Trump firma proyecto de ley de defensa que establece una fuerza espacial y aborda la amenaza de China

Por Emel Akan
21 de Diciembre de 2019
Actualizado: 21 de Diciembre de 2019

MARYLAND—El presidente Donald Trump firmó el 20 de diciembre un proyecto de ley de defensa de 738 mil millones de dólares, llamándolo “la mayor inversión de la historia” en las fuerzas armadas de los Estados Unidos.

El proyecto de ley autoriza la creación de una Fuerza Espacial y la primera licencia familiar pagada para empleados federales. También aborda una amplia gama de posibles amenazas de China.

Trump firmó la Ley de Autorización de la Defensa Nacional (NDAA) durante una ceremonia en la Base Conjunta Andrews antes de volar a Mar-a-Lago en la Florida, donde se espera que pase sus vacaciones de Navidad.

“La firma hoy de la NDAA 2020 es un acontecimiento decisivo en el verdadero sentido de la palabra”, dijo Trump.

La legislación establece a la Fuerza Espacial como una sexta rama del ejército, una de las principales prioridades de Trump para el Pentágono.

“Con mi firma hoy serán testigo del nacimiento de la Fuerza Espacial”, dijo Trump, calificándolo de “un gran momento”.

“En medio de las graves amenazas a nuestra seguridad nacional, la superioridad de Estados Unidos en el espacio es absolutamente vital”, agregó.

El Congreso aprobó el NDAA con un fuerte apoyo bipartidista. El proyecto de ley fue aprobado por la Cámara de Representantes el 11 de diciembre por 377 votos contra 48. Y el 17 de diciembre, el Senado votó 86-8 para aprobar la legislación y enviarla al despacho de Trump.

El NDAA establece el presupuesto, los gastos y las políticas del Pentágono para el año fiscal 2020, desde el 1 de octubre de 2019 hasta el 30 de septiembre de 2020.

El proyecto de ley prioriza la modernización de las fuerzas armadas y la expansión de su fuerza de trabajo. Proporciona 22,000 millones de dólares más a las fuerzas armadas en 2020 en comparación con el año pasado, además de otros 5,300 millones de dólares para la reconstrucción que siga a diversos desastres.

También concede 12 semanas de licencia parental remunerada a los 2.1 millones de empleados del gobierno federal. La provisión costará 3,300 millones de dólares durante el periodo que transcurre de 2021 a 2024, según los cálculos de la Oficina de Presupuesto del Congreso. La legislación también prevé un aumento salarial del 3.1 por ciento tanto para los miembros de las fuerzas armadas como para los empleados civiles federales.

“Este será el mayor aumento de sueldo en más de 10 años”, dijo Trump.

El proyecto de ley aborda la amenaza de China

China se menciona más de 200 veces en el informe de la conferencia del NDAA, el producto de un compromiso negociado entre la Cámara y el Senado a través de una comisión.

La legislación contiene una serie de disposiciones que tienen por objeto hacer frente a las amenazas de Beijing, entre ellas la exigencia de informes sobre las ambiciones de China en el extranjero y sus relaciones militares con Rusia.

También hay disposiciones que prohíben que el dinero federal se utilice para comprar vagones de tren o autobuses a empresas de propiedad china o con sede en China.

Durante meses ha habido un impulso bipartidista para combatir las amenazas a la seguridad nacional que plantean los vehículos de transporte público fabricados en China. Dos empresas chinas —el fabricante estatal de vagones ferroviarios China Railway Rolling Stock Corporation y el fabricante chino de autobuses eléctricos y de baterías BYD— probablemente se verán afectadas por esta medida.

El NDAA también incluye un texto que prohíbe al ejército estadounidense “celebrar o renovar un contrato” para la compra de aviones teledirigidos chinos por temor a que los productos se utilicen para espiar.

El proyecto de ley de defensa también aborda la crisis de opiáceos del país. El NDAA contiene disposiciones sobre las amenazas que plantea el fentanilo originario de China que impondrían “sanciones económicas y otras sanciones financieras a los traficantes extranjeros de opiáceos ilícitos”.

El proyecto de ley también contiene un lenguaje que llama a Beijing a “seguir adelante con la plena aplicación” de las nuevas regulaciones efectivas el 1 de mayo, y a reforzar el control sobre todos los análogos del fentanilo.

El proyecto de ley también se centra en la competencia estratégica con Rusia.

La legislación incluye sanciones severas contra el nuevo gasoducto de Rusia hacia Europa. Requiere la imposición de sanciones tanto a individuos como a empresas que apoyen la construcción del gasoducto de gas natural Nord Stream 2 de Rusia. El proyecto de ley también pide que se impongan sanciones a Turquía por la compra del sistema de defensa de misiles S-400 de Rusia.

Siga a Emel en Twitter: @mlakan

Descubre

El impeachment no ayudará a encubrir el mayor escándalo político de EE.UU. | #Spygate

TE RECOMENDAMOS