Trump explica por qué se unió a la “Marcha por la vida”: “La libertad religiosa está bajo asedio”

Por Janita Kan
25 de Enero de 2020 Actualizado: 25 de Enero de 2020

El presidente Donald Trump explicó por qué decidió unirse a una manifestación pro-vida en Washington, diciendo que sentía que era el momento y porque “la libertad religiosa está bajo asedio”.

“La libertad religiosa está bajo asedio. Si miras todo alrededor de lo que la gente representa, eso está bajo asedio”, dijo Trump a Raymond Arroyo de Fox News durante una entrevista en la Marcha por la Vida el viernes. El presidente agregó que sentía que su aparición sería buena porque “establecería un buen tono”.

“Sentí que era un buen momento para hacerlo”, dijo, y agregó que el evento ha reunido a muchas personas.

Trump dio un discurso de 13 minutos en la manifestación en apoyo al movimiento pro-vida y la comunidad religiosa, así mismo se convirtió en el primer presidente en asistir al evento en persona.

Los presidentes Ronald Reagan, en 1987, y George W. Bush, en 2008, se dirigieron por teléfono a la manifestación de la Marcha por la Vida. Trump pronunció un discurso por satélite desde el Rose Garden de la Casa Blanca en 2018 y envió a los asistentes un mensaje de video en 2019. Esta vez, sin embargo, fue la primera vez que un presidente habló en persona.

La Marcha por la Vida comenzó en 1974 en el primer aniversario de Roe vs. Wade, una decisión de la Corte Suprema que legalizó el acceso al aborto. Uno de los objetivos de la marcha fue de reunirse hasta que la decisión fuese revocada.

Durante su discurso, Trump promocionó las medidas que su administración había tomado para proteger la vida de los niños no nacidos, incluida la reinstauración de la Política de la Ciudad de México, que bloquea la ayuda extranjera a las organizaciones no gubernamentales que realizan o promueven el aborto como una forma de planificación familiar, y emiten una reinterpretación de las reglas de financiación del Título X.

“Desde el primer día en el cargo, tomé una acción histórica para apoyar a las familias de Estados Unidos y proteger a los no nacidos”, dijo. “Durante mi primera semana en el cargo, restablecí y amplié la Política de la Ciudad de México, y emitimos una regla histórica pro vida para regular el uso de los fondos del contribuyente del Título X”.

En febrero del año pasado, el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) emitió una regla que “prohíbe el uso de fondos del Título X para realizar, promover, recomendar o apoyar el aborto como método de planificación familiar”, declaró el departamento en un comunicado. La regla también requiere “una clara separación financiera y física entre las actividades del Título X y las actividades que no pertenecen al Título X”.

Como resultado, Planned Parenthood, el proveedor de abortos más grande del país, declaró que ya no sacará fondos del Título X, renunciando a un estimado de USD 60 millones en fondos anuales para contribuyentes.

También dijo que su administración estaba tomando medidas para proteger la libertad religiosa, algo que describió como “importante”.

“La libertad religiosa ha sido atacada en todo el mundo y, francamente, muy fuertemente atacada en nuestra nación. Lo ves mejor que nadie. Pero lo estamos deteniendo, y estamos cuidando de médicos, enfermeras, maestros y grupos como las Hermanitas de los Pobres. Estamos preservando la adopción basada en la fe”, dijo.

Por ejemplo, en mayo de 2019, el HHS introdujo una regla de conciencia que protegía a los profesionales médicos y las entidades de atención médica de ser discriminados si se negaban a cubrir o realizar servicios médicos como el aborto, la esterilización o el suicidio asistido por motivos religiosos o morales. La regla se implementó como parte del voto de Trump de proteger los derechos fundamentales de conciencia y libertad religiosa.

La administración Trump ha apoyado repetidamente la vida de los niños no nacidos. El 21 de enero, Trump firmó una proclamación en el Día Nacional de la Santidad de la Vida Humana 2020 para reafirmar el compromiso de la administración de proteger “el precioso regalo de la vida en cada etapa, desde la concepción hasta la muerte natural”.

Trump dijo en su proclamación que el número y la tasa de abortos han disminuido en los últimos años en todo el país, pero que aún queda mucho trabajo por hacer.

“Seguiré luchando para proteger la vida de los no nacidos”, dijo. “Como nación, debemos permanecer firmemente dedicados a la profunda verdad de que toda la vida es un regalo de Dios, que otorga a cada persona un valor y un potencial inconmensurables”.

Petr Svab contribuyó a este informe.

¿Sabía?

Google estaría intentando evitar la reelección de Trump

TE RECOMENDAMOS