Trump dice que Arizona es un “modelo” para reducir casos de COVID-19 evitando un “cierre castigo”

Por Mimi Nguyen Ly
06 de Agosto de 2020
Actualizado: 06 de Agosto de 2020

El presidente Donald Trump elogió el miércoles a Arizona como un “modelo” para el país en el manejo del virus del PCCh, mientras evitaban el cierre prolongado, el cual calificó de “castigo”.

“Arizona ha sido capaz de proteger a las poblaciones de alto riesgo y poner rápidamente su brote bajo control sin la necesidad de imponer medidas excesivamente punitivas”, dijo Trump a los periodistas en la conferencia de prensa en la Casa Blanca. El presidente llamó a Arizona “un modelo para la aplicación de un enfoque con base en la ciencia para disminuir los casos y las hospitalizaciones”, sin imponer un “cierre de castigo”.

“Arizona tiene un récord y un récord del cual estar realmente orgulloso. Ha reducido el número de nuevos casos diarios en más de un 75 por ciento, ha reducido la tasa de positividad a la mitad y ha reducido las visitas a urgencias en dos tercios, todo esto mientras mantenía la economía funcionado y funcionado realmente bien”, Trump dijo a los reporteros.

El estado experimentó un fuerte incremento en los casos del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), también conocido como nuevo coronavirus, a finales de mayo.

El número de casos diarios confirmados se encuentra ahora en una trayectoria descendente después de alcanzar su nivel máximo cerca de finales de junio y principios de julio, de acuerdo con el Departamento de Salud de Arizona. Arizona tiene ahora más de 182,200 casos confirmados del virus del PCCh y 3932 muertes registradas hasta el jueves por la mañana.

En una reunión con el gobernador de Arizona Doug Ducey en la Casa Blanca más temprano, la Dra. Deborah Birx, coordinadora del Grupo de Trabajo sobre Coronavirus de la Casa Blanca, dijo que Arizona ha puesto un ejemplo que cómo lograr que la tasa de reproducción del virus del PCCh sea inferior a 1, lo cual significa que el brote esta disminuyendo. La tasa de replicación es el número de nuevas infecciones generadas por cada caso.

El presidente Donald Trump hace comentarios mientras se reúne con el gobernador de Arizona Doug Ducey en la Oficina Oval de Washington el 5 de agosto de 2020. (Doug Mills/The New York Times vía Getty Images)
La Dra. Deborah Birx, coordinadora de respuesta al coronavirus de la Casa Blanca (izquierda) y la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Kayleigh McEnany (derecha), observan cómo el presidente Donald Trump se reúne con el gobernador de Arizona, Doug Ducey, en el Despacho Oval de la Casa Blanca, el 5 de agosto de 2020. (Doug Mills/The New York Times vía Getty Images)

“Ahora hemos demostrado que se puede mantener el estado abierto y las tiendas abiertas si se realizan estas cinco piezas de sentido común. Y ha creado una caja fuerte: salvó los hospitales y salvó a muchos residentes de Arizona”, dijo Birx.

Ducey le dijo a Trump que Arizona ha implementado un número de pasos de mitigación como alentar el uso de mascarillas, la distancia social, la higiene personal y permanecer en casa si uno se siente enfermo.

“Tenemos mascarillas en más del 90 por ciento de nuestros estados en este momento (…) Y tomamos algunas medidas adicionales”, dijo Ducey. “Estábamos en la triste pero responsable posición de dispersar a las grandes multitudes. Pero en cuanto presentamos estos pasos, vimos mejoras cada semana, semana tras semana, durante 4 semanas”.

La administración está buscando acciones similares a las de Arizona en otros estados. Los miembros del Grupo de Trabajo sobre Coronavirus de la Casa Blanca han visitado más de 15 estados para alentar a un curso de acción similar, incluyendo Tennessee, Kentucky, Virginia, Indiana y Ohio.

El presidente Donald Trump se reúne con el gobernador de Arizona Doug Ducey en el Despacho Oval de la Casa Blanca en Washington, DC, el 5 de agosto de 2020. (ANDREW HARNIK/POOL/AFP vía Getty Images)

 

El gobierno federal ha proporcionado a Arizona amplia ayuda y recursos en sus esfuerzos por frenar la propagación de COVID-19, dijo Trump. Tales esfuerzos incluyen la provisión de casi 70,000 dosis del medicamento antiviral remdesivir—suficiente para tratar a más de 11,000 pacientes—y el despliegue de más de 1000 activos de la guardia nacional y personal médico a Arizona.

Trump señaló en la conferencia de prensa que el objetivo de los estados es “proteger a los más vulnerables, aumentar las tasas de recuperación (…) y evitar la saturación de los hospitales, a la vez que se evita el tipo de cierres estrictos que infligiría un sufrimiento sustancial en esta fase de la batalla”.

Señaló que en su nivel máximo, Arizona todavía tenía el 15 por ciento de las camas disponibles en todo el estado, con cerca del 20 por ciento de todas las camas ocupadas asignadas a pacientes con el virus del PCCh. El estado continuó permitiendo que se realizaran otras operaciones, incluyendo cirugías electivas.

“Hoy en día, solo el 6 por ciento de las hospitalizaciones actuales en el estado están relacionadas con el virus de China”, dijo Trump.

Un cartel advierte contra el COVID-19 cerca de Tuba City, Arizona, el 24 de mayo de 2020. (Mark Ralston/AFP/Getty Images)

Añadió que “Arizona también ha demostrado su éxito en la protección de la población afroamericana del estado. Solo el 5 por ciento de los pacientes hospitalizados eran afroamericanos, y los afroamericanos representan solo el 2 por ciento de todas las muertes por el virus”.

Trump también dijo que la administración ha apoyado a la Nación Navajo con sistemas de pruebas rápidas y ha proporcionado fondos de ayuda a los gobiernos tribales de Arizona. Ducey señaló que los recursos proporcionados a la Nación Navajo y a las naciones tribales superan los 1100 millones de dólares.

El presidente reconoció los posibles efectos negativos que un cierre masivo prolongado tiene en la sociedad.

“Cualquier análisis adecuado de las medidas de control de la infección debe tener en cuenta los daños a corto y largo plazo para la salud pública, incluyendo las muertes causadas por un cierre extenso”, dijo. “Cuando cierras, suceden muchas cosas, desde suicidios hasta depresión, pasando por la bebida, problemas de alcohol, problemas de drogas y problemas con los matrimonios. Tienes a la gente confinada en su casa, en su apartamento durante un largo período de tiempo, también causas muchos problemas con eso”.

Trump dijo que los cierres prolongados “imponen una amplia gama de graves amenazas a la salud pública, incluyendo niveles más altos de suicidio, sobredosis de drogas y otros daños significativos a la salud, como resultado de la depresión de la que hablamos”.

“El aislamiento social, las dificultades económicas, ha sido muy duro para la gente que está en una posición de cierre por mucho tiempo. Realmente ha sido una situación muy dura y perjudicial para muchas personas”, añadió. “El hecho de que estos daños no se midan diariamente aquí o en el extranjero los convierte en una amenaza muy seria porque la gente no sabe exactamente lo que son y lo malo que son, pero creo que son muy malos”.

The Associated Press contribuyó a este informe.

Siga a Mimi en Twitter: @MimiNguyenLy


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


A continuación
Prensa china promete “combate mortal” tecnológico a EE. UU.

TE RECOMENDAMOS