Trump convocó al ingeniero de Google que dijo que la compañía tenía “parcialidad” contra él

Por Zachary Stieber
08 de Agosto de 2019 Actualizado: 08 de Agosto de 2019

Donald Trump citó a un exingeniero de Google que afirmó que la compañía estaba intentando evitar que el Presidente fuera reelegido.

“Sundar Pichai de Google estuvo en la Oficina Oval trabajando muy duro para explicar lo mucho que le gusto, el gran trabajo que la Administración está haciendo, que Google no estaba involucrado con el Ejército chino, que no ayudó a la desviada Hillary más que a mí en las elecciones de 2016, y que no están planeando subvertir ilegalmente las elecciones de 2020 a pesar de todo lo que se ha dicho en contrario”, escribió Trump en Twitter el 5 de agosto.

“Todo sonaba bien hasta que vi a Kevin Cernekee, un ingeniero de Google, diciendo cosas terribles sobre lo que hicieron en 2016 y que quieren ‘asegurarse de que Trump pierda en 2020′”, añadió.

El lunes por la noche Trump compartió imágenes de vídeo de Peter Schweizer, presidente del Instituto de Responsabilidad del Gobierno, en su aparición en Fox News para hablar con Lou Dobbs, y le dijo a sus seguidores, “¡Mira lo que Google está tramando para las elecciones de 2020!”.

“Lou Dobbs declaró que esto es un fraude al público americano. @peterschweizer declaró que con certeza suprimieron las historias negativas sobre Hillary Clinton e impulsaron las historias negativas sobre Donald Ttump [sic]. Todo muy ilegal. ¡Estamos observando a Google muy de cerca!”, dijo Trump el martes al referirse a las imágenes.

El ingeniero al que se refirió Trump, Kevin Cernekee, también apareció recientemente en Fox.

“Se pueden ver sesgos en todos los niveles de la organización”, dijo Cernekee al presentador, Tucker Carlson. “Una cosa que he notado es que el mero manejo de asuntos rutinarios está plagado de sesgos, como que reciben un reporte, un correo electrónico de un reportero liberal quejándose de algo y ellos se abalanzan sobre ello y arreglan el asunto muy, muy rápidamente”.

El director ejecutivo de Google, Sundar Pichai, testifica ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes en el edificio de oficinas Rayburn House en Washington el 11 de diciembre de 2018. (Alex Wong/Getty Images)

“Hicieron todas las excusas del libro para evitar bajar algo que hacía quedar mal a Donald Trump. Y vi una serie de otros incidentes como este”, añadió. “Pensaron que Trump debería haber perdido en 2016. Realmente quieren que Trump pierda en 2020. Ese es su plan”.

Cernekee dijo en un post del medio Human Events que se dio cuenta, después de unirse a Google, que muchos de sus empleados estaban activos en la política y que la empresa alentó la actividad.

Además manifestó que se dio cuenta durante el ciclo electoral de 2016, ante una búsqueda en Imágenes de Google del nombre del libro del presidente Trump, “Crippled America”, aparecían imágenes del libro de Adolf Hitler “Mein Kampf”. Trató de arreglar el problema, agregó, pero le tomó nueve meses.

Google ha tenido problemas con las filtraciones internas que parecen mostrar parcialidad en la empresa. Un vídeo filtrado mostró a Pichai, CEO de Google, y a otros líderes de la compañía lamentando la pérdida de Clinton en 2016 y discutiendo cómo la elección del presidente Donald Trump “entra en conflicto con muchos” de los valores de la compañía.

Una mujer y su hijo juegan con un cartel de Google en la Conferencia Mundial de Inteligencia Artificial (WAIC) en Shanghai el 26 de septiembre de 2018. (Johannes Eisele/AFP/Getty Images)

Chats filtrados a finales del año pasado mostraban a empleados de Google debatiendo sobre la degradación de los medios de comunicación conservadores en sus resultados de búsqueda, un tema que Trump ha planteado abiertamente y que las pruebas indican que es un problema. Incluso un correo electrónico interno mostró recientemente a un empleado etiquetando a los comentaristas conservadores, incluyendo a Ben Shapiro, como “nazis”.

Documentos filtrados recientemente mostraron que Google estaba imponiendo furtivamente su agenda política a sus usuarios. Pese a la cadena de filtraciones, Google ha tratado de decir que es neutral.

Los legisladores se han estado centrado cada vez más en Google y en otras grandes empresas de tecnología, y han discutido sobre qué acciones tomar para combatir el sesgo y otras cuestiones, como la remoción de plataformas.

***

A continuación

¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?

TE RECOMENDAMOS