Trump golpea a China con aranceles y restricciones de inversión

Las medidas punitivas incluyen aranceles anuales de 60 mil millones de dólares para las importaciones chinas, dijo Trump.
Por Emel Akan-La Gran Época
22 de Marzo de 2018 Actualizado: 22 de Marzo de 2018

WASHINGTON-El presidente Donald Trump está tomando medidas contra China por sus prácticas desleales de comercio durante décadas que costaron miles de millones de dólares a la economía de EE. UU.

Trump firmó un Memorando presidencial el jueves, en el que ordena al Representante de Comercio (USTR) y al Departamento del Tesoro de EE. UU., tomar medidas en base a las conclusiones de la investigación 301 sobre las políticas comerciales de China.

“Hemos hablado con China y estamos en medio de una gran negociación. Veremos a dónde nos lleva. Pero mientras tanto estamos enviando una acción de la Sección 301”, dijo Trump antes de firmar el memorando.

Trump ordenó al USTR que publique una propuesta de lista de productos y los aumentos de tarifas dentro de los 15 días siguientes a la firma del memorando. También se dirigió al Secretario del Tesoro para que identifique los tipos de restricciones a la inversión que se impondrán a las compañías chinas que inviertan en Estados Unidos.

Los nuevos aranceles sobre las importaciones chinas podrían ser de alrededor de 60 mil millones de dólares anuales, dijo Trump.

El valor de los aranceles se ha calculado sobre la base de las “ganancias que los chinos han recibido a través de sus prácticas comerciales”, dijo un alto funcionario de la Casa Blanca.

Las tarifas no se impondrán inmediatamente. Las industrias de Estados Unidos tendrán la oportunidad de emitir sus comentarios acerca de las tarifas propuestas. Su contribución será tenida en cuenta antes de que se fijen las tarifas definitivas, dijo.

Las restricciones a la inversión china en Estados Unidos irán más allá del mandato del Comité de Inversión Extranjera en Estados Unidos (CFIUS), que es un comité interinstitucional que revisa las implicaciones de seguridad nacional de las inversiones extranjeras en el país.

El memorando ordena al “Secretario del Tesoro, que en un plazo de 60 días proponga una acción del poder ejecutivo más allá de están integradas dentro de CFIUS, para abordar las preocupaciones sobre las adquisiciones o inversiones desleales en Estados Unidos, por parte de China o facilitadas por China, en las industrias o tecnologías que tengan importancia estratégica para Estados Unidos “, dijo Everett Eissenstat, subdirector del Consejo Económico Nacional en una llamada.

“El informe [USTR] por sí mismo demuestra claramente la existencia de prácticas desleales por parte de China, en particular en lo que se refiere a sus esfuerzos por adquirir tecnología estadounidense, y para favorecer a las empresas chinas en comparación con las empresas estadounidenses”, dijo.

En agosto del año pasado Trump firmó un memorando para abordar las prácticas comerciales de China con respecto al robo y la transferencia forzada de propiedad intelectual estadounidense. El memorando ordenó al Representante Comercial, Robert Lighthizer, examinar las prácticas comerciales de China.

Como resultado de esta investigación la administración Trump decidió ahora tomar una postura más dura respecto a las políticas proteccionistas del régimen chino.

Políticas comerciales chinas y robo de propiedad intelectual

Durante décadas las políticas proteccionistas y de distorsión del comercio del régimen chino han debilitado la competitividad de las empresas estadounidenses.

Según el informe de la Comisión de Propiedad Intelectual de la Oficina Nacional de Investigación de Asia, el costo anual del robo de propiedad intelectual en la economía de EE. UU. podría ascender a 600 mil millones de dólares.

China es el principal infractor de la propiedad intelectual en el mundo, y es responsable de entre el 50 y el 80 por ciento de todos los costos por el robo de propiedad intelectual, según estimaciones de la Comisión de Propiedad Intelectual.

China usa muchas tácticas para robar información, entre ellas forzar a las compañías extranjeras a asociarse con empresas nacionales, y a que entreguen sus tecnologías y su know how para poder acceder al mercado chino. También se les pide a las compañías relocalizar su producción en el país, y también sus actividades de investigación y desarrollo (I+D), y almacenamiento de datos.

China también ha obtenido acceso ilegal a las redes informáticas de las empresas estadounidenses y, a menudo ha robado su información comercial, según la Casa Blanca.

Un informe anterior de La Gran Época, reveló cómo el régimen chino está robando la propiedad intelectual de las empresas y universidades estadounidenses, y vendiendo luego, a los propios Estados Unidos y a precios muy reducidos, los productos fabricados con las innovaciones robadas.

Acción unilateral

El gobierno de EE. UU. podría haber recurrido a las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para abordar este tema. Sin embargo, ha elegido aplicar una acción unilateral invocando la Sección 301 de la Ley de Comercio de Estados Unidos de 1974, para autorizar a su representante comercial a comenzar una investigación acerca del robo de propiedad intelectual por parte de China.

“La Casa Blanca está frustrada por la lentitud de la OMC”, dijo Scott Kennedy, subdirector del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, en una entrevista el año pasado.

Por lo tanto, el gobierno estadounidense está recurriendo a medidas unilaterales para acelerar el proceso y obtener resultados a tiempo, que sean beneficiosos para la industria estadounidense, dijo.

La administración de Trump piensa que otros países, principalmente Japón y la Unión Europea, apoyarán los esfuerzos de Estados Unidos para enfrentar la agresión económica china.

“Sospechamos que habrá otros que consideren que esta acción es buena para liderar y demostrar que podemos tomar medidas para impulsar el cambio necesario en la economía mundial”, dijo el alto funcionario de la Casa Blanca.

“Estamos haciendo cosas para este país que deberían haberse hecho hace muchos años. Hemos tenido este abuso por parte de muchos otros países y grupos de países que se unieron para aprovecharse de Estados Unidos “, dijo Trump.

“Probablemente sea una de las razones por las que fui elegido, tal vez una de las principales razones, pero no vamos a dejar que eso suceda”.

TE RECOMENDAMOS