fue sentenciado el 20 de febrero a tres años y cuatro meses de prisión, habiendo sido condenado en noviembre de 2019 por los siete cargos que se le imputaron, en relación con una investigación sobre la interferencia de Rusia en las elecciones de 2016. Los cargos incluyeron obstrucción, manipulación de testigos y declaraciones falsas al Congreso.

Si bien una conmutación no eliminaría las condenas por delitos graves como lo hace un perdón, protegería a Stone de cumplir la pena de prisión.

Antes de las últimas condenas, el hombre de 67 años nunca había sido condenado por otro delito.

El fiscal general William Barr dijo el 8 de julio que pensaba que la sentencia de Stone era apropiada.

“Creo que la acusación fue justa y creo que la sentencia que el juez finalmente dio fue justa”, dijo Barr a ABC News en una entrevista.

Stone había dicho previamente por redes sociales que estaba decidido a buscar todas las opciones en el sistema legal para que “el pueblo estadounidense vea todas las afirmaciones falsas en el fallo más reciente [del juez] y quiero que el presidente sepa que, en buena fe, he agotado todos mis recursos legales y que solo un acto de clemencia por parte de la Presidencia [sic] proporcionará justicia en mi caso”.

Stone se encuentra entre varios asociados de Trump que enfrentaron cargos como resultado de la investigación del exasesor especial Robert Mueller sobre la presunta interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016.

“Víctima del engaño sobre Rusia”: Casa Blanca

La Casa Blanca dijo en su declaración que Stone fue “una víctima del engaño sobre Rusia” que había sido perpetuado durante años por “la izquierda y sus aliados en los medios” en un esfuerzo por socavar la presidencia de Trump.

Según la Casa Blanca, la Campaña Trump o la administración Trump nunca coludieron con Rusia, pero el “engaño de colusión generó investigaciones interminables y absurdas” que buscaban “evidencia que no existía”.

“Como quedó claro que estas cacerías de brujas nunca darían frutos, la Oficina del Asesor Especial recurrió a cargos basados ​​en procesos dirigidos a personas de alto perfil en un intento de fabricar la falsa impresión de criminalidad que acecha debajo de la superficie”, continuó la Casa Blanca en la declaración. “Estos cargos fueron producto de la imprudencia de la frustración y la malicia”.

Como tal, los mismos fiscales de la Investigación Mueller atacaron a Stone, dijo la Casa Blanca. Debido a que no existe evidencia de colusión con Rusia, los fiscales “no pudieron acusarlo de ningún delito relacionado con la colusión. En cambio, lo acusaron por su conducta durante su investigación”, agrega.

“La simple realidad es que si el Asesor Especial no hubiera llevado a cabo una investigación absolutamente infundada, el Sr. Stone no enfrentaría tiempo en prisión”.

El entonces abogado especial Mueller se hizo cargo de la investigación del FBI en mayo de 2017 sobre las acusaciones de interferencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos. El informe de Mueller en 2019 declaró que, si bien Rusia intentó interferir en las elecciones, no había evidencia para establecer que ni Trump ni ningún ciudadano de los EE.UU. conspiraron deliberadamente con Rusia antes de las elecciones.

La Casa Blanca en su declaración también planteó “serias preguntas” con respecto al jurado en el caso de Stone, señalando cómo una mujer que se identificó como la presidenta del jurado había “ocultado el hecho de que ella es miembro de la llamada ‘resistencia’ liberal a la presidencia de Trump”.

A principios de este año, los medios descubrieron que la mujer, Tomeka Hart, había posteado previamente publicaciones críticas sobre Trump en redes sociales, y defendió a cuatro fiscales que se retiraron del caso tras la decisión del Departamento de Justicia de revisar la recomendación de la sentencia.

Stone apeló a las siete condenas y buscó un nuevo juicio a principios de este año.

“Él mantiene su inocencia y ha declarado que espera ser completamente exonerado por el sistema de justicia”, dijo la Casa Blanca. “El Sr. Stone, como todo estadounidense, merece un juicio justo y toda oportunidad de reivindicarse ante los tribunales. El Presidente no desea interferir con sus esfuerzos para hacerlo”.

Janita Kan contribuyó a este informe.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación

Manipulando a Estados Unidos: La estrategia del comunismo chino

TE RECOMENDAMOS