Trump insta a países de la ONU a detener la persecución religiosa

Por Emel Akan
23 de Septiembre de 2019
Actualizado: 23 de Septiembre de 2019

NUEVA YORK—El presidente Donald Trump pidió a los países que pongan fin a la persecución religiosa en todo el mundo, instando a los gobiernos que liberen a los presos de conciencia y que revoquen las leyes que restringen la religión y las creencias.

Los líderes mundiales se han reunido en Nueva York esta semana para la 74ª sesión de la Asamblea General de la ONU (AGNU). Trump comenzó sus reuniones organizando el evento “Llamado Global para Proteger la Libertad Religiosa” el 23 de septiembre en la sede de las Naciones Unidas.

En su discurso de apertura, el presidente Trump dijo que fue el primer líder en iniciar una discusión sobre la libertad religiosa y la persecución en las reuniones de alto nivel de la AGNU. Añadió que esta reunión se había retrasado por muchos años.

“Me sorprendió cuando me dieron la estadística de que sería el primero. Eso es muy triste en muchos sentidos”, dijo.

“Hoy, con una voz clara, los Estados Unidos de América exhortan a las naciones del mundo a que pongan fin a la persecución religiosa”.

Trump instó a los gobiernos de todo el mundo a dejar de perseguir a sus ciudadanos, liberar a los presos de conciencia, eliminar las leyes que restringen la religión y proteger a las personas oprimidas.

“Nuestros Fundadores entendieron que ningún derecho es más fundamental para una sociedad pacífica, próspera y virtuosa que el derecho a seguir las convicciones religiosas”, dijo.

Trump señaló que la libertad religiosa que disfrutaban los estadounidenses era rara en el mundo, y agregó que el 80 por ciento de la población mundial vive en países donde la libertad religiosa es amenazada o prohibida.

“Cuando escuché ese número, dije que por favor regresaran y verificaran porque posiblemente no era correcto. Y lamentablemente fue, 80 por ciento”, dijo.

También dijo que Estados Unidos apoya a los creyentes en todos los países y que proteger la libertad religiosa era una de sus principales prioridades.

Durante sus comentarios, el presidente promocionó sus esfuerzos de negociación para liberar al pastor evangélico estadounidense Andrew Brunson, quien estuvo preso en Turquía durante dos años.

“La administración pasada ha estado tratando de sacar a Andrew por mucho tiempo. No creo que lo hayan intentado lo suficiente, desafortunadamente “, dijo.

En su discurso, Trump condenó tanto la persecución patrocinada por el estado como los ataques terroristas contra objetivos religiosos en los Estados Unidos y en todo el mundo.

“También instamos a todas las naciones a aumentar el enjuiciamiento y el castigo de los crímenes contra las comunidades religiosas”, dijo Trump.

También anunció que Estados Unidos formaría una coalición de empresas estadounidenses para la protección de la libertad religiosa.

“Esta es la primera vez que se hace esto. Esta iniciativa alentará al sector privado a proteger a las personas de todas las religiones en el lugar de trabajo”, dijo.

“Partido Comunista en China ’

Hablando en el evento, el vicepresidente Mike Pence señaló países donde la persecución contra personas de fe es la más severa, como Irán, Irak, China, Nicaragua y Venezuela.

“El régimen en Irán persigue brutalmente a cristianos, sunitas, bahai y judíos”, dijo.

“El Partido Comunista en China arrestó a pastores cristianos, prohibió la venta de Biblias, demolió iglesias y encarceló a más de un millón de uigures en la población musulmana”, agregó.

La administración Trump ha estado presionando por una mayor tolerancia de las diferentes religiones por parte de los gobiernos de todo el mundo.

Para abordar la persecución religiosa, el Departamento de Estado de los EE.UU. inició la primera Conferencia Ministerial para Promover la Libertad Religiosa en Washington el año pasado. Más de 1000 líderes de la sociedad civil y religiosos, y más de 100 delegaciones extranjeras fueron invitadas a la segunda Conferencia Ministerial en julio, en lo que se ha llamado el mayor evento de libertad religiosa en el mundo.

En julio, Trump también se reunió con 27 sobrevivientes de persecución religiosa de 17 países en la Oficina Oval de la Casa Blanca. Una practicante de la disciplina espiritual Falun Dafa, también conocida como Falun Gong, que fue torturada en China por su fe estuvo entre los sobrevivientes que se reunieron con Trump.

Falun Dafa, una práctica tradicional de meditación china, ha sido brutalmente perseguida por el régimen comunista chino durante 20 años. En cualquier momento, cientos de miles de adherentes están detenidos en prisiones, campos de trabajo forzado y centros de lavado de cerebro, donde muchos han sido torturados en un esfuerzo por obligarlos a renunciar a su fe, estima el Centro de Información de Falun Dafa.

“Borra a sus propios ciudadanos”

Además del “Llamado global” abordado por Trump, la libertad religiosa ha encabezado la agenda de la administración Trump en la Asamblea General de las Naciones Unidas de este año de otras maneras.

El 22 de septiembre, el secretario de Estado de los Estados Unidos, Mike Pompeo, sostuvo una reunión con los ministros de Relaciones Exteriores de cinco países de Asia Central. Después de su reunión, Pompeo pidió a otros países que resistan las demandas de China de repatriar a los uigures a la región noroeste de Xinjiang.

“Quiero dejar en claro que la campaña represiva de China en Xinjiang no se trata de terrorismo. Se trata del intento de China de borrar a sus propios ciudadanos”, dijo a los periodistas.

El subsecretario de Estado de los Estados Unidos, John Sullivan, organizará otro evento el 24 de septiembre en la sede de la ONU sobre la “crisis de derechos humanos en Xinjiang”.

¿Sabías?

Después de 20 años, muchos aún no saben que millones de personas inocentes son perseguidas por un régimen malvado

TE RECOMENDAMOS