Trump exige investigar el rol de la Administración Obama en el espionaje de su campaña

Por Ivan Pentchoukov
22 de Mayo de 2018 Actualizado: 22 de Mayo de 2018

El presidente Donald Trump exigió el domingo que el Departamento de Justicia (DOJ) investigue si su campaña fue infiltrada y vigilada con fines políticos, y si alguien en la administración Obama ordenó que esto se haga.

“Por la presente exijo, y lo haré oficialmente mañana, que el Departamento de Justicia analice si FBI / DOJ se infiltró o vigiló la Campaña Trump con fines políticos, y si tales demandas o solicitudes fueron hechas por personas dentro de la ¡Administración Obama!”. escribió Trump en su Twitter.

La declaración del Presidente se produce después que funcionarios anónimos del gobierno filtraran la identidad de un espía del FBI infiltrado en la campaña de Trump en 2016. Trump también sugirió el sábado que usará sus poderes ejecutivos para romper el impasse entre el Departamento de Justicia y el Congreso, en documentos relacionados con la Investigación de Rusia.

“Si el FBI o el Departameto de Justicia (DOJ) se estaban infiltrando en una campaña en beneficio de otra campaña, eso es realmente un gran problema”, escribió Trump en Twitter. “Solo la publicación o revisión de los documentos que el Comité de Inteligencia de la Cámara (también el Poder Judicial del Senado) están solicitando, puede dar las respuestas definitivas. ¡Drena el Pantano!”

El Departamento de Justicia retuvo el nombre del espía y otros documentos solicitados por los republicanos en el Congreso, pero filtró la identidad y seleccionó detalles para proporcionarlos a The Washington Post y The New York Times.

El presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Devin Nunes, amenazó con declarar en desacato al Vicefiscal General Rod Rosenstein y comenzar un juicio político para obtener los documentos en cuestión. Nunes niega que su solicitud se refiera a un individuo específico.

Al menos un espía se reunió con los miembros menores de la campaña de Trump, Carter Page y George Papadopoulos, dijeron funcionarios del gobierno( anónimos) a New York Times. The Washington Post reportó que el mismo espía había proporcionado información a la investigación del abogado especial Robert Mueller, que comenzó en mayo del año pasado. Mueller se hizo cargo de la investigación de contrainteligencia del FBI -que de acuerdo con las filtraciones anónimas del FBI- comenzó el 31 de julio de 2016.

El Departamento de Justicia argumentó que la identidad del espía es tan sensible que revelarla pondría en peligro su vida. No está claro qué ha cambiado sobre el estado del espía desde la advertencia y las filtraciones a los medios.

Aunque la identidad del espía solo sería oficialmente confirmada si el Departamento de Justicia publica su nombre, The Daily Caller’s Chuck Ross informó el sábado que los detalles filtrados al Times y al Post “coinciden perfectamente” con su reporte de marzo sobre Stefan Halper, un profesor de Cambridge enlazado con la CIA y el MI6 (Servicio Secreto del Reino Unido).

Halper se contactó con Page, Papadopoulos y otro asesor, Sam Clovis, durante la campaña de 2016. Halper conoció a Page por primera vez a mediados de julio de 2016 y la pareja se mantuvo en contacto durante los siguientes 14 meses. Halper y Clovis tomaron café el 31 de agosto o el 1 de septiembre.

La relación de Halper con Papadopoulos comenzó con un correo electrónico no solicitado el 2 de septiembre de 2016, con una oferta al asesor de la campaña Trump a Londres para discutir la redacción de un documento de política sobre problemas energéticos en Turquía, Israel y Chipre. Halper ofreció a Papadopoulos USD 3000 por el trabajo.

Durante una de sus reuniones, Halper le preguntó a Papadopoulos si sabía algo sobre los correos electrónicos pirateados por los rusos del servidor del  Comité Nacional Democrático (DNC). Papadopoulos negó cualquier conocimiento, según fuentes de Daily Caller.

La asistente de Halper, Azra Turk, también habló sobre los rusos y los correos electrónicos cuando tomaba unas copas con Papadopoulos y coqueteaba con él en exceso.

Turk cerró recientemente su cuenta de teléfono, y Halper no ha respondido a las solicitudes de comentarios del Daily Caller.

Papadopoulos a su vez se declaró culpable de mentir al FBI sobre sus contactos con otro profesor, Joseph Mifsud.

En abril de 2016, Mifsud le dijo a Papadopoulos que sabía que el gobierno ruso tenía acceso a los correos electrónicos de Clinton. Dos semanas después, se informó que Papadopoulos mencionó el robo de correos electrónicos de Clinton durante una alegre conversación con un alto diplomático australiano.

El FBI ahora afirma, según filtraciones anónimas a New York Times, que esta conversación con el diplomático australiano fue la razón del inicio de la investigación en curso (de dos años) sobre la presunta colusión de la campaña Trump con Rusia.

La investigación no ha producido ninguna evidencia de colusión.

TE RECOMENDAMOS