Trump firma una orden ejecutiva con el fin de mejorar la atención médica

12 de Octubre de 2017 Actualizado: 12 de Octubre de 2017

El presidente estadounidense Donald Trump firmó el jueves una orden ejecutiva dirigida a reducir los costos de atención médica y brindar a millones de estadounidenses más opciones de seguros de salud.

El decreto ejecutivo amplía el acceso de las pequeñas empresas a los planes de salud de la Asociación, dándoles un mayor poder adquisitivo y una posición más fuerte en las negociaciones con las compañías de seguros.

Las asociaciones entre pequeñas empresas pueden formarse a través de las fronteras estatales.

“Al facilitar potencialmente que los empleadores se asocien, los trabajadores podrían tener acceso a una gama más amplia de opciones de seguro a tasas más bajas en el mercado de grupos grandes”, pronunció la Casa Blanca en una declaración.

La orden ejecutiva también pide a los Departamentos del Tesoro, Trabajo y Salud y Servicios Humanos que consideren la posibilidad de ampliar la cobertura a través de un seguro de bajo costo y corta duración (STLDI, por sus siglas en inglés).

Este tipo de seguro no está sujeto a la Ley de Cuidados Asequibles (ACA por sus siglas en inglés), lo que permite precios más bajos.

Según la Casa Blanca, los planes son en promedio sólo 1/3 del costo del precio más bajo de los planes de Obamacare.

“A pesar de su bajo costo, STLDI normalmente ofrece amplias redes de proveedores y altos límites de cobertura”, declaró la Casa Blanca.

Otra forma en que la orden ejecutiva apunta a reducir los costos de atención médica es cambiando los Acuerdos de Reembolso de Salud (HRA por sus siglas en inglés) actuales, permitiendo a los empleadores reembolsar a los empleados por sus gastos de atención médica libre de impuestos.

La expansión de los HRA proporcionaría una mayor flexibilidad a los empleados sobre cómo financiar sus necesidades de atención médica.

En la firma de la orden ejecutiva, Trump describió a Obamacare como una “pesadilla”, y señaló que la orden de hoy es sólo el comienzo.

Desde que se implementó el proyecto de ley de ACA, las opciones de atención médica disminuyeron drásticamente en todo el país, mientras que los precios aumentaron significativamente. El año pasado, los estados de todo el país experimentaron un aumento promedio del 25 por ciento en las primas de salud. En Arizona el aumento fue de hasta 116%.

El Vicepresidente Mike Pence describió la orden ejecutiva como “un paso crítico para reducir el costo de salud para los estadounidenses que trabajan”.

“Cada día que Obamacare sobrevive es otro día que el pueblo estadounidense sufre”, manifestó Pence, alegando que bajo la orden ejecutiva los estadounidenses tendrán “más opciones de atención médica asequible”.

La acción ejecutiva de Trump llega después de que el Congreso no aprobara una nueva ley de salud. Un proyecto de ley presentado por los republicanos en el Senado que pretendía revocar y reemplazar al ACA fracasó en el Senado en julio después de que tres senadores republicanos votaran en contra.

Una votación sobre un proyecto de ley independiente presentado por los senadores Lindsey Graham (R-SC), y el senador Bill Cassidy (R-LA), fue retirada en septiembre después de que quedara claro que los republicanos del Senado no pudieron obtener suficientes votos.

Trump expresó el miércoles que todavía habrá una votación posterior sobre las denominadas subvenciones en bloque que formaron parte esencial del proyecto de ley Graham-Cassidy. Debido a que todos los demócratas del Senado indicaron que votarán en contra del proyecto de ley, los republicanos están utilizando el proceso de reconciliación para aprobar el proyecto.

Según el procedimiento legislativo, un proyecto de ley puede ser aprobado por mayoría simple, con 51 votos en el Senado, en lugar de los 60 normalmente requeridos. El próximo período de reconciliación no será hasta el año que viene.

Trump resaltó que en los próximos meses habrá más “alivio” y más “libertad” para los estadounidenses.

TE RECOMENDAMOS